Las mejores mascarillas caseras para tu rostro

Si deseas tener una piel hermosa, sana, suave y libre de imperfecciones no te pierdas las mejores mascarillas caseras que te vamos a presentar a continuación

Para que cualquier tratamiento facial sea completamente efectivo, es necesario conocer todas las características en cuanto a la piel, ya sea grasa, mixta o seca. Ya que no todas las pieles tienen las mismas reacciones ante el uso de una mascarilla facial. Por eso, en este artículo descubriremos las mejores mascarillas caseras para nuestro rostro. Que se adapten eficazmente a nuestra piel.

Una mascarilla ideal para ti

Si eres de esos (as) que no tienen tiempo de ir a un spa o salón de belleza para recibir cuidados para la piel, o simplemente el presupuesto con el que cuentas no es suficiente como para invertir en cremas y tratamientos faciales. ¡No te preocupes! Tienes la solución a estos problemas en tus manos, utilizando ingredientes que mayormente están disponibles en nuestra despensa, puedes lograr realzar tu belleza y revitalizar tu piel de manera sencilla.

Debes tener en cuenta que existen diferentes tipos de mascarillas faciales según su función entre ellas está:

Las mejores mascarillas caseras para tu rostroMascarilla con efecto tensor: Esta son húmedas y al secarse sobre la piel provoca una tensión que favorece la nutrición celular y la circulación sanguínea.

Mascarilla de efecto reafirmante: Son húmedas y cuando se secan provocan una tensión que logra reafirmar los tejidos de la piel.

Mascarilla exfoliante: Permite eliminar las células muertas y le dan un aspecto limpio y saludable a la piel.

Mascarilla hidratante: Estas se caracterizan porque evitan la evaporación del agua en la superficie de la piel, y crean una barrera protectora que favorecen la desaparición de las arrugas.

Mascarilla estimulante: Estimulan los vasos capilares, favoreciendo la nutrición de los tejidos de la piel.

Mascarilla de efecto aclarante: Estas absorben el exceso de melanina en la piel, eliminando pecas y manchas.

Mascarilla renovadora: Estas eliminan las células muertas de la piel, activando y acelerando la renovación celular.

La mejores mascarillas caseras

Mascarilla exfoliante

Para preparar el exfoliante más exquisito en tu casa, únicamente necesitas una cuchara sopera de miel y dos cucharadas de almendras, procede a triturar las almendras hasta que queden como un polvo muy fino luego con la miel, vierte una cucharada de zumo de limón.

Posteriormente debes aplicar esta mezcla en el rostro, déjalo reposar durante 15 minutos. Luego lávate la cara con agua tibia. Ya verás que de esta manera te sentirás sumamente rejuvenecida.

Mascarilla cicatrizante y suavizante

Para preparar esta mascarilla aplica la miel por todo tu rostro de manera uniforme. Déjala que actúe durante quince minutos y luego lávate la cara con agua fría. De esta manera conseguirás una piel suave y tersa.

Mascarilla para piel suave y limpia

Solo necesitas licuar muy bien tres cucharadas de avena, con media cucharada de miel, dos cucharadas de leche, dos gotas de aceite de manzanilla y dos gotas de de aceite de geranio.

De esta manera obtendrás una excelente mascarilla casera. Mezcla todo muy bien se formará una pasta masajea tu rostro de forma circular. Déjala por 15 minutos y lava tu rostro con agua tibia. Tu piel quedará suave. Si tienes la piel grasa puedes añadir 5 gotas de zumo de limón.

Mascarilla hidratante

Algunas frutas son ideales para que logres hidratar tu piel por su alto contenido de agua y nutrientes. Usan un plátano (banana) que esté maduro y haz una pasta, aplícala sobre tu cara y tu cuello. Espera que actúe durante 15 minutos y retírala con agua fría para que logres activar la circulación sanguínea en la zona.

Mascarilla refrescante y humectante

Las propiedades del pepino en cuanto a la cosmetología y la belleza son muy conocidas y usadas a nivel mundial. Haciendo uso del pepino de manera habitual, tu piel puede llegar a conseguir grandes cambios significativos y positivos. Lo que tienes que hacer es pelar un pepino y licuarlo (sin agua) hasta obtener una pasta, deja dos rodajas para tus ojos, luego extiende esta pasta por todo tu rostro y déjala reposar por 15 minutos. Lava tú cara con suficiente agua fría y conseguirás una piel humectada y fresca.

Mascarilla efecto tensor

La miel y el huevo, una mezcla única para conseguir un rostro perfecto. Necesitas batir una clara de huevo y dos cucharadas de miel añadirle una cucharada de zumo de limón, procede a aplicártela en tu rostro, dando masajes suaves. De esta manera sentirás que tu piel se estira. Déjala actuar por 20 minutos con leche descremada. De esta manera conseguirás eliminar las arrugas y disminuir las ojeras.

Mascarilla para una piel más joven

Pues sí, eran muy ciertas las historias que contaban las mujeres en la antigüedad, algo tan común como una rosa ha conservado el secreto de la eterna juventud. Tan solo con triturar los pétalos de cinco rosas frescas, hasta que se convierta en una pasta, aplicándola a tu rostro y dejándola actuar en tu rostro por 15 minutos y retirándola con agua fría. Verás los resultados de tener una piel increíble de una manera tan sencilla.

Mascarilla para una piel perfecta

Mezcla un vaso de yogurt natural con semillas de hinojo. Debe quedar como una pasta homogénea cuando procedas a aplicar sobre tu rostro. Déjala actuar durante 15 minutos y lava tu rostro con agua tibia. Repítelo diariamente y tu piel lucirá espectacular.

Mascarilla para acné y puntos negros

Esta mascarilla casera tiene efectos muy positivos sobre la piel: hidrata, tiene un efecto tensor y es exfoliante. Si deseas eliminar los puntos negros y quitar los granos de tu cara.

Lo único que tienes que hacer es picar un tomate a la mitad y pasarlo por tu rostro diariamente. Déjalo que actúe durante 15 minutos o más y procede a retirarlo con agua tibia. En poco tiempo verás los resultados positivos para tu piel.

Mascarilla aclarante

El limón es una fruta a que puedes darles múltiples usos y entre esos usos está el de quitar manchas en la piel. Pues bien, mezcla una cucharada de zumo de limón con miel de abejas.

Aplícala sobre tu rostro con un algodón y déjala actuar durante 20 minutos. Retira la mascarilla con un algodón y agua mineral. Debes tener en cuenta que, tienes que limpiar muy bien tu piel y retirar completamente el limón ya que, con la exposición al sol también te expones a que te manches la piel.

Mascarilla para pieles secas

Si sientes que tu piel está reseca utiliza esta magnífica mascarilla natural para nutrirla e hidratarla. Tritura varias fresas en 4 cucharadas de miel. Aplica esta mezcla en tu piel y déjala que actúe por 20 minutos. Luego retírala con agua fría y siente como tu piel se va renovando.

Más artículos relacionados:

  • 5 Remedios caseros para limpiar y tonificar la piel del cuello
  • Cómo eliminar el acné y las espinillas de la espalda
  • 5 mascarillas a base de cebolla para el cuidado del cutis
  • Temas de interés
    Sobre este post