El poder de los pensamientos te puede conducir a una vida mejor

Muchas veces hemos oído acerca del poder del pensamiento y aunque suene casi de otra dimensión, es una realidad que cuando la pones en práctica en tu vida las cosas van cambiando y de das cuenta que tú misma puedes dirigir tus pensamientos a lograr cosas positivas, esto se le conoce como la ley de la atracción ya que atraemos lo que pensamos.

Habitualmente permitimos que nuestros pensamientos negativos inmediatamente después de generarse se instalen en nuestra mente y comiencen a dar vueltas y a repetirse una y otra vez.

Los pensamientos, de todas las personas son energía y como tal se propagan, ya sean positivos o negativos, por lo tanto lo que pensamos influirá de alguna forma en nuestras vidas.

El poder de los pensamientos te puede conducir a una vida mejorCuando un pensamiento negativo aparezca en tu mente, date cuenta conscientemente  ello, reconócelo como tal y no permitas que se quede dando vueltas y afectándote. Por un instante toma tú el mando de tu mente y no le permitas continuar, decide conscientemente  que ese pensamiento negativo no es válido, que tú has decidido rodearte de pensamientos positivos y que la negatividad no tiene cabida en tu vida.

Es muy importante la actitud que le pones a la vida, desde el momento en que asumes que tú eres la dueña de tu destino, tu misma decides que tipo de vida deseas para ti y para lo que te rodea.  Si tus pensamientos y sentimientos son negativos, será como si tuvieras una negra nube sobre ti y te mantendrás en un círculo cerrado de dolor, tristeza, soledad y sueños inalcanzables.

Si por el contrario, por muy mal que estén las cosas, decides cambiar tu actitud y llevar positivamente tus pensamientos, eliminando por completo el hábito de predicciones negativas y negras predicciones y cuando aparezcan darte cuenta de ello y decir: Este es un pensamiento negativo que no quiero en mi vida, soy dueña de mis pensamientos  y de mi mente, por lo tanto yo dirijo mis pensamientos en busca de mis objetivos y de una buena vida.

Loading...

Repite los pensamientos de eso que deseas de forma continua, visualiza lo que anhelas, cada pensamiento tiene el poder para construir lo que es compatible con ellos. Aquel que se alimenta de elevados pensamientos alcanzará la madurez y el equilibrio, la sabiduría y nobleza, el éxito y la fortuna, debes darle a tus pensamientos el valor y la dimensión real que tienen, solo así los controlarás inundando tu mente con los pensamientos correctos, los que serán artífices de la creación que deseas obtener.

Toma nota de los pensamientos recurrentes que creas que son un obstáculo en tu vida, de esta forma podrás tomar conciencia de ellos y cambiarlos cada vez que se presenten. Realiza un ejercicio todas las noches, ocupa tu mente y presta mucha atención sobre todo aquello que es positivo para tu vida y lo que realmente deseas,  decídete a tomar el mando de tus pensamientos y notarás los cambios, los pensamientos que llenan nuestra mente hacen lo que somos.  Debemos pensar de una manera más ordenada y eficaz, saber que nuestra mente es una herramienta que nos debe servir, preparémosla entonces para que lo haga de la mejor manera posible.

Cuando corregimos nuestros pensamientos, creamos un poder mental que nos lleva a un cambio de actitud y logramos nuestros objetivos. Tengamos presente que la mente crea lo negativo y también lo positivo, si tenemos alguna escasez, enfermedad, eso es producto de la mente, podemos cambiar desde nuestro ser, cambiando nuestros pensamientos por unos de abundancia, salud, amor, armonía.

Estos pensamientos positivos, nos permiten acumular fuerza interior y nos capacitan a ser constructivos, son los que siempre dan beneficio en todas las situaciones sin atraparnos en la apariencia externa de una situación. Pensar positivamente no significa que ignoremos la realidad a nuestro alrededor y pretender vivir en lo irreal o pretender ser otro.

Pensar positivamente significa ver los problemas y reconocer su realidad, pero al mismo tiempo ser capaces de encontrar soluciones a ese problema. A menudo, esto requiere tolerancia, paciencia y sentido común. Es fácil ser pesimista, así como ser optimista, pero necesitamos ser muy cuidadosos y maduros si queremos ser realistas. Una persona que piensa positivamente será consciente de las debilidades de los demás a su alrededor pero aún así dirigirá su atención hacia las buenas tendencias de los demás.

Así que si quieres cambios de verdad en tu vida, comienza por ti misma, por tus pensamientos. Ya basta de “nunca conseguiré nada”, o “nadie me querrá nunca” etc. Reconócete a ti misma como un ser único y especial, que trabaja por mejorar sus defectos a partir de una actitud positiva.

Loading...

Sobre este post