La influencia de los cuentos de hadas en los niños

blancanievesCuando éramos niños nuestros padres nos contaban en las noches cuentos de hadas y brujas, pero no sabíamos cual importante es esto para la vida de un niño.

Muchas sensaciones se tejieron a partir de las historias, pasábamos por varios estados, de la risa al llanto, del miedo a la tensión, etc., y en muchas ocasiones hasta nos sentimos identificados con algunos de los personajes de la historia.

Pero más allá de los recuerdos que se tejen en nuestra mente, este tipo de sensaciones y memorias del pasado los sicólogos hacen hincapié en la influencia que este tipo de cuentos tiene en los niños.

Como referencia han tomado los cuentos más conocidos y que casi todos los niños han escuchado alguna vez como Blacanieves, Caperucita Roja, La cenicienta, La bella Durmiente, etc., tomando en cuenta la función educativa y de formación que estos cuentos tienen en a mente de los niños.

Pero a diferencia con los cuentos contemporáneos, los clásicos tienen un tono problemático, ya que abordan temas como muerte, abandono, límites de la existencia y hasta la vida eterna. Por esta razón las historias seguras, excluyen estos temas problemáticos, con la finalidad de no angustiar a los niños, logrando apartarlo de todo aquello que lo preocupa y mostrando una vida real más agradable y aceptada.

Pero por más de que como padres queramos ahuyentarlos de este tipo de cosas, es bueno que los niños conozcan que en la vida hay un lado bueno y uno malo y de esta manera puedan reconocer su propio lado malo, o entender que hay cosas que pueden hacer que no están bien, sin que esto los haga sentir mal y justamente estos cuentos los acercan a conocer esta parte, creando así problemas de culpabilidad o de aprendizaje.

Los cuentos tradicionales muestran o lo bueno o lo malo, o la bruja maléfica o el hada buena, causando así una disociación y generando sentimientos de contrariedad. Los monstruos y ese tipo de cosas que los asustan, pueden despertar en los niños lados oscuros o héroes y heroínas. Monstruos, dragones, gigantes, no son atractivos, pero son los que tienen el poder, mientras que el héroe, por el contrario es el que se idealiza, es por lo general con el que el niño se siente identificado.

Los cuentos de hadas suelen plantear, de alguna manera problemas existenciales. Los personajes, no son como en la realidad, hay buenos o malos, gordos o flacos, lindos o feos, agradables o desagradables, no existen términos medios.

Cada niño va adaptando poco a poco un ideal en estos personajes, esa elección tiene que ver con cada niño en particular. Pero esto tiene que ver con el análisis que todos tenemos en un principio, que nos ayuda a entender y controlar la realidad. Luego con la madurez, desarrollo y vivencias, vamos entendiendo que las personas reales no son ni buenos, ni malos, sino que los dos aspectos cuentan y que nadie es totalmente perfecto o imperfecto.

De la misma manera vamos viendo que la realidad no es tan mala, ni tan buena, sino que conviven las dos cosas, y que el ser humano se ira adaptando e integrando en sus aspectos positivos y negativos.

Por esta razón los niños al escuchar un cuento están eligiendo más que eso, están decidiendo quien ser, se identifican con personajes buenos y malos, les ayuda a luchar contra los problemas sicológicos que conlleva el crecimiento y así también van formando su personalidad.

Luego con el desarrollo y la maduración,  se genera el gusto por distintas lecturas, por lo general los temas que contienen estos cuentos tienen que ver con algunos temores que se generan en distintas edades.

Es importante que los papitos atiendan estos aspectos y los ayuden con la magia y pensamiento del niño, sintiéndose acompañado y comprendido por su entorno. A través de los cuentos el niño procesara sentimientos, así como podrá elaborar sus pérdidas y reparar el daño que ellos sienten que han ocasionado.

Sobre este post