Cómo controlar la piel grasa con remedios caseros

Si tu piel es grasa y tienes muchos brillos en sobretodo en la zona T, no dejes de probar estos remedios caseros que te traemos a continuación para tener una piel mate y libre de imperfecciones

La piel grasosa es todo un problema de belleza para quien la padece, pues todo el tiempo parece estar llena de impurezas, con los poros abiertos y un molesto brillo que afecta la zona T del rostro. Este tipo de pieles suele tener más tendencia a desarrollar acné, pues ocurre una acumulación excesiva de sebo, que posteriormente empezará a afectar algunas zonas de la cara. Por suerte, hay algunos remedios caseros que nos ayudan a controlar el exceso de grasa en la piel, para conseguir que se vea suave, tersa y libre de imperfecciones.

El tener una piel grasosa nos expone a suciedades e imperfecciones que pueden arruinar la belleza de nuestro rostro. Es muy importante limpiar muy bien a diario nuestro cutis, ya que de esta forma prevenimos suciedades y bacterias que pueden ser causantes del acné.

Para esto recuerda limpiar todos los días tu rostro con agua y jabón de glicerina, así como utilizar un buen exfoliante regularmente. Después de tener en cuenta esta primera recomendación, hay otros remedios naturales muy efectivos que te pueden ayudar a eliminar los excesos de grasa en la piel. ¡Toma nota!

Cómo controlar la piel grasa con remedios caseros

Aloe vera

El aloe vera es una planta llena de propiedades para la piel, entre lo cual se destaca su poder para refrescar  y remover esos excesos de grasa que provocan que la piel se vea brillante. Para esto lleva un poco de gel de aloe vera al refrigerado, y una vez esté listo, aplícalo sobre la piel dejando actuar 15 minutos, para finalmente retirarlo con agua fría.

Mascarilla de manzana

Esta excelente mascarilla es ideal para eliminar los excesos de grasa en la piel, así como para remover células muertas  y otras impurezas que se pueden acumular con el tiempo.

En un recipiente mezcla ½ taza de manzana triturada, con ½ taza de avena cocida, una clara de huevo y una cucharada de jugo de limón. Posteriormente forma una pasta y aplícala sobre la piel dejando actuar durante 15 minutos. Retírala con agua fría.

Astringente de huevo

Los astringentes son muy buenos para tratar la piel grasa y uno de los mejores aliados son el huevo y el limón. Para esto bate una clara de huevo a punto nieve, agrégale unas cuantas gotas de limón y aplícala sobre la piel hasta que se seque. Una vez enjuagues tu rostro notarás que tu piel luce más fresca.

Miel y limón

Con las propiedades astringentes del  limón, más las propiedades hidratantes y suavizantes de la miel, podrás hacer una excelente mascarilla para eliminar los excesos de grasa en la piel y conseguir que te quede suave, radiante y libre de imperfecciones. Para esto sólo mezcla un poco de miel con unas gotas de jugo de limón y aplícalo sobre la piel todas las noches, dejando actuar 15 minutos. Enjuaga tu rostro con agua tibia y repite este procedimiento dos veces por semana.

Pepino y limón

El pepino y el limón son dos grandes aliados para combatir el exceso de grasa en la piel, al mismo tiempo que limpian e hidratan profundamente la piel.

Para hacer una excelente mascarilla para piel grasa, mezcla medio pepino con una clara de huevo y una cucharadita de limón, batiendo durante unos minutos en la licuadora. Aplica la pasta resultante sobre la piel del rostro, en horas de la noche y después de 15 minutos retírala con agua fría.

Más recomendados