Pierde una talla en un mes con una dieta desintoxicante

Muchas veces intentamos colocarnos algo de ropa que hace mucho no usábamos y nos damos cuenta que ya no nos queda y esta puede ser una señal para darnos cuenta que hemos subido algo de tallitas, en este artículo te contaremos como perder una talla en un mes, sin dejar de comer ni comprometer tu salud y volver a usar tu ropa favorita.

Cuando el cuerpo está saturado de toxinas comenzamos a sentirnos fatigadas, sufrimos de dolores de cabeza, a veces estamos irritables, nuestro síndrome premenstrual se puede hacer más agudo, podemos comenzar a sufrir de insomnio, tenemos tendencia a las alergias, sufrimos de mala digestión, gases y hasta estreñimiento, pero eliminando estas toxinas te comenzarás a sentir más animada, positiva y llena de energía, además de bajar unas tallitas que tienes de más.

La clave de esto es eliminar toxinas de tu organismo y combatir la retención de líquidos con una nutrición baja en sal. Sigue leyendo y verás que funciona si lo haces con disciplina y además motivación.

Cómo realizar una dieta desintoxicante para perder una talla en un mes 

Pierde una talla en un mes con una dieta desintoxicante1. Agua
Tomar mucha agua es fundamental para eliminar toxinas, evitar la retención de líquidos, estimula la metabolización de las grasas y reduce la sensación de hambre, por esta razón es necesario que tomes entre 8 a 10 vasos de agua al día para ayudar a tu cuerpo en esta tarea y además verás como tu piel cada día se verá más linda.

2. Pan, arroz y pasta integrales

El pan y la pasta blancos y el arroz refinado, no son la mejor opción a la hora de adelgazar ya que no aportan la fibra necesaria y tienen menos nutrientes que sus variantes integrales.  Este tipo de alimentos integrales proporcionan la energía necesaria para rendir al máximo durante todo el día, ayudan a combatir el estreñimiento y además provocan sensación de llenura, que hará que comas menos cantidades ayudándote a bajar de peso.

3. Grasas buenas

Aunque las grasas sin necesarias para nuestro cuerpo, se debe tener especial cuidado con las grasas saturadas ya que son perjudiciales para la salud, provocando problemas cardiovasculares, diabetes y obesidad.  Las grasas que debes evitar son las que se encuentran en alimentos como carne roja, embutidos, papas fritas, lácteos enteros, etc., por esta razón es mejor que elijas cortes de carnes rojas magras, carnes ligeras como pollo y pavo, lácteos descremados, pescado, aguacate, frutos secos y aceite de oliva o de semillas.

Loading...

4. Proteínas de buena calidad
Es conveniente aumentar el consumo de proteínas vegetales, como las legumbres (lentejas, garbazos, arvejas), frutos secos, soja y sus derivados.

Que cosas debes evitar:

1. Azúcar refinado

El azúcar blanco o refinado añade demasiadas calorías y no aporta nutrientes, por lo que se puede eliminar por completo de la dieta. Además la sensación inmediata de saciedad que obtenemos al ingerirla es engañosa ya que dura muy poco, y cuando desaparece, nos hace sentir todavía más hambrientas y cansadas, por lo que necesitamos repetir la “dosis”, estableciéndose así un círculo vicioso difícil de romper. Por esta razón, es mejor sustituir el azúcar por pequeñas cantidades de miel pero sin abusar, ya que es muy calórica o productos naturales como la stevia.

2. Cafeína
Elimina por completo el café, té negro y bebidas cola, aunque puede que luego de tomarlas te sientas más despierta y menos cansada, puede provocar efectos secundarios como taquicardias, presión arterial elevada, insomnio, etc. Sustituye estas bebidas por infusiones de té rojo o verde que además te ayudarán a bajar de peso.

Loading...

Sobre este post