Ejercicios y tips para eliminar grasa en piernas y cadera

¿Quieres unas pierna y caderas más delgadas? no te pierdas los siguientes ejercicios y consejos para eliminar la grasa y tonificar

Las piernas y la cadera hacen parte de nuestro atractivo físico como muchas otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, cuando no les damos los cuidados necesarios y nos descuidamos con la alimentación, poco a poco empezamos a notar cierta flacidez y un incremento de peso que puede afectar la belleza.

Por esto, la mayoría de mujeres estamos en la búsqueda constante de trabajar estas partes del cuerpo y encontrar los cuidados adecuados para eliminar la grasa y tonificar.

La buena noticia es que existen muchas formas de lograr el objetivo y llegar a lucir esas piernas que tanto deseamos; no obstante, se requieren de muchos esfuerzos y constancia para ver los resultados y mantenerlos.

En esta ocasión vamos a compartir una serie de ejercicios y recomendaciones para trabajar esta parte del cuerpo. ¿Estás dispuesta a asumir el reto?

Rutina de ejercicios para eliminar grasa de las piernas y caderas

El ejercicio tiene un papel determinante en todo plan para eliminar grasa y moldear la figura. En este caso es una de las mejores formas de adelgazar y trabajar las partes localizadas para reafirmarlas.

Ejercicios y tips para eliminar grasa en piernas y cadera
© anetlanda – Fotolia.com

Hoy vamos a compartir una serie de ejercicios que están diseñados exclusivamente para piernas, caderas y cintura.

Elevación de piernas

Apóyate en el suelo con las rodillas y las palmas de las manos (4 apoyos), y luego, extiende la pierna derecha hacia afuera y hacia atrás de tal manera  que quede recta con el resto del cuerpo.

Trata de mantener la posición durante algunos segundos, regresa a la posición inicial y repite el ejercicio con la otra pierna.

En este ejercicio es clave mantener el equilibrio y lo ideal es hacerlo de 10 a 20 veces por cada pierna.

Elevación de cadera

Acuéstate boca arriba, con los brazos a los lados del cuerpo y la rodilla flexionada. Ahora, eleva los muslos y la cadera de tal forma que la espalda quede descansando en el suelo y el abdomen contraído.

Con la cadera elevada unos segundos vas a sentir una leve presión en los glúteos y alrededores, indicando que esos músculos están trabajando y tonificándose.

Trata de mantener cada elevación como mínimo 10 segundos y luego incrementa cuando tengas más experiencia.

Elevaciones de piernas circulares

Eleva una de tus piernas a la altura media y con ella flexionada, empieza a hacer breves círculos en ambos sentidos.

Haz cada movimiento de forma suave, sin forzar demasiado la pierna porque puede provocar una lesión.

Cambia de posición a la otra pierna y repite el movimiento mínimo 20 veces para hacerlo efectivo.

Torsiones

Este ejercicio trabaja las caderas y la cintura para ayudar a combatir la grasa localizada y de paso tonificar.

Para hacer una sencilla serie de torsiones, párate con las piernas ligeramente separadas y gira la cintura tanto como puedas hacia la derecha, y luego hacia la izquierda.

Haz 20 repeticiones con las manos en las caderas, otras 20 con las manos en la nuca y por último con los brazos en cruz.

Sentadillas

Uno de los ejercicios por excelencia para trabajar las piernas, caderas y glúteos son sin duda las famosas sentadillas.

Párate derecha con las piernas separadas a la anchura de los hombros, flexiona hacia adelante las rodillas y baja la cadera tanto como puedas, asegurándote que las rodillas no sobrepasen los pies.

Sube y baja hasta completar 30 repeticiones y trata de hacer unas 3 series. Para mejores resultados realiza el ejercicio tomando una mancuerna en cada mano.

Elongación de pierna

Este tipo de ejercicios hacen parte de los más básicos para trabajar y dar firmeza a las caderas y los muslos. Puedes hacer estocadas laterales o estocadas saltando, ya que ambas tonifican la parte inferior del cuerpo.

Párate con los pies separados a la anchura de las caderas y luego, da un paso con uno de los pies hacia adelante, doblando la rodilla hasta que forme un ángulo de 90 grados. Al mismo tiempo estira la pierna contraria hacia atrás y dobla la rodilla hasta tocar levemente el suelo.

Utiliza la fuerza de los  cuádriceps y los glúteos para impulsarte con el pie derecho y vuelve a la posición inicial antes de repetir la elongación en la pierna izquierda.

Sentadillas con salto

Esta variación de sentadillas es un nivel más allá que la anterior, pues permite quemar más grasa mientras se trabaja caderas y pierna.

Separa las piernas a la anchura de los hombros con las puntas hacia afuera y el tronco recto. Flexiona las rodillas y baja los glúteos, pero esta vez, al subir, realiza un salto de extensión para caer nuevamente en la posición inicial.

Se trata de un ejercicio de alta intensidad por lo que se recomienda hacerlo solo de 10 o 15 repeticiones.

Bicicleta

La bicicleta es un ejercicio muy completo que se puede realizar al aire libre de la forma clásica o en casa con una estática. En estos dos casos se recomienda hacerlo mínimo 30 minutos diarios  para buenos resultados.

Para la otra opción, acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y la espalda ligeramente elevada. Ahora, sujetando las caderas con tus manos, eleva las piernas y haz el movimiento de pedalear (1 minuto hacia adelante y 1 en sentido inverso).

Ejercicio cardiovascular

El trabajo cardiovascular no puede faltar en una buena rutina de ejercicios ya que es la mejor manera de acelerar el metabolismo y aumentar la quema de grasa.

Puedes realizarlos al final de los ejercicios localizados o hacer un “entrenamiento interválico”. Entre los recomendados para este caso están:

  • Correr o trotar.
  • Practicar zumba.
  • Saltar la cuerda.
  • Subir y bajar escaleras.

Tips para mejores resultados

Aunque el ejercicio es la mejor manera para eliminar la grasa y tonificar, también es bueno tener en cuenta otras recomendaciones para acelerar los resultados.

Mejorar la alimentación

Como con cualquier plan para eliminar grasa, la alimentación tiene un papel determinante ya que de ella depende que se incremente o se reduzca su acumulación.

Aunque lo ignores, las piernas y las caderas son partes del cuerpo muy susceptibles a la acumulación de grasa y la flacidez. Por esto, se debe evitar la ingesta excesiva de carbohidratos, azúcares y grasa, y en su lugar adoptar un plan de alimentación basado en las frutas, verduras y cereales.

Combatir la retención de líquidos

Las personas que sufren de retención  de líquidos por lo general tienen más dificultad para perder peso, moldear su cuerpo y tonificar.

Este problema de salud puede hacer que las piernas se inflamen y luzcan poco saludables por la apariencia de la celulitis.

Por esto es muy importante consumir alimentos o productos diuréticos que contribuyan a hacerle frente al problema. Entre los recomendados están:

  • Agua de piña.
  • Jugo de pepino.
  • Té de diente de león.
  • Té de apio.
  • Jugos verdes.

Tomar agua

Uno de los mejores hábitos que podemos adoptar todos los días es el de beber unos dos litros de agua cada día.

Además de ser una fuente de hidratación, el agua contribuye a eliminar las toxinas del cuerpo, responsables de ralentizar el metabolismo y provocar problemas estéticos como la celulitis.

Masajes

Los masajes reductores localizados también contribuyen a reducir el volumen de las piernas y de paso tonificar.

Lo ideal es hacerlos con algún aceite o producto reafirmante ya que de esta forma se elimina con más facilidad la grasa acumulada y se combate la flacidez.

Sobre este post