Mitos y verdades de las pastillas anticonceptivas (II)

Esta es la segunda parte de este artículo en el que pretendo despegar algunas dudas que tenemos acerca del uso de la píldora o las pastillas anticonceptivas.

Mitos y verdades sobre las pastillas anticonceptivas

9. Las pastillas anticonceptivas afectan los nervios
La mayoría de las mujeres no presentan este tipo de problemas al tomar la píldora, sin embargo algunas mujeres pueden manifestar nerviosismo pero este es uno de los efectos secundarios menos frecuentes.

10. Las pastillas me pueden dejar estéril
No sólo no modifican la fertilidad, cuando las dejes de tomar vas a tener la misma fecundidad.

11. Puedo fumar si estoy tomando pastillas anticonceptivas
Como lo mencioné antes, no es recomendable que las mujeres mayores de 35 años fumen si están tomando anticonceptivos orales, debido a que podría aumentar el riesgo de padecer algún trastorno circulatorio. Es importante resaltar que los anticonceptivos orales deben ser prescriptos por un médico y es el profesional quien se encargará de hacer todos los estudios y de evaluar cuál es la mejor opción.

12. Las pastillas anticonceptivas tienen otros beneficios además de la prevención de embarazos
Los anticonceptivos orales disminuyen las irregularidades menstruales, serás como un relojito y algunos también te ayudan a que la menstruación y los cólicos sean menos dolorosos.

13. Las pastillas anticonceptivas disminuyen el deseo sexual
Los anticonceptivos no disminuyen el deseo sexual o libido. Son otros los factores que pueden afectarla, pero si se trata de un estado permanente o de tiempo atrás, es preferible consultar con un especialista para determinar las causas.

14 Si dejo de tomar las pastillas anticonceptivas mi menstruación será más fuerte y dolorosa
Por lo general, cuando una mujer deja los anticonceptivos, su ciclo vuelve a tener las características que tenía con anterioridad, por lo que las reglas no serán necesariamente dolorosas. Sin embargo, en algunos casos, la menstruación podría ser más larga, abundante y dolorosa.

15. Después de tomar pastillas anticonceptivas por mucho tiempo, es difícil quedar embarazada
Al dejar de tomar anticonceptivos aunque se hayan utilizado por mucho tiempo la mujer vuelve a su ciclo habitual, por lo que no debiera haber ningún obstáculo para un embarazo. Si luego de haber dejado las píldoras no se logra un embarazo en el plazo de un año, es importante consultar con el ginecólogo, para determinar si existe algún factor o enfermedad que esté alterando la fertilidad.

16. Las pastillas anticonceptivas podrían aumentar el riesgo de cáncer
Los anticonceptivos actuales están compuestos de bajos niveles hormonales, por lo que no está comprobado que se asocien a algún tipo de cáncer. Sin embargo, si tienes algún antecedente o condición que sea incompatible con el uso de hormonas por ejemplo, una alteración de la coagulación que contraindique su uso, puedes escoger otro tipo de método pero siempre consultando con tu ginecólogo, hay muchas alternativas disponibles hoy.

17. Si cambio el método anticonceptivo, podría quedar embarazada
Todo cambio de método anticonceptivo debe ser guiado por el médico ginecólogo, ya que existen formas establecidas para pasar de un sistema a otro. Además efectivamente, en algunos cambios existe un período ventana en el cual podría ocurrir un embarazo. Lo importante es cambiar el método con supervisión médica, para que recibas las indicaciones necesarias y adecuadas sobre cómo cambiar y qué cuidados o precauciones tomar.

18. Beber alcohol disminuye el efecto de las pastillas
Como sabemos ya el consumo de alcohol en dosis altas es contraproducente para la salud en general. Pero si se utiliza moderadamente y en forma responsable, no es una contraindicación para el uso de métodos anticonceptivos. Sin embargo, no deben consumirse al mismo tiempo que ingieres alcohol, ya que éste podría disminuir o alterar su absorción.

19. Al abandonar las pastillas anticonceptivas puede existir la imposibilidad de quedar embarazada o la posibilidad de tener embarazos múltiples
Durante el tratamiento con la píldora, no se produce ningún efecto acumulativo en el organismo. Por eso, al dejar de tomarlas la mujer recupera su estado anterior al uso de las mismas. Al suspender el anticonceptivo la mujer ovula con total normalidad. No hay ninguna relación entre el uso de la píldora por poco o por mucho tiempo que se la tome y los problemas de infertilidad. Ya que este tipo de método es absolutamente reversible.

Mitos y verdades de las pastillas anticonceptivas (I)