Mascarillas caseras para cabello delgado y quebradizo

¿Tienes el cabello muy delgado y se quiebra con facilidad? No te preocupes, estas mascarillas naturales que te traemos el día de hoy te ayudarán a tener una melena saludable

El cabello delgado es definitivamente un problema, pero tiene solución. Muchas veces el que el cabello sea de esta manera lo vuelve quebradizo y puede que tenga un pobre aspecto por falta de cuidados y nutrientes. Otras veces tu cabello es simplemente muy delgado y para evitar dar la impresión de que te estás quedando calva, puedes echar mano de estas mascarillas para cabello delgado y quebradizo.

Lo primero que debes hacer es fortalecer tu cabello, esto porque si quieres dar la impresión de mayor volumen en tu cabello, debes cuidar todos los cabellos que puedas y evitar que se caigan.

Mascarillas caseras para cabello delgado y quebradizo

Mascarilla de leche de coco

Una de las mejores maneras de fortalecer el cabello es con leche de coco el cual hace importante aporte de nutrientes que terminará volviendo más fuerte a tu cabello.

De igual manera, la leche de coco aporta una significativa cantidad de nutrientes que el cuerpo aprovecha para estimular el crecimiento del cabello y el que todas las fibras de cabello estén creciendo más y más es lo que finalmente logrará que tu cabello se vea muy poquito a verse abundante y con volumen.

Ingredientes

  • Media taza de leche de coco
  • Tres cucharaditas de aceite de oliva

Preparación y uso

Lo primero que deberás hacer es combinar el aceite y la leche de coco. Una vez bien mezclados, aplica primero en tu cuero cabelludo masajeando muy bien con los dedos y luego comienza a aplicar en tu cabello desde las raíces a las puntas. Finalmente recoge tu cabello y colócalo dentro de un gorro de baño, dejando actuar la mascarilla durante unos 15 minutos.

Tras hacer esto, enjuaga normalmente con champú y acondicionador. Si el cabello queda muy grasoso, usa agua tibia para lavar el cabello.

Mascarilla de aceite de ricino

Los masajes con aceite de ricino son excelentes tratamientos para lograr un cabello más abundante, grueso y libre de problemas de caída y sequedad. Sus ácidos grasos esenciales y aminoácidos nutren los folículos y aumentan el crecimiento sin causar reacciones indeseadas.

¿Cómo utilizarlo?

Calienta una pequeña cantidad de aceite de ricino y frótalo por todo el cuero cabelludo. En caso de tener las puntas abiertas, aplícalo también sobre estas. Déjalo actuar 40 minutos y enjuaga con tu champú de uso habitual. Si se te dificulta su aplicación, combínalo en partes iguales con aceite de oliva o coco. Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

Mascarilla de linaza

Las semillas de linaza contienen ácidos grasos omega 3 y proteínas que promueven el crecimiento saludable del pelo. Estos nutrientes fortalecen las hebras y ayudan a reducir el debilitamiento y la caída.

¿Cómo utilizarla?

Remoja un par de cucharadas de semillas de lino (20 g) en agua caliente y déjalas reposar toda la noche. Al día siguiente, agrega más agua a las semillas y déjalas hervir a fuego bajo. Tras obtener una bebida espesa o gelatinosa, retírala y déjala reposar. Pásala por un colador y aplícala por todo el pelo. Déjalo actuar 2 horas y enjuaga. Repite el tratamiento 2 veces a la semana.

Bálsamo capilar para cabello delgado y quebradizo

La preparación de este bálsamo capilar casero es muy sencilla y no requiere ingredientes costosos ni difíciles de adquirir en el mercado.

De hecho, si comparamos su precio con los productos comerciales convencionales, nos damos cuenta de que es un tratamiento realmente económico.

Eso sí, adquiere ingredientes en presentaciones orgánicas o 100% naturales, ya que las versiones refinadas carecen de nutrientes y propiedades.

Ingredientes

  • ½ taza de manteca de karité (100 g)
  • ¼ de taza de aceite de almendras dulces (50 g)
  • ¼ de taza de aceite de ricino (50 g)
  • 5 gotas de aceite esencial de romero
  • 10 gotas de aceite esencial de menta

Preparación

Incorpora la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y llévala al baño María durante unos minutos. Una vez se derrita, agrega el aceite de almendras y de ricino. Reduce el fuego y remueve con una cuchara de madera para que todo se integre bien. Añade los aceites esenciales y continúa removiendo por un minuto. Retíralo del fuego, deja que repose varios minutos y, antes de que empiece a solidificarse, viértelo en un frasco de vidrio.

Deja que repose en el refrigerador un par de horas y, posteriormente, bátelo con una batidora manual para que adquiera una textura cremosa. Tápalo bien y almacénalo en un lugar fresco.

Tras humedecer el cabello, separa varios mechones y aplícate el bálsamo desde las raíces hasta las puntas. Realiza suaves masajes circulares en el cuero cabelludo durante 5 minutos y, posteriormente, cubre todo el pelo con un gorro de ducha. Deja que actúe 20 o 30 minutos adicionales y enjuaga con tu champú habitual. Repite su aplicación 2 o 3 veces a la semana para conseguir buenos resultados.

Mascarillas caseras para cabello delgado y quebradizo

Mascarilla nutritiva para el cabello fino

Si tenemos el cabello fino y quebradizo necesitamos darle un extra de hidratación. Además de usar siempre un producto acondicionador, al menos una vez a la semana deberíamos usar una mascarilla nutritiva.

Ingredientes

  • Dos yemas de huevo
  • Dos cucharadas de vinagre
  • Dos cucharadas de aceite de almendras

Preparación

Lleva a un recipiente las yemas del huevo, el vinagre y el aceite de almendras. Remuévelo bien durante cinco minutos hasta que obtengas una mezcla homogénea y de un atractivo tono amarillo. Una vez lo tengas hecho, mójate el pelo, que esté húmedo cuando te lo apliques cuidadosamente en el cabello.

Ahora ve dándote un masaje en todo el cuello cabelludo para que la mezcla quede bien impregnada. Si tienes una gorra de plástico es ideal que te cubras con ella el cabello, para dejar actuar la mascarilla durante al menos media hora; después, deberás enjuagarte con agua tibia. Si haces esto dos veces a la semana, a largo plazo verás los resultados.

Mascarilla de leche de coco y aceite de argán

Con las vitaminas de la leche de coco más las propiedades del aceite de argán lograrás un cabello más sedoso y fácil de desenredar…

Ingredientes

  • 1 taza de leche de coco
  • 1 cucharada de aceite de argán
  • 1 atomizador

Procedimiento

En el atomizador coloca la leche de coco y el aceite de argán. Agita y revuelve hasta que estén bien integrados. Aplícatelo en el cabello. Cepilla el cabello mientras lo aplicas.
Ponte un gorro de baño. Deja actuar toda la noche. Enjuaga por la mañana. Hazte esta mascarilla una vez a la semana para tener un cabello sano y fuerte.

No te puedes ir sin leer:

  • Cómo engrosar el cabello fino usando un ingrediente natural
  • 5 maneras para tratar el cabello quebradizo
  • Temas de interés
    Sobre este post