Lupus: todo lo que siempre quisiste saber

El lupus es una enfermedad que ataca a las mujeres en edad fértil (20 a 40 años). Se le considera una afección sistemática y crónica, es decir, sus ataques no solamente repercuten a nivel muscular, sino también, en casi todos los órganos. Es una extraña afección autoinmunitaria.

El sistema inmune es el encargado de combatir todo tipo de sustancias extrañas en el cuerpo, pero cuando éste se ve afectado por el lupus, su accionar se descontrola. Esto provoca que los anticuerpos no solamente ataquen a todas las amenazas extrañas, sino también a las células saludables.

A diferencia de la creencia común, el lupus no se puede contagia por contacto, no está relacionado con el SIDA ni con ningún tipo de cáncer. Sus orígenes o casusas son desconocidos, sin embargo, se cree que existen factores que pueden influir en su desarrollo: ambientales o genéticos.

Tipos de Lupus

lupus-enfermedadLupus eritematoso sistémico: este tipo de lupus provoca inflamación contra los tejidos y órganos.  Sus daños pueden observarse debido a cicatrices o huellas que deja en la piel, en el peor de lo casos, la calidad de vida de su portador disminuye. Llegar a su diagnóstico no es sencillo.

Lupus eritematoso discoide: sus efectos negativos en el sistema inmune provocan la aparición de manchas rojizas y bien definidas sobre la piel. Con el tiempo puede provocar eritemas, escamas y hasta atrofia en los músculos afectados.

Síntomas del Lupus

Sus síntomas se puede confundir con otras enfermedades, por eso se le conoce como “el gran imitador”. Las señales que  presenta varían según el portador. Algunos pacientes pueden presentar varios síntomas en tanto que otros no lo notan. Las más comunes son:

  • Erupciones cutáneas de color rojo en forma de mariposa.
  • Dolores e inflamación inesperada en las articulaciones.
  • Aumento de fiebre inexplicable.
  • Fatiga.
  • Se puede presentar la pérdida de cabello.
  • Los dedos de manos y pies presentan una coloración pálida.
  • El cuerpo se resiente ante los rayos del sol.
  • El porcentaje de células en la sangre disminuye.

El diagnostico

Este paso clínico depende de los síntomas presentados. Un análisis de sangre puede revelar la presencia de anticuerpos llamados antinucleares, estos generalmente se encuentran cuando la persona padece de esta enfermedad, aunque también cabe resaltar que otras enfermedades los producen.

Si se ha detectado este tipo de anticuerpos, el siguiente paso clínico es buscar pruebas de anticuerpos anti-ADN de cadena doble. Cuando se encuentra un valor elevado de estos es señal elevada de posible lupus.  Un examen de orina o sangre puede detectar si ha habido daño en el riñón.

Tratamiento para el Lupus

Según el órgano afectado así será el tratamiento a seguir. El tratamiento básico para el lupus es a través de la incorporación de corticoides. La alimentación debe ser completa en cuanto a los nutrientes, a la fecha no se ha logrado vincular ningún tipo de alimento a esta enfermedad.

Otros datos

  • Se dan más casos de lupus en mujeres que en hombres (10 veces más).
  • Jamás un tratamiento sería el mismo de una paciente a otra.
  • Una persona con lupus puede experimentar un estado de salud equilibrado si trabaja para ello.

Cuando una persona es detectada con lupus, generalmente las alarmas se encienden, pero se debe recordad que se puede vivir una vida sin problemas mayores. Para estar seguras se recomienda asistir al reumatólogo, o al menos a un médico de atención primaria.

Sobre este post