Tratamientos naturales para acabar con la conjuntivitis

La conjuntivitis se puede tratar naturalmente, en este artículo te decimos cuales son los tratamientos naturales que puedes utilizar.

La conjuntivitis es una enfermedad infecciosa en algunos casos que afecta a personas de todas las edades, en su mayoría a menores de edad, debido a la cantidad de riesgos a los cuales las personas están expuestas, ésta se puede prevenir o tratar de manera natural, a continuación les hablaremos de algunos tratamientos naturales que pueden ayudar a acabar con la conjuntivitis.

¿Qué es la conjuntivitis?

Es la inflamación o infección de la conjuntiva, es decir la membrana traslucida y delicada que recubre el interior de los parpados y se extiende hasta la parte interior del globo ocular, causada generalmente por virus, bacterias o una alergia.

Cuando la conjuntiva se irrita, los diminutos vasos sanguíneos que la componen, se dilatan para expulsar las sustancias tóxicas y traer anticuerpos protectores a la superficie del ojo.

Tratamientos naturales para acabar con la conjuntivitis
wikimedia

En ciertos casos la conjuntivitis puede durar meses o años, en éste caso, la conjuntivitis puede suceder debido a que el parpado se tuerce hacia afuera o hacia adentro, problemas con los conductos lagrimales, sensibilidad a algunos productos químicos, exposición a sustancias irritantes e infección causada por una bacteria en especial como la clamidia.

¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

Existen 3 tipos de conjuntivitis:

  • Conjuntivitis aguda o infecciosa: Es ocasionada por un virus o bacteria que se encuentra en el aire, la piel, la nariz, el oído o alguna otra infección en el cuerpo que se pueda extender hasta los ojos, puede durar entre 2 y 10 días.
  • Conjuntivitis alérgica: Es ocasionada por una alergia a consecuencia de una sustancia alergénica como lo puede ser el polvo, pelaje de animales, ácaros, polen, caspa o algo a lo que seamos alérgicos, este tipo de conjuntivitis no tiene cura definitiva pero se puede evitar no entrando en contacto con lo que la ocasiona.
  • Conjuntivitis neonatal: Se da en los recién nacidos causada por un conducto lagrimal obstruido o alguna bacteria o virus.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis?

 Varían según la causa, pero por lo general se presentan los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento o inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del parpado.
  • Aumento de las lágrimas.
  • Secreción del ojo blanca, amarilla o verde.
  • Picazón, ardor o irritación en los ojos.
  • Sensibilidad extrema a la luz.
  • Sensación de tener arena en los ojos.
  • Ojos o pestañas con lagañas.
  • Posibles síntomas de resfriado, influenza u otra infección respiratoria.
  • Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos.
  • Lentes de contacto que no se quedan en su lugar o que presentan incomodidad como bultos debajo de los parpados.
  • Síntomas de alergia como picazón en la nariz, estornudo, ardor en la garganta o asma.

Visita además: Cómo tratar naturalmente los orzuelos.

¿Cómo prevenir la propagación de la conjuntivitis?

La conjuntivitis alérgena no es contagiosa pero la conjuntivitis bacteriana y viral si lo es y puede propagarse fácilmente entre las personas y ocasionar epidemias, para evitar que esto pase se puede hacer lo siguiente:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua tibia y jabón.
  • Evitar tocarse los ojos.
  • Limpiar las secreciones del ojo varias veces al día, se debe lavar las manos primero y luego usar un paño limpio.
  • No usar el mismo envase de gotas para los ojos infectado que para los ojos sanos.
  • Lavar fundas, sabanas y toallas con agua caliente y detergente después de entrar en contacto con ellas.
  • Evitar compartir artículos como toallas, fundas, sabanas, maquillaje, cepillos cosméticos y lentes de contacto
  • Lavar los lentes y evitar de contaminar los artículos que se compartan.
  • No entrar a la piscina.

Tratamientos naturales para acabar con la conjuntivitis:

  • Alternar compresas de agua fría con tibia dejando cada una por 5 minutos sobre los ojos.
  • Sumergir el rostro dos veces al día en un recipiente con agua y una cucharada de sal.
  • Hacer un emplasto de manzanas cocidas, papas crudas o pepinillos rallados envueltos en una tela.
  • Aplicar compresas de bolsas húmedas de té o pedazos de tela mojados en infusiones de manzanilla.
  • Preparar una infusión en medio litro de agua con 20 gramos de flores de saúco, hacer unas bolas de algodón y aplicar varias veces al día.
  • Agregar una cucharadita de anciano y otra de Eufrasia en un vaso de agua hirviendo, añadir una pizca de sal, verter en un recipiente poner a fuego por unos minutos, dejar enfriar y colar con una gasa, hacer lavados oculares 2 o 3 veces al día.

Lee también: 5 razones por las que debes evitar cruzar las piernas.

Sobre este post