Maneras de cuidar las cutículas de las uñas

Tener cutículas sanas e hidratadas es importante para tener uñas fuertes y largas, por lo que el día de hoy te enseñamos a cuidarlas y consentirlas

Las cutículas cubren la matriz de crecimiento de las uñas y también debemos cuidarlas y consentirlas así como lo hacemos con nuestras uñas. Son una capa protectora, y debe asegurarse de que la protección sea siempre firme.

Aunque muy pocas personas prestan atención a esta parte, las cutículas son fundamentales si deseamos tener uñas largas y fuertes, por lo que debemos prestarle atención a su cuidado y tener ciertas precauciones para tener cutículas y uñas sanas y hermosas.

Aquí hay algunos consejos para aquellas que quieren tener cutículas saludables y uñas más fuertes.

como-cuidar-cuticulas

No cortes las cutículas

Según los expertos en piel, no es necesario cortar las cutículas, ya que al eliminar la cutícula, deja abierta esta área de la piel, abierta para que entre cualquier cosa que pueda generar bacterias e infecciones. Puede provocar irritación o infección, así como fracturas de la cutícula. Las uñas también pueden verse afectadas. Pueden aparecer manchas blancas y líneas blancas en las uñas.

Visita además: Remedios caseros para eliminar las manchas blancas en las uñas.

Una vez que se ha infectado el área de la cutícula, comienza a sentirse incomodidad y las bacterias pueden incluso alterar el crecimiento de la uña, algo que para muchas mujeres es terrible, porque siempre han deseado tener las uñas largas y fuertes.

Aunque en muchos lugares cortan las cutículas, argumentando que si no se hace va a crecer mucho y va a tapar la uña, los dermatólogos mencionan que la cutícula no crecerá tanto así y que sólo basta usar un palito de naranjo para correrla suavemente.

No manipules las cutículas con metal

Cuando compres herramientas para el cuidado de las cutículas, elije madera, plástico o goma. No trabajes en tus cutículas con una herramienta metálica por temor a dañar los de otros materiales. El metal está bien para tratar con un borde irregular y que lo haga un experto, pero no para empujar una cutícula hacia atrás.

Una razón común para manipular tus cutículas es hacer que las uñas se vean más largas. Haz un poco de empuje suave con un palo de madera preferiblemente. Para eso, toma un removedor de cutícula, una crema o aceite especial. Toma un palo de naranja y presiona tus cutículas hacia atrás con cuidado, teniendo cuidado de no ejercer una gran presión.
Para terminar, trabaja en círculos con tu herramienta de cutícula para eliminar la piel muerta y en exceso.

No olvides hidratar las cutículas

Puede que las cutículas no sean tan importantes para todo el mundo como sí lo es su piel, pero eso no significa que debas dejar de lado la hidratación. Las cutículas también son en su mayoría piel, pueden secarse y, por lo tanto, son muy propensas a agrietarse, desprenderse y pelarse, y necesitan tratamiento. No es necesario un humectante especial para la piel, ya que con aceite de almendras, de ricino, de oliva o un poco de vaselina puedes hidratarlas.

Muchas mujeres comentan que los dedos los sienten secos y agrietados, además que les salen cueritos en los dedos y esto se debe a la falta de hidratación, ya no es necesario que los arranques o que elimines la cutícula pensando que de esta forma el problema se va a solucionar, es mucho mejor todas las noches aplicar un humentante en las uñas y las cutículas, haciendo un masaje por algunos segundos y dejar que actúe toda la noche.

Crema casera para hidratar las cutículas de las uñas,

Cuida tus cutículas y uñas de productos abrasivos

Las cosas que hacen que tus uñas y cutículas se sequen son el removedor de esmalte de uñas a base de acetona, tener las manos mojadas todo el tiempo, usar productos de limpieza sin guante, etc. Cuando compres el removedor de esmalte de uñas, elije marcas sin acetona y, cuando vayas a lavar los platos o a arreglar la casa, colócate siempre guantes.

como-cuidar-cuticulas

No muerdas tus cutículas ni tus uñas

Sabes que hay mucha suciedad acumulada dentro de la boca y que la saliva es mala para la piel. Si te muerdes las uñas o no puedes mas que mordisquearte las cutículas, corres el riesgo de romper una cutícula y contraer una infección. Estos hábitos son poco saludables y es mejor que los elimines de una vez y para siempre.

En el mercado venden muchos productos para evitar morder las uñas, los cuales tienen un sabor horrible y cada vez que lo intentes te quedará ese sabor, lo que hará que dejes ese mal hábito de lado.

Cómo preparar una crema casera para hidratar las cutículas

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cera de abejas
  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda (o naranja)
  • Unas gotas de aceite de vitamina E

En una olla pequeña, vierte 1/3 de agua y ponla a hervir. Mientras se calienta, mezcla la manteca de karité y la cera de abejas y coloca la mezcla en el agua a baño de maría. Cuando la mezcla se haya derretido, sácala con cuidado, agrega el aceite de vitamina E y los aceites esenciales y revuelve bien.

Si no tienes aceites esenciales a mano, puedes prescindir de ellos en la mezcla, pero también puedes obtenerlos para la próxima vez, ya que tienen propiedades antibacterianas para asegurar que las cutículas y las uñas estén limpias y hagan que la crema sea fragante.

Prepara un recipiente pequeño con tapa y guarda esta mezcla allí, dejando que se solidifique. Aplica esta mezcla todas las mañanas y las noches o las veces que consideres necesario.

Más recomendados