Tipos de noviazgo (II)

Continúo con esta segunda parte de este divertido pero indudable especial, sobre los tipos de noviazgo.

Tipos de noviazgo

11. Noviazgo eterno
Mucho tiempo de andar juntos pero no hay futuro seguro. En el noviazgo eterno ya no saben si están por la costumbre o porque realmente hay amor. Las relaciones de noviazgo no deben ser un fin en sí mismo, sino un medio para llegar al objetivo que todos tarde o temprano buscan.

12. Noviazgo madrugador
Suele pasar en los niños que aún están en el colegio, se encapsulan en una relación que dura mucho tiempo y creen que será su pareja para toda la vida. Las cosas puede que se tornen aburridas y monótonas, pero no tienen las fuerzas para alejarse por más que en el camino aparezca una persona que los ame más, pero esa costumbre los lleva a dejar pasar etapas de su vida.

13. Noviazgo nada que ver
Ve tú a saber porqué se hicieron novios estos dos, pero la verdad es que no tienen nada en común: gustos, costumbres, creencias, educación, clase social, puntos de vista, amistades, familias, etc. Tal vez se hicieron novios porque se sintieron atraídos por el físico o la soledad que sentían, pero en el fondo piensan diferente con respecto a cuestiones importantes como el respeto a la vida, el noviazgo y las relaciones prematrimoniales, las creencias religiosas, el trabajo, la familia, etc.

Cuando la pareja no tiene intereses en común y no posee la disposición de desarrollarlos, además cuando no son capaces de compartir juntos y cada uno va por su lado sin prestar atención al otro, es inevitable que las cosas terminen muy mal. El noviazgo es una época para compartir y convivir.

14. Noviazgo derrama miel
Se le llama así porque la pareja es muy empalagosa, es decir, no puede estar ni un momento sin tocarse o besarse. Siempre que los ves están abrazados, dándose besitos, diciéndose cositas al oído y obviamente esto no es nada malo, porque, como en cualquier noviazgo, existe la atracción física. Sin embargo, es muy importante que detrás de esa atracción un tanto superficial, se desarrolle una atracción mucho más profunda, una atracción emocional.

Al principio, casi todas las relaciones tienen esta etapa en la que no pueden separarse ni un momento, pero si ya llevan varios meses juntos y cada vez que se ven es sólo para tocarse o besarse, es porque solo están pensando en satisfacer sus deseos más interiores pero no les interesa en lo más mínimo los sentimientos, ni suyos ni del otro. Tarde o temprano, el atractivo se acabará y, créeme, también el noviazgo. Una relación así no vale la pena, sobre todo si tomas en cuenta los riesgos que corres al involucrarte con alguien que sólo te quiere por tu físico.

15. Noviazgo masoquista
Suelen ser relaciones en las que las peleas están mas presentes que la felicidad, no pueden entablar una conversación si salir discutiendo, se la pasan reclamándose, gritándose, lastimándose, pero aun así dicen que se aman y que no pueden vivir el uno sin el otro, a pesar de su infelicidad. Suele pasar más en una persona que en otra y es tanto el apego a la humillación y el irrespeto que le tienen miedo a alejarse y quedarse solos, pero tranquilos. El maltratador suele prometer y la persona maltratada suele perdonar a pesar de todo y el día en el que hay un poco de cariño se les hace tan extraño que piden a gritos un poco de maltrato.

16. Noviazgo súper héroe
Suelen ser ese tipo de relaciones en la que uno de los dos se cree un súper héroe que llegó para salvar a su pareja no sabemos de que. También sucede cuando te enamoras de alguien con problemas ya sea físicos o emocionales y quieres resolvérselos o ayudarlo a sentirse mejor, a pesar de tu infelicidad. En la mayoría de los casos las personas suelen pensar que van a convertirse en los salvadores de drogadictos, alcohólicos, fumadores, etc., y juran que los van a hacer cambiar, porque su amor derriba fronteras.

Otros casos se presentan cuando el súper héroe cree que es la única persona que estará junto a la otra y que nadie más llamará la atención de ella o de él, porque piensa que está haciéndole un favor al salir con esa persona. Entonces comienzan las humillaciones y las palabras como “jamás podrás conseguir alguien mejor que yo”, “si no fuera por mi no serías nada”, “si me dejas créeme que nadie más te pondrá atención”, entre otras.

17. Noviazgo amiguero
Suelen ser esos noviazgos en los que no hay tiempo para la pareja sino solo para los amigos, suelen ser relaciones solo telefónicas porque el resto no pasa. Cuando la persona le hace el reclamo por la falta de tiempo, suele pasar la tercera guerra mundial porque el individuo en cuestión argumenta que no tiene libertad, que la pareja solo quiere acapararlo, que necesita su propio espacio y no sé cuantas cosas más y la única forma de pasar tiempo con su pareja es uniéndose a su grupo de amigotes casi convirtiéndose en uno de ellos para que la acepte o lo acepte.

18. Noviazgo carcelero
Suelen ser esas relaciones en las que te sientes vigilado las 24 horas del día, no puedes hacer nada, vives con el temor de que te vayan a castigar por algo que tú ni hiciste, etc., y temes hacer cualquier cosa porque todo puede ser sospechoso y utilizado en tu contra, por lo que es mejor guardar silencio. No puedes salir con tus amigas porque si lo haces él está pensando que solo irás a buscar hombres, no puedes ponerte ropa ajustada porque muestras tus atributos y cualquier hombre puede intentar hablarte, no le gusta que te maquilles porque así muestras más de lo que debes, le da un infarto si se entera que hablaste con algún amigo y, todavía peor, le da una embolia cerebral si se entera de que viste a tu ex o un amigo y que hablaste con él.

No soporta ni que tengas amigas y siempre está buscándote en cualquier lugar o saber donde estás las 24 horas del día, además busca la forma de entrar a tu correo electrónico, Facebook, etc., para saber si tienes personas agregadas y te las borra si no le gustan.

Es muy común ver personas que se encuentran esclavizados a una pareja que no les permite hacer nada por temor a que se vaya de su lado y eso es falta de confianza en la otra persona y una relación de noviazgo no puede crecer y fortalecerse si no cuenta con la base de la confianza mutua.

19. Noviazgo verdadero
Este tipo de noviazgo es desinteresado, porque no pide nada a cambio de lo que da, es sincero, porque se muestra tal cual es, es respetuoso, leal, maduro, alegre, hay libertad y confianza y, sobre todo, fidelidad total. Es aquella relación en donde sólo te interesa hacer feliz al otro, donde te preocupas por sus problemas y te alegras de sus éxitos como si fueran tuyos. Es el noviazgo en donde los dos se ayudan a ser mejores y son el uno para el otro, testimonio de pureza, amistad, sinceridad y coherencia. Conocen los defectos del otro, pero los aceptan y luchan para convertirlos en cualidades. Es el tipo de noviazgo que todas deseamos tener.

Qué tipo de noviazgo crees que hizo falta en la lista… cuéntanos.

Tipos de noviazgo (I)