5 Remedios caseros para limpiar y tonificar la piel del cuello

¿Quieres que tu cuello siempre luzca joven y hermoso con el paso de los años? No dejes de probar estos sencillos remedios caseros que te traemos el día de hoy

Seguramente cuando te miras al espejo, notas una diferencia entre el color de la piel de tu rostro y la  de tu cuello. Esto se debe a que generalmente, le prestamos mucha atención al cutis de nuestra cara. Realizamos tratamientos faciales con productos especiales, incluso nos preocupamos en obtener recetas de mascarillas faciales naturales y amigables con el medio ambiente. Pero nos olvidamos de nuestro cuello, que recibe los mismos agentes contaminantes que nuestro rostro, producto de los rayos solares y la polución.

Cuando realizas la limpieza facial, es importante incorporar el cuello a tu rutina de belleza, hidratándolo y realizando una serie de masajes para tonificarlo. Hoy, en Cositas Femeninas, te propongo cinco tratamientos de limpieza para  tonificar la piel de tu cuello.

5 Remedios caseros para limpiar y tonificar la piel del cuello

Vinagre de manzana

Seguramente utilizas el vinagre de manzana para aderezar tus nutritivas ensaladas, pero es hora de descubrir nuevos y fascinantes beneficios. Porque equilibra el nivel de PH de tu piel, devolviéndole su brillo natural y eliminando  las células muertas de la piel, convirtiéndose en un  excelente exfoliante.

Todo lo que necesitas es mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana en cuatro cucharadas de agua y aplicar esta solución con la ayuda de una bolita de algodón, sobre toda la superficie de tu cuello. Déjala actuar durante diez minutos y enjuágala con abundante agua. Puedes repetir este proceso cada dos días para mantener tu cuello perfectamente limpio.

Bicarbonato de sodio

Además de eliminar la suciedad y las células muertas de la piel del cuello, el bicarbonato de sodio es una aliado infalible para promover la circulación. Solo necesitas mezclar tres cucharadas de bicarbonato de sodio en agua, hasta conseguir una mezcla de la consistencia similar a una pasta. Una vez que lo hayas conseguido, aplica la pasta sobre tu cuello y déjala que se seque. Moja la yema de tus dedos en agua y frota suavemente la pasta con movimientos circulares. Enjuaga tu cuello con abundante agua tibia. Notarás cómo tu cuello se siente más suave y terso. Es necesario repetir este procedimiento, por lo menos tres veces por semana, para lograr buenos resultados.

Jugo de papas

La papa es un tubérculo con propiedades blanqueadoras que pueden ayudarte a limpiar y tonificar la piel de tu cuello. Para aprovechar sus beneficios, toma una papa pequeña, lávala bien y córtala en pequeños trozos para introducirlos en la licuadora, agregando cuatro o cinco cucharadas de agua. Una vez que esté bien licuada, con la ayuda de un algodón, aplica la mezcla por todo tu cuello y déjala secar completamente. Sentirás una suave tirantez a medida que la pasta se va secando. Enjuaga con agua tibia y aplica una cantidad generosa de crema hidratante para completar la limpieza de tu cuello. 

Ubtan

Si no estás familiarizada con las técnicas y artes orientales, posiblemente nunca hayas escuchado esta palabra. El ubtan es más que un remedio casero para la limpieza de la piel y el rostro. Es una técnica milenaria que se utiliza en la India, para limpiezas profundas de cualquier parte del cuerpo, en la cual son muy importantes los masajes. Los ingredientes utilizados en la preparación de la siguiente mezcla, aclararán el tono de tu piel, reducirán la pigmentación, absorbiendo las impurezas y cerrando los poros.

Mascarilla cuello Mezcla muy bien en un recipiente media cucharadita de cúrcuma, dos cucharadas de leche, dos cucharadas de harina de garbanzo y una cucharada de polvo de sándalo, hasta obtener una pasta consistente. Aplica sobre tu cuello, realizando pequeños masajes circulares en forma ascendente durante diez minutos. Transcurrido este tiempo, enjuaga con abundante agua tibia.

Yogurt

El yogurt contiene enzimas naturales, que al mezclarlo con los ácidos del jugo del limón, nutren y suavizan la piel. Necesitarás dos cucharadas de yogurt y una cucharadita de jugo de limón; luego mezcla los ingredientes,  aplícala y déjala actuar durante veinte minutos. Enjuaga con agua tibia y aplica una crema humectante sobre toda la superficie tratada.

Alterna estos pequeños remedios caseros para limpiar y tonificar tu cuello. Recuerda que esta parte del cuerpo debe recibir el mismo mimo y atención que la piel de nuestra cara.  Es importante realizar estos tratamientos de limpieza profunda, y siempre al terminar, humectar la piel con cremas especiales desarrolladas para el área del cuello. De esta manera, estaremos combatiendo las arrugas y la flacidez, de esta zona de nuestro cuerpo, que se caracteriza por tener menor cantidad de células sebáceas.

¿Quieres que te revele otro pequeño secreto para prevenir la aparición de arrugas en tu cuello? Cuida tu postura corporal, si permaneces mucho tiempo mirando hacia abajo, esto ocurre hoy en día en forma mucho más frecuente por el uso de los celulares, aparecerán los anillos de Venus, que son los círculos en forma horizontal, que se forman alrededor del cuello con el paso de los años.

¿Conoces algún otro medio casero para el cuidado de la piel del cuello? Anímate a compartirlo.

Más recomendados