Yesoterapia casera para reducir medidas

Este tratamiento de adelgazamiento llamado yesoterapia, es muy utilizado por las mujeres en los spa y ayuda a disminuir el volumen y al mismo tiempo adelgazar en zonas específicas del cuerpo.

La base principal del método es aplicar vendas de yeso lipolítico sobre la piel para quemar grasa y reducir tallas significativamente.  También atenúa el aspecto de la celulitis, de las estrías y de la flacidez. Las zonas que se pueden tratar con esta terapia son el abdomen, los muslos, los glúteos, el busto, el rostro y los brazos.

Los expertos recomiendan al menos 10 sesiones de yesoterapia, pero eso depende de la evaluación que te haga un especialista, además siempre se recomienda acompañar esta terapia con una dieta balanceada, ejercicio regular y otras ayudas como mesoterapia o drenaje linfático.

Yesoterapia casera

© MilsiArt – Fotolia.com

Los resultados de la yesoterapia los podrás ver desde la primera sesión, pierdes entre 4 a 10 centímetros dependiendo de tu peso y volumen corporal.  No es casual que se recuperen los centímetros perdidos después del tratamiento ya que no se pierde agua sino grasa. Debes consultar siempre con un especialista al realizarte este tipo de tratamientos pero también puedes hacerlos en tu casa de esta manera.

Cómo hacer la yesoterapia en casa:

1. Debes  comenzar realizándote una exfoliación en la parte en la que vas a colocar el yeso. La exfoliación la puedes hacer con azúcar y crema hidratante, café y aceite de almendras o azúcar y agua. Da suaves masajes en la piel y luego retira con abundante agua tibia.

2. Aplica  cremas reductoras en las zonas problemáticas todas las noches antes de irte a dormir y si puedes preferiblemente usa una faja durante todo el día, ya que de esta forma moldeas tu cuerpo, tienes una buena postura y aplanarás el abdomen.

Visita nuestro artículo: 4 cremas reductoras caseras.

4. Los ingredientes para realizar la yesoterapia casera son:

  • 1 kilo de vendas de yeso  (lo encuentras en las farmacias)
  • 2 litros de agua
  • 100 gramos de romero
  • 2 cucharadas de sal de mar
  • 100 gramos de eucalipto
  • 4 hojas de ortiga
  • 100 gramos de menta
  • 3 metros de gasa
  • Papel film o de plástico
  • Gasa  o algodón

En una olla coloca las hierbas a hervir durante 15 minutos, retira del fuego y deja enfriar un poco.  Cuela y agrega la sal de mar revolviendo hasta que se disuelva. Introduce el yeso en el agua de hierbas hasta que se moje todo y retira el exceso de agua exprimiendo un poco.  Cubre completamente la zona a reducir con gasa o algodón y poco a poco ve colocando el yeso, intentando siempre pasar las manos sobre el yeso para aplanarlo y retirar el aire. Cubre con el papel film o de plástico (del que se usa para envolver los alimentos). Si las a colocar el yeso en el abdomen, es importante que mantengas el abdomen contraído durante el proceso.

Deja actuar de 40 minutos a 5 horas. Retira cortando muy cuidadosamente con una tijera punta roma para no herir la piel. Lava muy bien la zona con agua tibia y aplica crema hidratante. Recuerda todas las noches mientras no haces el tratamiento, aplicar cremas reductoras o aceites.

Visita nuestro artículo: Aceite casero y masaje para reducir medidas en abdomen y cintura.

Recomendaciones

Te recomiendo realizar esta yesoterapia casera dos veces por semana, hasta que notes la disminución que deseas o hasta completar las 10 sesiones.

Es importante que realices este tratamiento acompañado de una alimentación saludable y ejercicio regular. Si crees que no puedes hacerlo tú misma, es recomendable que acudas con un especialista para que te asesore y realice la yesoterapia.

Si durante el tratamiento notas alguna molestia o al retirar el yeso tienes la piel sensible, roja o irritada, es recomendable no volverla a aplicar y elegir otro tipo de remedio casero o crema para reducir medidas.

Esta yesoterapia la realicé yo misma en mi casa y me ayudó mucho a reducir medidas, pero como lo mencioné anteriormente, esto lo hice porque sé qué este tipo de ingredientes y procedimientos no le van a hacer daño a mi piel y lo aprendí en un lugar especializado, así que por esta razón comparto con ustedes la receta.