7 maneras fáciles de incluir el Feng Shui en tu sala

Mira cómo decorar tu sala de estar con el Feng Shui, para conseguir un espacio tranquilo y hermoso

Feng Shui, todos hemos oído hablar de él, así que, ¿cómo podemos aprovecharlo en unos pocos y sencillos pasos en la sala de nuestra casa y lograr así tener un espacio más acogedor y hermoso?

En pocas palabras, el Feng Shui se centra en crear energía positiva basada en la forma en que organizas tus pertenencias en tu hogar. Los elementos de la naturaleza juegan un papel importante en el diseño inspirador del Feng Shui.

Diseñar habitaciones basadas en los conceptos del Feng Shui significa adaptar tu hogar a tu estilo de vida y ambiciones. Crea un dormitorio relajado y refrescante o convierte un espacio de oficina en una potencia creativa. ¡Y puedes hacer esto simplemente moviendo los muebles y eligiendo los colores correctos! El Feng Shui es consistente con las teorías de Yin y Yang, que tienen que ver con la creación de equilibrio y armonía.

Por lo tanto, aquí hay algunos principios básicos que se deben seguir cuando se trata de diseñar una sala con Feng Shui. ¡Con estos siete pasos simples, no tienes que ser un experto para armonizar tu hogar!

Mantén todo siempre bien organizado y limpio

Si tu sala está llena de ropa, volantes, recibos y menús, es hora de ordenar de una vez por todas. Para obtener algo de claridad en tu hogar, elimina de la sala de estar la basura innecesaria. Las superficies descubiertas son estéticamente atractivas porque abren el espacio. Puedes centrarte en una pieza decorativa en lugar de en pilas de chatarra. De esta forma además de tener un espacio ordenado y hermoso, permites que tu mente a que piense libremente.

Ordenar la casa no es sólo limpiar cada fin de semana, sino eliminar cualquier cosa que no deba ir en ese lugar, por ejemplo los documentos o recibos de servicios públicos, deben tener un lugar específico y no mantenerlos apilados en la mesa del comedor. Esto creará un área enfocada en la familia y los amigos, y no centrada en las facturas y el trabajo.

Intenta agregar una pequeña estantería con material de lectura que te interese. Algunos de tus libros favoritos aquí y allá pueden mejorar tu sala de estar y hacerla más personal y acogedora para ti.

Organizar los muebles

Todos conocemos la sensación de estar sentado en una posición incómoda mientras intentamos mantener una conversación. ¡Es incómodo, antinatural, pero se puede arreglar fácilmente!

Al colocar los muebles correctamente, puedes hacer de tu sala de estar un espacio íntimo. Asientos acomodados ligeramente uno hacia el otro para que no necesites habilidades tipo búho para unirte a la conversación. Ten en cuenta que las sillas no deben ser enfrentadas a la perfección, ¡esto podría ser incómodo y sentirse más como una entrevista!

Una regla general en la decoración de salas, es usar el sofá como la pieza central y es rodeado con el resto de sus muebles. Una mesa de café o de centro del tamaño adecuado es un gran accesorio, pero como lo mencionamos anteriormente, debe estar libre de desorden y mejor colocar alguna planta pequeña o un detalle decorativo de color.

Esquema de color

La próxima vez que entres a tu sala de estar, piensa en cómo te hacen sentir los colores. ¿Te sientes tranquila, nerviosa, feliz, creativa o extrovertida? Es posible que esto no esté completamente a la altura de la decoración, pero los colores pueden proporcionarnos beneficios subconscientes.

Por ejemplo, todos podemos entender que los tonos rojos se asocian principalmente con la pasión, el verde con la calma, el azul con confianza, el amarillo con la felicidad, etc. Así que presta atención a tus opciones de color. Piensa sobre qué tipo de atmósfera te gustaría que emane tu hogar, o qué cualidades te gustaría mejorar personalmente.

Una vez que decidas qué colores te gustan y te hacen sentir cómoda, elije dónde deseas esos colores. No todas las piezas de decoración deben ser del mismo color, y querrás que se complementen entre sí. Por ejemplo decora con cojines de colores, plantas con flores, cuadros coloridos o unas cortinas de un tono llamativo.

Cargando...

Iluminación

Como el sol de la mañana, la luz nos ayuda a sentirnos despiertos, por lo que en esta decoración lo mejor es tener ventanas grandes en donde entre mucha luz natural, pero si no es así, puedes agregar luz con una simple lámpara de pie. Si prefieres usar bombillas, elige luz cálida o de bajo brillo, ya que esto evita que tú y tus invitados se esfuercen. Las salas de estar tienen que hacerte sentir cómoda, después de todo.

Si tienes la suerte de tener ventanas en tu sala, aprovecha la luz natural manteniéndolas limpias o colgando cortinas de colores claros.

Agrega plantas

Probablemente el truco más antiguo y más simple del Feng Shui para la decoración de salas, es agregar algunas plantas para mantener el aire limpio y fresco.

Las plantas se nutren, proporcionan oxígeno, lo cual es importante para crear una sensación de Feng Shui fresca. Un poco de follaje hará que tu sala de estar sea más natural y animada. Si no tienes mascotas, también es bueno tener algunas cosas que cuidar en tu hogar. ¡Las plantas son una solución fácil para las habitaciones aburridas y sin vida!

Trata de elegir plantas atractivas y que no necesitan demasiada atención, si eres de las que no desea tener más trabajo en casa, ya que ¡Lo último que quieres es una planta que muera mientras estás fuera el fin de semana!

Sé simétrica

Los asientos no son lo único importante a tener en cuenta al planificar la disposición de tus muebles. Para que tu sala de estar se sienta equilibrada, es importante la colocación de muebles y decoración.

Mantener una habitación simétrica creará un equilibrio visual. Piensa en tu sala como un espacio de dos caras; quieres que cada lado tenga un peso igual. Para algunos puede parecer una tontería, ¡pero esta sugerencia de diseño puede contribuir a la estabilidad de tu vida al hacer que tu hogar se sienta equilibrado!

Aprovechar el espacio

Para las salas de estar, la comodidad es siempre la máxima prioridad. En cualquier situación de diseño, necesitas trabajar con el espacio que se le ha asignado. Por supuesto, esto puede ser desafiante en habitaciones pequeñas o de formas extrañas. Puedes solucionar fácilmente este problema simplemente eligiendo muebles más pequeños.

Cuando se trata de elegir muebles pequeños, comienza con las mesas para ver cuánto espacio puede ahorrar sin sacrificar asientos. Si sigues la regla anterior de mantener las superficies despejadas, una pequeña mesa debe encajar bien en tu diseño general.

Tener espacio para moverte cuando caminas y cuando estás sentada es vital para mantener la comodidad en tu sala de estar. Nadie quiere golpearse un dedo del pie o estar encogido en una silla sin espacio para las piernas. El espacio te da a ti y a tus invitados espacio para respirar, ¡esencial en el diseño del Feng Shui!

Cargando...
Sobre La Autora
Sobre este post