Trata las ampollas en los pies con estos 7 remedios naturales

Descubre 7 remedios naturales para curar esas dolorosas ampollas que te aparecen en los pies. ¡No dejes de probarlos!

Las ampollas son pequeñas bolsas acuosas que suelen aparecer en los pies debido a la continua fricción con los zapatos u otro material.

Aunque no son un problema de salud grave, sí requieren atención especial porque son incómodas y se pueden infectar hasta convertirse en un problema mayor.

Por lo general vienen acompañadas con un dolor leve y daños en la piel que generan ardor y molestias al usar el calzado.

La buena noticia es que se pueden tratar de forma natural con algunos ingredientes naturales cuyos nutrientes reparan y protegen el área afectada.

Trata las ampollas en los pies con estos 7 remedios naturalesA continuación compartimos los 7 más eficaces para que no dudes en tratarlas en cuanto notes su presencia.

¡Toma nota!

Remedios naturales para aliviar las ampollas en los pies

1. Aceite de ricino

La aplicación de una pequeña cantidad de aceite de ricino sobre las ampollas ayuda a hidratar la piel mientras disminuye el riesgo de infección.

Su uso se debe realizar preferiblemente por las noches para que sus compuestos actúen en el periodo de descanso.

2. Vinagre de manzana

Las propiedades antisépticas y antifúngicas del vinagre de manzana disminuyen las bacterias que crecen en las ampollas y, de paso, ayudan a desinflamarlas para acelerar su curación.

Basta con humedecer un algodón con el producto y aplacarlo de forma directa sobre la zona afectada.

3. Repollo

Cociendo algunas hojas de repollo en leche podrás preparar una loción hidratante y reparadora contra este incómodo problema.

Humedece un algodón en el líquido tibio, fíjalo con un vendaje adhesivo y deja que actúe como mínimo 40 minutos.

Repítelo dos veces al día para óptimos resultados.

4. Ajo

El antibiótico natural por excelencia es una excelente alternativa para curar las ampollas y reducir el riesgo de infección.

Sus compuestos sulfurosos desinflaman la piel afectada y aceleran su recuperación para mejorar su aspecto en poco tiempo.

Tritura un diente de ajo y aplícalo con un vendaje adhesivo sobre la zona afectada.

5. Gel de aloe vera

El gel de aloe vera tiene sustancias hidratantes y reparadoras que disminuyen las rozaduras y quemaduras causadas por los materiales de los zapatos.

Sus compuestos activos aceleran la recuperación de la piel, drenan el líquido y combaten la inflamación.

Aplica el cristal de forma directa en la zona dañada, dos o tres veces al día.

6. Agua con sal

El clásico baño de pies con sales gruesas es otra solución alternativa contra este problema.

Agrega una cantidad abundante de sal en un recipiente con agua caliente, sumerge los pies durante 20 minutos y sécalos con cuidado.

Este tratamiento hará que las ampollas se sequen y dejen de doler.

7. Vaselina

Considerada como una de las mejores cremas hidratantes para los pies, la vaselina acelera la curación de las ampollas y lesiones que los afectan.

Su aplicación directa hará que la bolsa acuosa reduzca su tamaño y acelerará el proceso de cicatrización.

También es apropiada para evitar su aparición porque disminuye la fricción contra los zapatos.

¿Te sigue aquejando este problema? Elige cualquiera de estos remedios y dile adiós a sus incomodidades.

Además, revisa el material de tus zapatos y comprueba que no eres alérgica a los mismos.

Sobre este post