Todo lo que deberías saber sobre los hongos en las uñas

Entérate sobre toda la información que deberías saber sobre los hongos alojados en las uñas y evita este incómodo padecimiento siguiendo simples recomendaciones que te daremos a continuación ¡Toma nota!

La aparición de los hongos en el organismo tiene su origen gracias a infecciones bacterianas; algunas zonas del cuerpo son más propensas a otras, especialmente las que cuentan con características húmedas. Las uñas, tanto en su parte externa, como en la interna, suelen ser las más frecuentadas por estos organismos.

Cuando el exceso de bacterias se aloja en las uñas aparecen hongos llamados ‘onicomicosis’; éste aparece en las uñas de las manos y los pies, además afecta a las personas que descuidan su higiene o los que sudan en exceso.

Los hongos en esta zona del cuerpo no sólo se distinguen por su color (tonalidad amarillenta), sino por la comezón que estos generan; aparte de ello, las uñas empiezan a agrietarse de sobremanera, brindando una apariencia poco agradable.

¿Representan algún peligro?

La mayoría de hongos presentes en las uñas, tanto de las manos como de los pies sugieren una imagen negativa de la higiene personal; sin embargo, estos no determinan un peligro para el organismo en general.

Todo lo que deberías saber sobre los hongos en las uñasCabe recordar que estos son producto de infecciones causadas por cuerpos u organismos bacterianos, a pesar de ello y no ser una amenaza relevante, se hace justo procurar tratarlos con el objetivo de hacerlo desaparecer de una vez y por todas.

¿A qué se debe la aparición de hongos?

Anteriormente se dijo que uno de los principales causantes de los hongos era la humedad; no obstante, éste no es el único factor determinante en la aparición de dicho problema.

Quizá no lleguen a considerarse como desencadenantes primordiales, pero si influyen en su aparición. A continuación algunas de las causas por las cuales se presentan hongos en las uñas.

  • Calzado apretado.
  • Golpes directos en las uñas (manos o pies).
  • Polvo o talcos inapropiados.
  • Infecciones contagiosas.
  • Sudor excesivo.
  • Falta de higiene.
  • Superficies sucias.
  • Microorganismos bacterianos.
  • Enfermedades como: psoriasis, diabetes, VIH; entre otras asociadas con la circulación sanguínea.

Maneras de saber si se padecen hongos en las uñas

De la misma forma que otro tipo de padecimientos, los hongos alojados en las uñas, tanto de las manos y los pies, suelen dejar ciertos factores que indican su aparición en el organismo. Quizá estos no son muy determinantes; sin embargo, contribuyen en su revelación, y por ende, en su tratamiento.

Estos signos o síntomas son fáciles de determinar, por lo tanto le recomendamos seguirlos al pie de la letra:

  • Deformación.
  • Desmoronamiento de las uñas, especialmente en los bordes.
  • Rotura de las uñas.
  • Fragilidad.
  • Tono amarillento o rayas amarillas a lo largo de las uñas.
  • Engrosamiento.

Al momento que este tipo de signos hacen su aparición, lo más adecuado es cerciorarse para emplear alternativas en pro de tratarlo, o en su defecto, visitar al médico de confianza para asesorarse apropiadamente.

Loading...

Visita además: Elimina los hongos de las uñas combinando estos 3 ingredientes.

Cómo prevenir los hongos

La ventaja de este problema es que puede prevenirse; lo ideal es apropiarse de diversos hábitos benéficos, los cuales se practicarán y asimilarán de forma paulatina.

Sin importar si se es o no una persona propensa a padecer los hongos en las uñas, seguir cierto tipo de recomendaciones permite la prevención de su aparición; en caso tal de hacer presencia, estos tienden a ser un poco más débiles de lo normal.

Mantener hábitos saludables

En todos los aspectos de la vida, los hábitos favorables a la salud tienen relevancia; uno de ellos es la alimentación. Beber grandes cantidades de agua y consumir alimentos antibacteriales, contribuyen al combate de los hongos encargados de alojarse en diferentes partes del cuerpo, incluyendo las uñas.

Limpiar las uñas de forma regular

Aunque esta práctica cabe perfectamente en los hábitos saludables de las personas, muchas de ellas no prestan mayor relevancia al asunto; incluso lo hacen a un lado de su aseo personal.

Sin duda alguna, cortar y asear regularmente las uñas, en su parte interna y externa, favorece ampliamente la salud de éstas, incluso de los dedos. Dentro de esta recomendación también se sugiere evitar la humedad al realizar procedimientos como el arreglo de uñas (en este se lavan manos y pies).

Evitar la humedad

No sólo se trata de contrarrestar el exceso de agua producido por los procedimientos cosméticos de las uñas, sino de buscar que las partes donde éstas estén logren mantener una condición ventilada; en este caso se debe hacer un especial énfasis en los pies.

Al momento de lavar las uñas de las extremidades superiores e inferiores, lo primero que hay que hacer es secar, cerciorando que queden bien; inmediatamente después llevar a cabo los hábitos de limpieza, como la aplicación de polvos o talcos.

A posteriori se recomienda emplear medias o calcetines que permitan la ‘respiración’ de los pies; lo ideal es que estos transpiren de forma adecuada, evitando la humedad en la zona.

Lee también: 4 alternativas caseras para tratar un callo.

Los hongos en las uñas son un síntoma

A pesar de ser un padecimiento particular, los hongos alojados en las uñas también llegan a ser considerados como parte del cuadro sintomatológico de otras enfermedades.

Las enfermedades principales, por las cuales aparecen estos molestos cuerpos bacterianos en los extremos de las uñas, son la dermatitis, la psoriasis, diabetes; entre otras, asociadas a la insuficiencia circulatoria de sangre por el organismo.

Más común de lo que parece

La aparición de los hongos es un tema un poco complicado, teniendo en cuenta que el hábitat necesitado por estos no llega a ser tan complejo como parece; desde un principio se señala a la humedad como el factor principal; no obstante, el exceso de calor también puede favorecer a su ambiente.

En ambos casos, las infecciones que los provocan tienen un terreno ganado, haciéndose más comunes de lo que parecen; éstas desencadenan en dermatofitos, el hongo más común alojado en las uñas.

Pueden llegar a contagiarse

Que sean hongos sin representación de peligro, no significa que estos no contagien a otras personas; a decir verdad, estos son altamente transmisibles; por ello es necesario prestar atención con los objetos personales, u otros como el calzado y los calcetines.

Incluso, en casos más extremos, los organismos infecciosos puede quedar esparcidos en lugares donde se frecuenta con continuidad; se recomienda ser más cuidadoso.

Loading...

Sobre este post