Todo acerca de la Cavitación para adelgazar

¿Has hecho de todo, dietas, cremas, masajes, para eliminar la grasa en esas zonas rebeldes y nada te ha funcionado?, hasta hace poco tiempo la mejor forma de eliminar la grasa localizada eras la liposucción, con los riesgos propios de cualquier cirugía, pero hoy en día hay una nueva técnica no invasiva de lipomoldeado corporal permanente que te otorgará los mismos beneficios pero sin los riesgos de las cirugías, llamado Cavitación.

¿Qué es la cavitación?

La Cavitación, se basa en la emisión de  ondas de ultrasonido de baja frecuencia para romper la fibrosis y permitir la movilidad y evacuación de la grasa. Esto se consigue a través de la generación de microburbujas de vacío en el interior de las zonas en las que hay acumulación de grasas y su posterior implosión.

Estas zonas suelen ser resistentes a las dietas de adelgazamiento, dado su carácter de almacenamiento y no son fáciles de eliminar, tampoco, a través del ejercicio o los masajes. Este método se caracteriza por lograr romper las difíciles estructuras de los depósitos grasos localizados. La cavitación consigue actuar sobre estas zonas, liberándolas de la grasa, además es un reafirmante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones.

La cavitación provoca la destrucción de las células adiposas transformando la grasa en una sustancia líquida que será eliminada a través del sistema linfático y las vías urinarias. Con la cavitación se mejora el tono y la elasticidad de la piel, remodela la figura después de las sesiones y reduce la celulitis o piel de naranja. También activa la circulación de la sangre y ayuda al drenaje de líquidos.

El tratamiento de Cavitación se debe hacer en centros de estética especializados, es una técnica no invasiva, que no requiere anestesia y que no presenta molestias ya que no es necesario pasar por el quirófano. Normalmente el tratamiento de Cavitación dura 35 minutos por sesión y se reparten en un sola área de trabajo ya sea abdomen, glúteos o zona externa o interna de la pierna. En cada sesión, hay una reducción de volumen de unos 2 centímetros, aunque en algunos lugares prometen una disminución mayor entre 7 a 12 centímetros dependiendo de la cantidad de tejido adiposo en cada zona. Las sesiones de Cavitación, se deben realizar de una a dos veces por semana, tiempo necesario para que el organismo elimine toda la grasa y se debe fajar la zona inmediatamente después de cada sesión, además de tomar abundante agua antes y después de las mismas.

Se recomienda realizar entre 6 y 12 sesiones de Cavitación, dependiendo de la zona tratada y del estado de salud del paciente, aunque dependiendo de cada caso pueden ser necesarias menos.

La Cavitación además de que no es invasiva, permite atacar esos cúmulos de grasa, justo donde lo necesitemos por lo que los resultados siempre serán precisos. Sus resultados se ven rápidamente. Comparado con otros sistemas, la cavitación no es incómoda para el paciente, que puede aguantar sin molestias los 35 minutos que dura la sesión. Se puede notar una ligera sensación de succión y cosquilleo que no es dolorosa; por lo tanto, la piel queda lisa y sin traumatismos. Otra gran ventaja respecto a otros tratamientos es que mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y está comprobado que ayuda a regular el tránsito intestinal.

Posterior al tratamiento de Cavitación y para mantener el mayor tiempo posible los resultados obtenidos, es preciso cuidar los hábitos alimentarios así como incrementar las actividades cardiovasculares, se sugiere comenzar un programa de entrenamiento físico que se ajuste a cada persona.

Contraindicaciones y recomendaciones de la Cavitación

1. Cuando hay varices, lo normal es que las zonas de grasa acumulada no se encuentren sobre las regiones varicosas, por lo que en estos casos se puede realizar el tratamiento en regiones como por ejemplo abdomen, caderas y muslos. Si hubieran varices el tratamiento estaría contraindicado porqué la cavitación aumenta la temperatura de la zona tratada.

2. Cuando hay sobrepeso siempre es mejor hacer una dieta equilibrada al mismo tiempo, ya que de esta manera el resultado es mayor y dura por más tiempo.

3. No se deben realizar en personas con: Enfermedades graves, cáncer, enfermedades autoinmunes, sobre todo del tejido conectivo, en embarazadas, pacientes con sobrepeso que no estén haciendo ninguna dieta y que no realicen ningún tipo de ejercicio.

4. La duración es variable en cada paciente, depende mucho de la forma de vida, de si realizan actividad física, tienen una dieta equilibrada etc. Se requieren mantenimientos mensuales o bimensuales, según cada paciente y su valoración.

5. Antes de realizar este tratamiento de Cavitación, se debe hacer una valoración con el especialista quien dirá cuantas sesiones se necesitan, el costo y también debe realizar un perfil graso. Se recomienda bajar la ingesta de alimentos ricos en grasa y en hidratos de carbono, beber suficiente líquido antes y sobre todo después del tratamiento. Después de la terapia también se deberá hacer ejercicio físico moderado para ayudar a eliminar la grasa.

Este es solo un artículo informativo. Espero que haya quedado claro de que se trata este tratamiento de Cavitación, no invasivo para eliminar grasa localizada, celulitis y moldear el cuerpo. Recuerda que debes asesorarte muy bien antes de realizarte cualquier procedimiento y elegir el mejor especialista para el mismo.

Fuente: cavitacioncorporalbeautymarket