Remedios naturales para las principales afecciones de las uñas

Las afecciones de las uñas pueden resultar dolorosas y antiestéticas. Hoy te compartimos los remedios naturales para aliviarlas

Las uñas de las manos y de los pies se han convertido en una carta de presentación personal para la mayoría de personas y por esto, todos están tratando de mantenerlas limpias y en buen estado.

Los tratamientos estéticos, las técnicas de decoración y muchos otros cuidados ayudan a darles una buena apariencia para que digan lo mejor de nosotros.

Sin embargo, ya sea por la mala alimentación, por un descuido o por el ataque de algún hongo, estas se pueden enfermar hasta desarrollar condiciones que las afectan tanto en salud como en estética.

La buena noticia es que siempre hay tratamientos eficaces para aliviarlas sin necesidad de someterlas a procedimientos costosos.

Remedios naturales para las principales afecciones de las uñas
© Dan Race – Fotolia.com

En esta ocasión vamos a compartir los mejores remedios naturales para combatir las principales afecciones que las atacan.

Remedios naturales para combatir las principales afecciones de las uñas

1. Hongos u onicomicosis

La onicomicosis es un tipo de infección causada por hongos que dañan la estructura de la uña y le dan una apariencia amarillenta.

Puede darse en uno de los extremos de las uñas, por debajo o con la aparición de manchas blancas que poco a poco las debilitan.

Otra característica es un antiestético engrosamiento del repliegue cutáneo que bordea la uña, el cual puede resultar doloroso y molesto.

¿Cómo aliviarlo?

Existen muchos remedios naturales que pueden ser útiles para combatirlo de forma eficaz. En este caso compartimos los tres más efectivos.

  • Aceite esencial de árbol de té: tiene propiedades antibacteriales y antifúngicas que combaten el hongo desde lo más profundo.
  • Jugo de limón: se frota sobre la uña varias veces al día para reducir los hongos.
  • Vinagre de sidra de manzana: sus compuestos ácidos combaten el hongo y fortalecen la uña.

Visita además: Cómo prevenir y tratar los hongos en las uñas.

2. Uña encarnada

Es una de las afecciones más comunes y dolorosas que todos pueden presentar. Ocurre cuando los bordes laterales de la uña se entierran en la piel, dando lugar a un fuerte dolor e infección.

En ocasiones se produce por un accidente, pero también puede originarse por el uso de calzado inadecuado, la práctica de algunos deportes y otros factores.

¿Cómo aliviarlo?

En muy pocos años las uñas encarnadas requiere de intervención médica para ser extraídas con una pequeña intervención quirúrgica.

La mayor parte de las veces se puede tratar con la aplicación de antibióticos, como es el caso del ajo y la cebolla.

  • Coloca un diente de ajo o un trozo de cebolla sobre la uña encarnada y cúbrela con un vendaje.
  • Déjala actuar toda la noche y repite el tratamiento todos los días.
  • Otra opción consiste en remojar los pies en agua con sal para ablandar la uña y hacer más simple su extracción.

Lee también: Crema casera para hidratar las cutículas de las uñas.

3. Debilitamiento de la uña

La debilidad y quiebre de las uñas es uno de los trastornos que más afecta a las mujeres. Suele ocurrir por una deficiencia nutricional o por la agresividad de determinados químicos de los productos de limpieza de uso habitual.

¿Cómo aliviarlo?

En primer lugar se debe mejorar la alimentación, incrementando el consumo de alimentos ricos en vitaminas, minerales y proteína. También se aconseja tomar más agua, mínimo 6 u 8 vasos al día.

En cuanto a remedios de uso tópico considera:

  • Aceite de oliva: sumergir las uñas durante 10 minutos todos los días.
  • Ajo: aplicar pasta de ajo sobre las uñas o mezclarlo en el esmalte de uso habitual.
  • Aceite de ricino: frotar una pequeña cantidad usando un trozo de algodón.

Lee además: Esmalte casero para endurecer las uñas.