Los 8 alimentos más efectivos del mundo para combatir células cancerígenas

Actualmente se sigue estudiando la relación que hay entre diferentes tipos de alimentos saludables y la reducción de diferentes tipos de cánceres. Si bien, no hay suficiente evidencia científica como para afirmar que hay alimentos que pueden reducir o frenar los cánceres, lo cierto es que muchos estudios han encontrado resultados muy positivos de la buena alimentación en los pacientes con cáncer.

A través de la alimentación el cuerpo absorbe los nutrientes para mantenerse sano y regenerar los tejidos. Una alimentación saludable antes, durante y después del tratamiento del cáncer ayuda a fortalecer los pacientes con esta enfermedad y reducir el impacto del tratamiento. Los estudios han determinado que hay algunos alimentos con propiedades anticancerígenas que pueden ser determinantes para prevenir, combatir y tratar diferentes tipos de cánceres tanto en hombres como en mujeres. En esta ocasión te queremos compartir el top 8 de los alimentos más efectivos para combatir las células cancerígenas.

Ajo

Sin duda uno de los mejores alimentos anticancerígenos que podemos encontrar en la naturaleza es el ajo. Además de ser muy fácil de adquirir y muy económico, el ajo es conocido como un anticancerígeno natural gracias a sus propiedades antioxidantes que tienen la capacidad de combatir y frenar la acción de los radicales libres. Uno de los antioxidantes más poderosos del ajo es la alicina, que sumado a  los compuestos de sulfuro de dialilo, son claves en la prevención de diferentes tipos de cánceres.

Tomates

Los tomates han sido relacionados con la reducción y prevención de diferentes tipos de cánceres gracias a su alto poder antioxidante. Este alimento contiene carotenoides, así como licopeno, que de acuerdo con los estudios, son sus principales ingredientes activos para prevenir el cáncer.

Té verde

© Liv Friis-larsen – Fotolia.com
© Liv Friis-larsen – Fotolia.com

El té verde se caracteriza por su alto contenido de flavonoides llamados catequinas, específicamente epigalocatequina-3-O-galato (EGCG), que actualmente están siendo investigados por sus efectos en la salud. Un estudio realizado en Corea del Sur, encontró que el EGCG tiene una increíble capacidad para interrumpir elementos inflamatorios en el organismo y prevenir el cáncer.

Uvas

Las uvas rojas, así como el vino tinto que se obtiene de éstas, son ricas en un poderoso antioxidante conocido como resveratrol. Este poderoso antioxidante reduce y frena el impacto de los radicales libres en el organismo, reduciendo la muerte celular y estimulando la regeneración. Gracias a este beneficio, las uvas tienen un poderoso efecto para prevenir diferentes enfermedades crónicas incluyendo el cáncer.

Cúrcuma

Esta famosa especia se ha ganado un lugar muy especial entre los alimentos anticancerígenos ya que varios estudios han evidenciado que la curcumina, ingrediente activo de la cúrcuma, tiene una poderosa acción antioxidante y antiinflamatoria que puede ayudar a las personas que sufren de cáncer. Este ingrediente activo combate las células malignas y ayuda a reducir el impacto de los tratamientos para combatir esta enfermedad.

Granada

granada curar cancer

Es una fruta rica en antioxidantes que resulta prometedora en la prevención y tratamiento del cáncer de mama. Se caracteriza por su alto contenido de ácido cítrico, que cumple una acción desinfectante, alcaliniza la orina y potencia la acción de la vitamina C; ácido málico; flavonoides y los taninos. En otros estudios también se encontró que la granada podría ayudar a prevenir y tratar el cáncer de próstata y la osteoartritis.

Trigo

La fibra de los cereales integrales, como el centeno, estimula el tránsito intestinal, previene el estreñimiento y ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en el cuerpo. Este alimento arrastra las células cancerígenas que puede haber en el conducto digestivo y que pueden llegar a causar cáncer de estómago o de colon. Su consumo regular en la dieta podría ayudar a impedir que sean absorbidas las sustancias cancerígenas y gracias a ello ayudaría a prevenir el cáncer de mama y de páncreas.

Aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen es un alimento ideal para incluir en la dieta ya que le aporta importantes beneficios al organismo. En el caso del cáncer, este tipo de grasa saludable es considerada como una potente arma contra algunas líneas celulares de cáncer de mama, ya que se ha encontrado que reduce de forma drástica los niveles de determinados oncogenes, los cuales están relacionados con el 30% de las pacientes que desarrollan una forma agresiva de esta terrible enfermedad.

 

Sobre este post