Los juegos según las edades de los niños

Jugar a sido parte de la evolución del hombre, en el sentido que gracias a ella se pudo enfrentar guerreros, sirvió para poder conquistar ciertas damas y así poder seguir con la vida en la tierra, de muchas maneras el juego ha sido parte importante para el hombre ya que desde pequeños necesitamos la interacción con los demás.

En los primeros meses de vida el bebé realiza un juego llamado “ juego motor” el cual consiste en frotarse alguna parte del cuerpo no  buscando juego (porque en esta etapa no se sabe que es) sino buscado el placer de realizarlo, es decir cuando nuestro bebé frota sus pies junto con el otro y de este modo quitarse la media, podemos verlo hacer esto muchas veces sin casarse, esto le ayuda a consolidar mediante el ejercicio conductas que se están adquiriendo, mediante la puesta en práctica del ensayo de distintos aspectos de esa conducta y la acción de combinarlas entre sí.

El siguiente juego se llama “juego simbólico” y se lleva a cabo a los dos años de edad en esta etapa, el objeto que se utiliza para la representación o el sujeto que interpreta la acción asumen distintas funciones según el juego, por ejemplo dos niños pueden jugar a que uno es el indio y otro el vaquero pero cuando se aburran, pueden decidir que el que era vaquero va a ser indio y viceversa.

El juego de ficción depende siempre de dos factores: el mundo interior infantil, esto es la proyección de los derechos y emociones del niño; y el entorno social que determina por ejemplo que los niños del s.XXI jueguen a los clones, poco a poco y con la edad el niño comenzará a respetar una serie de normas para jugar con otros niños.

A los 6 años aparecen los llamados “juegos con reglas” en las que su organización y las acciones que los caracterizan han de someterse a unas normas y reglas.

Los niños de 4-6 años no siguen las reglas porque a pesar de jugar juntos persiguen un objetivo concéntrico que consiste en divertirse. (Más adelante los niños de 6-11 años utilizan  las reglas porque las suponen impredecibles y determinantes a la hora de jugar, sólo existe una forma de jugar y esta fue pensada por la figura que creó las reglas).

A partir de los 11 años los niños asumen las reglas como parte del juego pero teniendo en cuanta que éstas son susceptibles a cambios si se llega a un acuerdo con la mayoría.

El último juego del que nos hablan expertos como Piaget, es el “Juego de construcción” que tiene como finalidad la reproducción de modelos mediante el acoplamiento y montaje de piezas (juegos de modelado donde se utilice plastilina o barro)

Este último tipo de juego deberá su complejidad al desarrollo motor y cognitivo del sujeto y aunque está presente desde edades muy tempranas, es algo que disfrutan personas de cualquier edad.

Sobre este post