Peleas entre hermanos

Todos amamos a estos seres que han compartido la vida con nosotros, sabemos sus gustos, que les molesta hasta sabemos callar cuando solo quieren un poco de silencio, en definitiva los hermanos son los compañeros ideales, pero a la vez son también nuestros mayores “rivales” ya que al saber tanto de nosotros tienen el arma perfecta para poder molestarnos,  chantajearnos y viceversa.

Según estudios las peleas son más frecuentes en edades tempranas, es decir cuando se es niño ya que juegan diferentes factores, tales como, ser el centro de atención de los padres, ser el consentido del papá y la mamá o porque no lo invita a jugar con sus amigos, por el asiento del carro en fin, todo puede desencadenar una pelea.

A medida que los niños crecen van moldeando su personalidad y con ella sus gustos, preferencias y opiniones (que es bueno), pero al igual que los 5 dedos de las manos, los hijos también son diferentes aún siendo hijos de la misma madre y del mismo padre y deben de “sentar sus precedentes” frente a sus progenitores y a sus hermanos, comúnmente esto se ve más en los hermanos que no se llevan tantos años, ya que están pasando por lo mismo y son dos “bombas” detonando en el mismo lugar, a diferencia de los hermanos mayores que se llevan más años con los menores, ya que el primero podrá entender los cambios del pequeño y de este modo orientarlo y darle consejos frente a las cosas que se le presentan en la vida.

Padres neutrales

Loading...

Los padres ejercen gran influencia en la forma de ser de sus hijos ya que son los progenitores el ejemplo más cercano que todo hijo quiera imitar, así que aunque ellos deban tomar sus decisiones y caminos, los buenos valores y enseñanzas son los que determinan el éxito de los ellos.

En una pelea de hermanos debe ser complicado justificar a uno y “culpar” al otro ya que si los padres tienen la razón uno de ellos podrá salir lastimado al no obtener una respuesta correcta a su mal comportamiento, pero padres, así deben ser las cosas, ser neutral con sus hijos es enseñarles que una decisión tiene sus consecuencias (sean buenas o malas) y que tu estarás para cuando se quieran tener un polo a tierra, no son preferencias es solo razonamiento lógico que tus hijos empezarán a poner en práctica y de esta manera serán personas con una capacidad de ver las cosas no justificando sus malos hechos sino viendo las circunstancias de una manera lógica.

A continuación algunos tips para los padres que estén en la etapa de peleas entre sus hijos:

Tips

  • No hay que comparar, pues se pueden fomentar envidias y celos que degeneran la relación entre los hermanos.
  • Las reglas de disciplina deben ser para ambos hermanos y equitativas para todos los miembros de la familia.
  • Es necesario dedicar tiempo exclusivo por separado a cada uno de los hijos, con el fin de que cada padre comparta actividades diferentes con los niños.
  • Estimular la interacción positiva, enseñando sentimientos de afecto y cariño, permite que los niños aprendan a quererse.
  • Elogie los comportamientos adecuados cuando los niños pueden compartir sin pelear.
  • No echarle siempre la culpa de los enfrentamientos al más grande o al más fuerte. Ambos deben ser tratados equitativamente.
  • Se pueden usar libros para enseñar la importancia de la buena relación entre hermanos, como por ejemplo ‘Franklin aprende a compartir’.
  • Si las peleas se vuelven recurrentes e intensas y la situación se sale de control, es aconsejable buscar ayuda profesional.
Loading...

Sobre este post