Reduce las arrugas con esta crema anti-edad natural

Esta crema anti-edad natural es muy fácil de preparar y sus propiedades ayudan a regenerar la piel para conservarla joven. ¡No te pierdas la receta!

Las cremas anti- edad han sido diseñadas con el fin de retrasar los signos del envejecimiento de la piel que suelen afectar a la mayoría de mujeres desde determinada edad.

Durante años la industria cosmética ha ofrecido este tipo de productos en diferentes presentaciones, con diferentes ingredientes y a diferentes precios; sin embargo, algunos no son tan efectivos como lo prometen o contienen químicos agresivos que podrían acabar por afectar la piel.

La buena noticia es que no siempre hay que invertir grandes sumas de dinero en los costosos tratamientos convencionales del mercado, ya que en casa podríamos tener los ingredientes para una crema casera anti envejecimiento.

Teniendo en cuenta que muchas están preocupadas por este tema, hoy vamos a compartir la receta de una crema natural anti-edad que se puede hacer en casa sin problemas.

Visita además: Como reducir las arrugas con un tónico casero y simple.

Crema anti-edad de mantequilla y avena

Los ingredientes utilizados en esta crema casera son 100% naturales y eso garantiza que no serán agresivos con la piel.

Reduce las arrugas con esta crema anti-edad natural
© goodluz – Fotolia.com

Su uso regular en la rutina de belleza contribuye a reducir los daños causados por el ambiente y los rayos del sol, por lo que en poco tiempo mejora el estado de la piel y la ayuda a lucir más joven.

Tanto la mantequilla como la avena tienen compuestos hidratantes que ayudan a mantener la piel humectada para que se regenere con total normalidad; además, estos dos ingredientes principales se potenciarán con los beneficios del aceite de oliva y de almendras, grasas saludables que nutren y reparan la piel.

También podría interesarte: 5 frutas que te ayudan a reafirmar la piel del rostro.

Ingredientes

  • 6 cucharadas grandes de mantequilla natural.
  • 2 cucharadas de harina de avena entera.
  • 1 cucharada grande de aceite de oliva extra virgen.
  • 1 cucharadita de aceite de almendras.

¿Qué debes hacer?

En una olla, vierte la mantequilla y la harina de avena y llévala a fuego suave hasta que ambos se integren bien.

Cuando estén listos, agrégale el aceite de oliva extra virgen y el aceite de almendras, retíralo del fuego y espera hasta que se enfríe.

Verifica que la mezcla tenga una textura suave y pegajosa antes de utilizarlo.

Si la pasta que quedó un poco dura y la prefieres más suave, le puedes agregar un poco más de aceite de oliva y almendras.

Lee también: Consejos para atenuar las arrugas alrededor de la boca

 

¿Cuál es la forma adecuada de utilizar esta crema?

Cuando la crema natural anti-arrugas haya reposado un rato y tenga una consistencia espesa, toma con tus dedos una pequeña cantidad y aplícala uniformemente por todo el rostro, cuello y escote.  No se recomienda aplicar en los párpados ni alrededor de los ojos, ya que de hacer contacto podría provocar irritación.

Con el fin de que sus componentes hagan el efecto deseado, lo ideal es dejarla actuar como mínimo 30 minutos antes de enjuagarla.

Pasado el tiempo recomendado, se limpian los excesos de la crema alternando agua tibia y fría para darle un toque final al tratamiento.

Para terminar con la rutina, seca con cuidado todo tu rostro utilizando una toalla limpia, y no olvides aplicarte un tónico hidratante para reafirmar y conservar la humedad de la piel.

Visita también: Mascarilla aclaradora casera ¡Súper efectiva!