Qué es la cavitación y cómo utilizarla para quemar grasa

La cavitación es uno de los últimos tratamientos para eliminar la grasa acumulada en el organismo sin tener que pasar por el quirófano. Además, es un método que debe estar acompañado de otros tratamientos como lpgm, presoterapia y mesoterapia,  que aportan a que la efectividad sea mayor.  Este método tiene como función realizar ultrasonidos que crean mocriburbujas de vacío en líquidos o fluidos y que acaban por romperse.

Para desechar la grasa las células adiposas se ven sometidas a una gran presión, lo que provoca que la membrana se desgarre y la grasa pase a la frase líquida y pueda ser despojada por sistema linfático y las vías urinarias. La cavitación es ideal para aquellas personas que aun siendo delgadas o estando en su peso adecuado, tienen zonas determinadas con grasa.

Cómo actúa la cavitación

La cavitación estimula la pérdida de la célula adiposa con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia liquida, que además es eliminada por medio del sistema linfático y vías urinarias. Es por ello que las células grasas se ven expuestas a una sobreprotección que rompe sus membranas, liberando la decadencia de los adipositos, los triglicéridos que contienen y que se fragmentan en diglicéridos, pudiendo ser éstos últimos expulsados a través de la orina.

Loading...

Qué es la cavitación y cómo utilizarla para quemar grasaGracias a este tratamiento se mejora el tono y la elasticidad del cutis, moldea la figura después de varias sesiones y reduce la celulitis. Así mismo, activa la circulación de la sangre y la ayuda al derrame de líquidos. Se recomienda una dieta hipocalórica y la ingesta de al menos dos litros de agua antes y después de cada tratamiento, dado que es una parte importante para lograr eliminar la grasa.

Cómo es el tratamiento de cavitación 

Lo primero que se debe hacer es seguir una dieta baja en grasas durante todo el tratamiento, no es lógico que por un lado se esté intentado quemar grasa y por otro se le esté dando más grasa al organismo. Es importante beber como mínimo dos litros de agua los días anteriores, antes del tratamiento y los días posteriores para ayudar al cuerpo. Además, hacer un poco de ejercicio o caminar una hora al día tres veces por semana beneficia a la salud. El tratamiento de cavitación se puede realizar en centros de estética especializados, al ser una técnica invasiva, que no requiere de anestesia y que no presenta incomodidades, no es necesario pasar por el quirófano.

Los tratamientos por lo regular duran entre 35 a 40 minutos que se reparte en una sola área de trabajo como: abdomen incluyendo lumbares, glúteos  y zona externa e interna de la pierna. Está comprobado que en cada sesión existe una reducción de volumen de 2 cm. Para lograr este objetivo, es necesario cuidar los hábitos alimenticios así como aumentar las actividades cardiovasculares, que sugiere iniciar un programa de entretenimiento físico acorde a cada persona.

Imagen: medicablogs.diariomedico

Loading...