¿Tienes labios resecos? ¡Acaba con ellos siguiendo estas recomendaciones!

Prevén y termina con esos labios resecos que tanto te atormentan con estos sencillos consejos y remedios caseros. Léenos y entérate cómo hacerlo ¡No te lo pierdas!

Definitivamente no hay nada tan molesto como tener los labios resecos, en algunas ocasiones tal padecimiento es tan extremo que provoca dolor e inflamación; pero más allá de eso, la parte estética se ve ampliamente afectada, más aun, teniendo en cuenta la importancia de estos frente a la imagen personal de cada persona.

Los labios resecos se deben a diversos factores, puede ser por el cambio de clima o a la exposición prolongada ante vientos fríos y secos, también pueden llegar a presentarse por patologías del organismo; en este caso, la resequedad se convierte en agrietamiento y el problema puede ser mucho peor.

No obstante, los labios resecos pueden tratarse con facilidad y desde nuestra casa; para hacerlo debemos seguir las recomendaciones a continuación expuestas.

¿Tienes labios resecos? ¡Acaba con ellos siguiendo estas recomendaciones!Mantener hidratado

La hidratación es un factor importantísimo para nuestro organismo, donde por supuesto están inmersos nuestros labios, ya que, al entrar en un estado de deshidratación o hidratación indebida se resecan bruscamente.

Para remediar este problema o evitarlo, se recomienda ingerir al menos 10 vasos de agua en el transcurso del día. Cabe recordar que más allá de deshidratarse, los labios son un factor de alarma para todo el organismo por la ausencia de agua y otros compuestos pertenecientes a la hidratación.

Los siguientes son algunos de los productos que recomendamos para utilizar sobre los labios:

  • Bálsamo labial: este producto no sólo ayuda a hidratar los labios, también suele protegerlo de las impurezas del ambiente, las cuales pueden causar resequedad; además forma una capa que no permite efectos negativos producidos los rayos ultravioleta del sol, o las ráfagas de aire frío.
  • Miel: la miel es un producto conocido por sus amplias propiedades estéticas y saludables, especialmente cuando se trata de nuestra piel.Para utilizarla en nuestros labios debemos aplicar abundante miel fresca y dejarla actuar cerca de 30 minutos; se recomienda no retirarla o lamerla antes de tiempo.

Evitar el contacto

La ociosidad puede llevarnos, en diversas ocasiones, a tocar zonas que no debemos; esto sucede mucho con la presencia de picadas de algún insecto o heridas en proceso de sanación.

Por consiguiente, los labios no son la excepción y cuando se encuentran resecos se tiene la mala costumbre de, primero, pasarla la lengua para generar un alivio temporal y segundo, morderlos o quitar algunos pellejos con las manos.

Con respecto a la lengua, aplicarla puede llegar a proporcionar alivio, no obstante, cuando la saliva se evapora la resequedad crece. Y molestarse con los dientes o manos puede producir sangrado o en el peor de los casos alguna infección.

Exfoliar  la superficie

Cuando los labios se resecan tienden a dejar pellejos de pequeña textura, estos no son más que un montón de células muertas, las cuales deben ser removidas con el fin de acelerar el proceso de sanación de los mismos.

La mejor recomendación para remover éstas es la exfoliación. Cabe señalar que una característica del exfoliar es la fuerza ejercida en la zona, no obstante, para los labios resecos se debe ejercer una bastante breve.

En ellos puede emplearse azúcar sobre la superficie, posteriormente recurrir a un masaje leve de manera circular; así se expondrá una piel fresca y la sanación ocurrirá un poco más rápido.

Lo más adecuado para conseguir labios sanos y suaves es exfoliarlos con frecuencia; para hacerlo es recomendable conseguir un cepillo de cerdas suaves e impregnarlo con vaselina, luego cepillaremos la zona labial en forma de círculos, removiendo así las células muertas.

Otra alternativa para conseguir grandes resultados es preparar una pasta exfoliante a base de miel y azúcar. Al momento de tenerla lista repetiremos el procedimiento nombrado anteriormente con el cepillo, pero utilizando la pasta elaborada.

Humectar

Luego de exfoliar la piel muerta de los labios resecos lo más recomendable es recurrir a la humectación, para ésta existen diversas alternativas que van desde los labiales especiales hasta los remedios caseros.

Con respecto a los labiales especiales se hace referencia al ChapStick, el cual está elaborado a base de manteca de cacao.

Por parte de los remedios naturales se pueden emplear algunos aceites esenciales, aloe vera, pepino o miel.

Aceite de rosas y manteca de cacao

El aceite de rosas es por sí solo un aceite esencial, éste es conocido por sus inmensas propiedades y más aún por sus antecedentes siendo empleado como una gran alternativa para la salud y belleza del organismo, especialmente de la piel.

Por otra parte, la manteca de cacao está compuesta primordialmente de aceites naturales, que al igual que el aceite de rosas es bastante útil en tratamientos para la piel; además, ésta es un compuesto empleado constante para reparar los labios en malas condiciones.

Al mezclar estos dos ingredientes obtenemos una gran combinación, propicia para humectar y darle vida a nuestros labios.

Aceite de almendras y cera de abejas

Uno de los principales factores que más influye en el deterioro de la piel alojada en los labios es el exceso de productos industriales como los cosméticos, ya que estos se encuentran compuestos por una cantidad exorbitante de químicos, siendo su gran mayoría sintéticos y por ende nocivos para nuestra piel.

La ventaja de mezclar ingredientes como el aceite de almendras y cera de abejas es que sus componentes se basan en químicos completamente naturales y bastante útiles para el bienestar de nuestros labios; la aplicación de esta mezcla le devuelve la apariencia vital a los mismos en poco tiempo.

Aceite de menta y sales de epsom

Tal como lo habíamos nombrado anteriormente, los aceites esenciales son propicios para la salud de la piel, apareándolo con las sales de epsom obtenemos una gran alternativa natural, no sólo para recuperar los labios, sino para exfoliarlos y darles una mejor apariencia.

Azúcar y pepino

El pepino se compone principalmente de agua, ésta juntos a sus otras propiedades son un alimento perfecto para hidratar la piel; junto al azúcar se convierten en una gran alternativa para eliminar todas las células muertas superpuestas en los labios, a la vez que se va hidratando la piel renovada con ayuda del pepino.

Pétalos de rosa

Estos son bastante efectivos en la reparación de los labios, utilizarlos como una mascarilla sobre ellos con la ayuda de un poco de leche puede, también, remover las células muertas, obteniendo una mejor imagen con el paso del tiempo.

Evitar los excesos de sal

Los excesos de sal en los alimentos puede conllevar una deshidratación con el paso del tiempo, sin embargo, en este punto nos referimos a los alimentos que poseen excesos de sal externos.

Por ejemplo, las frituras y alimentos que dejan ripio en los labios; estos contienen sal excesiva y al caer y permanecer sobre los labios, los resecará.

Sobre este post