Tumor Venéreo Transmisible o TVT

Es uno de los tumores de transmisión sexual más comunes entre la población canina, se presenta principalmente en perros callejeros aunque también en los caseros que salen a la calle sin supervisión de sus dueños pudiendo llegar a adquirirlo, el tratamiento es relativamente sencillo, todo depende de lo desarrollado del tumor y si ha hecho metástasis hacia otros órganos.

3213055857_361d1d1190_oSu principal manera de transmitirse es por el coito, el TVT se presenta principalmente entre la población canina sexualmente activa, es decir, aquellos perros y perras que no han sido esterilizados, los perros callejeros son los que más tienden a padecerlo puesto que se aparean sin ningún tipo de control propagando la enfermedad con mucha facilidad, los caseros también pueden adquirirlo si salen a la calle sin el cuidado de sus dueños y más aún, si no han sido esterilizados puesto que su apetito sexual esta activo y es posible que se apareen con cualquier perro adquiriendo la enfermedad, inclusive si el perro (a) esta castrado (a) y se le deja juntar con perros callejeros puede adquirirlo por lamido de las zonas genitales de otros perros u otras zonas del cuerpo afectadas por los tumores.

Loading...

Las lesiones que se pueden observar en un perro con TVT son:

– Zona de color rojizo al comienzo de la enfermedad

– Masa prominente y sangrante

– Sangrado continuo por los genitales (no confundir con el celo de la perra)

– En machos se puede notar un abultamiento en la zona del pene con sangrado continuo también.

Además de las lesiones en los genitales (son las comunes), el tumor también puede llegar a presentarse en otras zonas del cuerpo como dentro de la nariz (intranasal), en la boca, en el ojo y en la piel.

 

El tratamiento depende de que tan desarrollada este la enfermedad y puede ser tratada quirúrgica o con quimioterapia (antitumorales), la primera opción es utilizada cuando el tumor apenas se está desarrollado y logra ser detectado a tiempo ya que por ser de un menor tamaño su extracción es más sencilla, la segunda opción es mas practica ya que se realiza cuando el tumor ya ha adquirido cierto tamaño y lleva tiempo desarrollándose.

La principal recomendación a tener en cuenta es salir con el perro siempre portando su correa para evitar que se junte con otros perros “extraños” y pueda adquiera la enfermedad, si prefieres dejarlo sin correa supervisa su salida para que no se aproxime a posibles perros portadores.

Loading...

Sobre este post