Mi hijo quiere una mascota ¿Es beneficioso?

cachorroNo siempre es fácil tomar la decisión de traer a casa una mascota, pero habitualmente los  niños piden insistentemente una mascota, y ven a los cachorritos como un juguete que puede brindarles mucha diversión, sin embargo más allá del entretenimiento de tu hijo, la unión entre él y su mascota genera grandes beneficios en su desarrollo personal.

Se ha comprobado que tener una mascota en casa, beneficia tanto a los niños como a los adultos, ya que ayudan a la salud física y mental, enseñan a los niños acerca de la responsabilidad, el amor y la confianza. Sin embargo, no todas las circunstancias familiares son las indicadas para tener una mascota. Aunque quieras concederle a tu hijo ese gran deseo, al final, la responsabilidad de cuidar una mascota recae sobre ti, por eso debes decidir lo correcto para tu familia.

Antes de tomar la decisión hay que pensarlo mucho y considerar todo lo que significa integrar a ese nuevo ser y que haga parte por completo de la familia.  También es recomendable consultar un veterinario, que te aconseje sobre que mascota es la más conveniente, y lo que significa tenerla. Antes de adquirir una mascota, debes tener en cuenta una serie de cosas, para evitar que luego tengas que arrepentirte de haberlo llevado a casa, por esta razón es mejor que te asegures de estar bien dispuesto a asumir las responsabilidades que conlleva, y durante mucho tiempo.

Los perros deben salir a hacer sus necesidades de dos a tres veces al día, deben caminar, socializar y jugar con otros perros y con su dueño, alimentarse una o dos veces al día, cosas que influyen tiempo y constancia, por esta razón debes tener en cuenta si estás dispuesto a hacerlo y si tienes el tiempo que se necesita para estar junto a él y educarlo.   También hay que pensar que los cachorros se alimentan cuatro veces al día y necesitan salir otras tantas. Esto no se lo podemos enseñar si estamos fuera de casa muchas horas.

Son muchos los casos de personas que compran una mascota a sus hijos, pero luego de que deja de ser cachorro y que lo único que les da son responsabilidades, lo dejan de lado , y esto puede repercutir en el animal , hasta llegar a enfermarlo, se vuelven desobedientes y por lo tanto  una carga para la familia. Muchos de estos casos terminan en el abandono del animal. Ciertas mascotas necesitan más espacio y atención personal que otras. Si no tienes suficiente espacio en tu casa para alojar a un perro, o no puedes estar en tu casa durante el día para atenderlo, es aconsejable que pienses en tener una mascota que necesite menos atención y espacio.

Al comenzar debes enseñarle que tener una mascota es un gran responsabilidad que no se trata de un juguete y que ese ser depende de los miembros de la familia.  Lo segundo es saber que el mejor entrenador es el propio dueño, sea adulto o niño, es el que lo va a consentir, pero también debe controlarlo.

Es muy importante la salud familiar, por esta razón debes tener en cuenta si algún miembro de la familia sufre de alergias, para saber si es conveniente tener este nuevo miembro en casa.

Debes también averiguar cuanto puede costar la mascota desde el momento que la compres y el costo que te dará el cuidarlo, para cuidar algunas mascotas se necesita más dinero que para cuidar otras, por ejemplo, los perros y los gatos necesitan, como mínimo, alimento y cuidados médicos, cuyos costos pueden acumularse y resultar muy altos. Si puedes pagar los gastos del cuidado de una mascota pero no el precio de esta, piensa en adoptar una en un refugio de animales o en una sociedad protectora de animales o aprovecha la oportunidad si un amigo o conocido está regalando cachorros en lugar de comprarla en una veterinaria o tienda de mascotas.

Toda la familia debe participar en la elección de la mascota, existen muchas opciones, puede que tu hijo desee mucho un cachorrito pero tu no te sientes en capacidad de dedicar tanto tiempo y dinero en él. Por esta razón puedes ofrecerle diferentes opciones como una tortuga, un hámster o un conejito, ya que solo tú sabes cuanta responsabilidad es capas de asumir tu hijo para atender a su mascota y la comodidad de él.

Antes de llevar la mascota a casa, habla con tu familia sobre las expectativas y responsabilidades frente a ella. Lean libros juntos sobre la mascota que eligieron y sobre cómo hay que cuidarla. Decidan qué funciones cumplirá cada uno, incluso los niños pequeños, ya que muchas veces los niños al desear mucho tener un amiguito de juegos como estos, prometen y dicen sentirse en capacidad de estar junto a ellos y cuidarlos por completo, pero recuerda que al final tú serás la responsable de la mascota y posiblemente quien termine cuidando de ella, por esta razón es importante que tú quieras tomar esta decisión.

Si tienes una mascota en casa y estás esperando un bebé, es importante que prepares a tu mascota, no es necesario que te deshagas de ella solo porque vas a tener un bebé. Ten en cuenta que antes de saber que ibas a ser mamá o papá tu bebé era tu mascota, por esta razón debes intentar sensibilizarte ya que puede llegar a sentir celos por la falta de atención. Visita al veterinario para que te asesore acerca del tema.

Ten en cuenta que la mascota no durará toda la vida y la muerte de esta es algo muy traumático para un niño y puede que demuestre enojo o depresión. Es importante que hables de la muerte con los niños para que de esta manera manifieste su dolor. Evita decir cosas como: “Dios se llevó a tu mascota” o “la mascota está dormida” porque puede tener miedo de irse a dormir o puede pensar que Dios se llevará a alguien más. Si la mascota es vieja o está enferma y deben sacrificarla, asegúrale a tu hijo que tendrá una muerte tranquila y no sufrirá más. A algunos niños les ayudan los rituales, como el entierro de la mascota, mientras que otros no quieren verla más.

Beneficios de tener un perro en casa

  • Estimulan la afectividad de los niños
  • Generan actitudes de responsabilidad
  • Ayudan a que los niños sean más sociables
  • Potencian la sensibilidad de los niños. A los perros hay que darles cariño, nuestro tiempo, tenemos que sacarlo a pasear, hay que jugar con él y enseñarle buenos hábitos, y ofrecerles un espacio exclusivo para él en nuestra casa
  • Aprenderán a respetar las normas. Tendrás que poner normas y límites en el comportamiento de tu hijo con el perro, para que el niño sepa qué puede hacer y qué no. Por ejemplo, prohibirle que duerma en la cama con el niño
  • El animalito se vuelve un amigo incondicional que siempre está dispuesto a escuchar, hay niños que hablan y le cuentan sus secretos a las mascotas. Es un amigo que acepta al niño tal cual es, reforzando así su autoestima
  • Su presencia constante hace que las personas se sientan más confiadas, seguras y protegidas
  • Son una fuente de alegría y diversión para toda la familia, y con su compañía nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas de la vida
Loading...

Sobre este post