El anís como un perfecto remedio para las arrugas

Tú puedes llegar a ser una persona propensa a tener arrugas, por lo tanto este artículo es perfecto para ti

Es fácil encontrar personas que se aceptan tal y como son, sin embargo, también es fácil notar personas las cuales reaccionaron de mala manera al detectar su primera arruga; sin duda alguna la primer arruga causa diversas reacciones, posiblemente algunas no sean tan alarmantes, pero la gran mayoría sí lo son, ya que, indican que uno nueva etapa está comenzando en sus vidas.

Este importante momento en la vida de las mujeres ha hecho que las principales compañías cosméticas lancen al mercado diversas alternativas, productos propicios para tratar las arrugas, tales como cremas, lociones, entre otros; ya sabemos el costo de estos, no sólo para nuestro bolsillo sino para nuestra piel, gracias al exceso de químicos que poseen.

No estamos en contra a que se cuiden, sin embargo, les recomendamos hacerlo siempre de manera natural; para ello existen alternativas como el anís.

El anís como un perfecto remedio para las arrugas¿Qué es el anís?

Antes de recomendarlo debemos saber qué es; se trata de una planta aromática compuesta de propiedades sedantes bastante fuertes, ésta favorece de buena manera la producción de colágeno, el cual se encarga de mantener en buenas condiciones los tejidos de la piel.

El anís hace que los músculos del rostro se contraigan, contribuyendo a la desaparición de las líneas de expresión, líneas que se convertirán en arrugas paulatinamente.

Es ampliamente recomendada, ya que es la alternativa perfecta para que las arrugas no aparezcan, y si ya se encuentran en el rostro, para que desaparezcan; para ello se debe ser juicioso con el remedio casero que expondremos más adelante.

Otros usos del anís

Al hablar de esta planta también debemos hacer énfasis en otros de los usos para los cuales es empleada; gracias a sus propiedades sedantes (nombradas anteriormente) y antiespasmódicas, ésta cumple la función de aliviar problemas digestivo y estomacales.

Tampoco debe dejarse de lado que posee propiedades antiinflamatorias; las personas suelen utilizarla para problemas en las piernas, incluso dolores producidos por el ciclo menstrual, entre otros.

Mascarilla de anís para combatir las arrugas

Luego de enterarnos sobre qué es el anís, cuáles son sus propiedades y que otros usos le brindan, les enseñaremos la manera de combatir las arrugas con él; para ello elaboraremos una mascarilla, la cual es mucho más económica que los productos cosméticos y puede resultar mucho más beneficiosa para la piel.

Ingredientes

  • Semillas de anís: 4 cucharadas o 40 gramos.
  • Agua: 1 taza o 250 mililitros.

Preparación y aplicación

Comenzaremos por el agua, ésta debe ponerse en un recipiente resistente al calor, luego ponerla en el fogón con fuego a término medio, debemos esperar hasta que haya hervido.

Una vez se encuentre en su punto de ebullición verteremos el agua en una taza para que ésta se repose de manera adecuada, al menos durante 2 minutos.

Pasado este tiempo añadimos las semillas de anís en el agua para que realice el proceso de infusión sobre la misma; mientras esto sucede cubrimos la taza con una tapa para evitar que las propiedades se evaporen.

Para aplicar esta infusión sobre el rostro se recomienda lavar previamente con agua tibia, luego tomar un trozo de algodón y esparcir la misma por las arrugas.

No es necesario enjuagar posteriormente.

Sobre este post