La relajación

La relajación es un estado en que mente y cuerpo se hallan en perfecta armonía sin sentir estrés o cualquier otra tensión que hacen que se  pierda el control. La relajación es muy necesaria ya que por el estrés puede haber repercusiones tanto a nivel físico como emotivo.

En la parte física unas buenas técnicas de relajación (más adelante mencionaré algunas), nos van a ayudar a aliviar dolores como la migraña, dolores musculares, cansancio etc. En nuestra parte emotiva  la falta de relajación se va a ver reflejada en tristeza, angustia y depresión, los cuales en algunos casos se  tornan más críticos y requieren tratamiento especializado.

Para aprender técnicas de relajación primero que todo debemos aprender a respirar bien.

Loading...

Respirar no es solamente la acción de tomar aire por la nariz y botarlo sea por la nariz o por la boca. Lo mejor es regular la entrada de oxigeno con prácticas que se pueden hacer acostado, sentado o parado:

Al respirar el punto de atención en el que debemos centrarnos es el abdomen, inhalamos profundamente y exhalamos lentamente. Sentimos que nuestro estómago, pecho y clavícula se mueven hacia afuera. Al respirar adecuadamente cambiamos los altos niveles de dióxido de carbono de nuestro sistema.

Algunas técnicas de relajación

  • Lo mejor es practicar el ejercicio sentados, ya que esto evita el quedarnos dormidos.
  • Utilizar ropa cómoda, y holgada de manera que nada nos incomode
  • Cabello suelto
  • Luz tenue y música suave, puede ser con sonidos de la naturaleza.

Empieza cerrando tus ojos y practicando la respiración adecuada, inhala profundamente y exhala suavemente, empieza a soltar tus músculos y cada parte de tu cuerpo, concentrándote en cada una de ellas, desde la cabeza hasta la punta de tus pies, trata de quitar todos los pensamientos de tu cabeza. Siente que una calma interior te llena.

Empieza a practicar cada día así sea un corto tiempo y veras que esto se refleja en menos ansiedad, y más energía y ganas de vivir.

Loading...

Sobre este post