Cómo eliminar las moscas del hogar con remedios caseros

Elimina las moscas de tu hogar utilizando algunos remedios naturales libres de químicos agresivos. ¡No te lo pierdas!

Las moscas son insectos muy desagradables que pueden invadir nuestro hogar en cualquier momento y que además de ser molestas, pueden ser portadoras de diferentes microorganismos que pueden llegar hasta nuestro cuerpo, por ejemplo cuando ingerimos alimentos que han estado en contacto directo con éstas.

Los insecticidas parecen ser una buena solución para acabarlas, ya que son rápidos y 100% eficaces; sin embargo, estos productos están fabricados con químicos muy agresivos que pueden afectar la salud del cuerpo y provocar daños en el medio ambiente.

Por esta razón, desde hace algún tiempo se viene promoviendo el uso de productos naturales que por sus propiedades repelen y eliminan estos insectos presentes en el hogar.

Si en los últimos días estás lidiando con ellos, no te pierdas las siguientes recomendaciones y remedios caseros para acabarlas de una vez por todas.

como-eliminar-moscas-hogar-remedios-caseros

No dejes restos de alimentos

Los restos de comida en la cocina o en cualquier otra parte de la casa son el mayor atractivo para las moscas.

En lo posible debes limpiar y desinfectar muy bien todas las superficies, de modo que queden libres de alimentos. En caso de tener un frutero, cúbrelo con tul para que las moscas no puedan tener contacto con ellas.

Bolsas transparentes

Poner bolsas transparentes con agua ayuda a repeler las moscas de forma natural. Esto se debe a que éstas refractan y forman unas primas que resultan molestos para las moscas.

Llena tres cuartas partes de la bolsa con agua, hazle un nudo para que no se derrame y luego colócalas en los exteriores de la casa o en aquellas áreas por donde pueden entrar las moscas.

Visita además: Usos del vinagre, limón y bicarbonato de sodio para nuestra salud y hogar.

Vinagre de sidra de manzana

Por su alto contenido de ácido acético, este ingrediente natural ralentiza los movimientos de la mosca y permite alcanzarlas más fácil.

Calienta una buena cantidad de vinagre de manzana, introdúcelo en un frasco y colócale un embudo en la parte superior. Pon el frasco en las partes de la casa donde suelen haber moscas y verás cómo en poco tiempo se van.

Hierbas aromáticas

Algunas hierbas aromáticas tienen olores y propiedades que repelen a estos insectos porque no las soportan.

Cabe destacar que su función es la de ahuyentar a estos bichos, por lo que funcionan más a modo de prevención. Haz una mezcla de hierbas secas como la menta, el tomillo, el romero o el alcanfor, y luego colócala en las entradas a tu hogar.

Clavos de olor

Esta especia se caracteriza por tener un olor fuerte y penetrante que ahuyenta a estos molestos insectos.

Pega de 10 a 30 clavos de olor en una manzana o naranja y colócala en el sitio que prefieras para eliminar las moscas. Con este truco estará haciendo un dos en uno, ya que el olor de los clavos también servirá para neutralizar malos olores.

Cáscaras de manzana o mango

Coloca cáscaras de manzana o de mango dentro de una botella de vino dulce que tenga la parte superior angosta, para que las moscas entren y no tengan facilidad de salir.

Repelente de clavo y cítricos

Los clavos nos dan un aroma agradable pero las moscas caseras no pueden soportar el olor. Mezcla clavos de olor con cítricos para crear un repelente superpoblado.

Corta un limón o una naranja por la mitad y entierra en las mitades de 6 a 12 clavos de olor para que sobresalgan los botones. Déjalos en un plato en el medio de la mesa durante las comidas al aire libre para repeler las moscas de la casa.

Lee también: Ambientadores naturales para que la casa huela siempre bien.

Aceite esencial de lavanda

La mayoría de la gente conoce el aceite de lavanda por su aroma calmante, pero también se usa comúnmente para proteger la ropa de las polillas. También repele moscas negras, pulgas, moscas verdes, escarabajos negros y moscas blancas, y protege contra las picaduras de mosquitos y otros insectos.

Vierte ½ a 1 taza de aceite de lavanda en un recipiente y sumerge una esponja o paño en el aceite. Coloca la tela o esponja en un recipiente y cúbrelo con la tapa. Déjalo por 24 horas y retira la tapa y coloca el contenedor en un área donde suelen estar las moscas. Vuelve a empapar la tela o la esponja según sea necesario. Cubre y almacena cuando no esté en uso.
Ten en cuenta que el aceite de lavanda sin diluir puede causar reacciones alérgicas.

Repelente de aceite de limón

El aceite esencial de limón repele la mosca doméstica y refresca el aire con su aroma cítrico.

Vierte de 10 a 12 gotas de aceite esencial de hierba de limón en una botella de spray y agrega ¼ taza de agua caliente, coloca la tapa sobre la botella y sacúdela bien. Rocía la mezcla en marcos de puertas y ventanas.

Lee además: Elimina las plagas naturalmente.

Alcanfor

El alcanfor es una sustancia seca, cerosa y blanca que se deriva de la madera del árbol de laurel. Su fuerte aroma repele las moscas domésticas y otros insectos y tiene propiedades antivirales y antibacterianas. También está disponible en forma de tableta. Evite el uso de alcanfor durante el embarazo ya que puede causar efectos secundarios.

Visita: Todo lo que puedes hacer con alcanfor. 

Coloca 2 tabletas de alcanfor en un plato caliente y coloca el plato en áreas infestadas de moscas. El calor hará que las tabletas emitan humo, lo que repelerá las moscas domésticas.

También puedes hacer una especie de pebetero con el alcanfor añadiendo dos pastillas de alcanfor en agua hirviendo y dejando que ese vapor que sale, se esparza en las zonas donde suele haber moscas.