Ejercicios fáciles para tonificar los glúteos en casa

Si quieres lograr unos glúteos tonificados y perfectos, pon en marcha los siguientes ejercicios y sé constante con ellos

La mayoría de mujeres desea tener unos glúteos perfectos, ya que son otro de los grandes atractivos del cuerpo femenino. Algunas aún se preguntan cuál es el secreto para lograr unos glúteos firmes y tonificados, sin querer aceptar que la mejor respuesta a ello son los ejercicios. Es cierto que a la mayoría les da un poco de flojera realizar una rutina de ejercicio diaria, con la que puedan mantenerse en forma y lograr el cuerpo deseado, pero si en verdad nos ponemos a pensar en todos los beneficios de dedicarle tiempo a nuestro cuerpo, nos vamos a motivar y seguro pondremos en marcha lo que sea necesario para lograr unos glúteos y cuerpo hermosos.

No hace falta una cirugía o cualquier otro procedimiento para lograr unos glúteos perfectos. Con una buena rutina de ejercicios y siendo constantes con ella, seguro vamos a lograr los mejores resultados. ¿Quieres tonificar tus glúteos fácilmente desde tu casa? (Visita también: Ejercicios para agrandar y tonificar los glúteos en 60 días)

Rutina de ejercicios para tonificar los glúteos en casa

1. Sentadillas
Las sentadillas son un ejercicio muy efectivo para fortalecer y tonificar los glúteos, al mismo tiempo que fortalece los muslos y las caderas.

  • Para empezar, separa las dos piernas a la altura de los hombros, dobla un poco las rodillas bajando poco a poco las caderas y manteniendo la espalda derecha.
  • Una vez adoptes esta posición, baja las caderas y vuelve y sube lentamente, haciendo de 8 a 16 repeticiones.
  • Recuerda siempre mantener la espalda derecha y si quieres mejores resultados, puedes sostener pequeñas pesas en cada mano y flexionar los brazos hacia arriba de tal forma que cada una de las pesas quede a los lados del rostro.
Ejercicios fáciles para tonificar los glúteos en casa
© Kaspars Grinvalds – Fotolia.com

2. Estocadas
Las estocadas son un ejercicio muy fácil de realizar, con el que además de los glúteos, también vamos a trabajar muslos y piernas. Este ejercicio te permite trabajar casi toda el área inferior del cuerpo, aunque puede resultarte algo agotador.

  • Separa las piernas levemente como a la altura de los hombros, siempre con la espalda bien derecha y da un paso flexionando las rodillas como haciendo un ángulo de 90 grados con cada una.
  • Regresa a la posición inicial y repite el mismo ejercicio con la otra pierna. Lo ideal es hacer 3 series con 16 repeticiones.
  • Al igual que con el ejercicio anterior, puedes sostener pesas con ambas manos para lograr mejores resultados.

3. Hacer bicicleta
Ya sea con una bicicleta del gimnasio o con la bici tradicional que usamos para nuestros paseos, este ejercicio es ideal para tonificar muslos, caderas y glúteos, al mismo tiempo que te ayuda a quemar calorías  reducir grasa. Si te aburren los ejercicios específicamente para los glúteos, la bicicleta puede ser tu mejor opción.

Si deseas agrandar tus glúteos con el uso de remedios caseros y con resultados espectaculares, te invitamos a leer nuestro artículo Cómo tener la cola grande sin cirugía.

4. Subir y bajar escaleras
Muchas desconocen que una actividad tan cotidiana y al alcance de todas es ideal para tonificar y fortalecer los glúteos. Si no te gustan los deportes y los ejercicios llenos de posiciones, una buena opción es subir y bajar escaleras aumentando poco a poco el ritmo. Además de ayudarte a lucir una cola perfecta, también es bueno para quemar calorías.

  • Para empezar hazlo lento y posteriormente aumenta la velocidad con que lo haces.
  • Al bajar, trata de hacerlo lento para o resultar con las rodillas lesionadas.
  • Optar por subir escaleras es una gran opción en lugar de utilizar ascensores o escaleras eléctricas. Pero para mejores resultados lo debemos convertir en nuestra rutina.

¡Ten en cuenta!

Estos sencillos ejercicios pueden darte muy buenos resultados, siempre y cuando seas constante con ellos y los combines con otros buenos hábitos como alimentación, hidratación e incluso  cuidado de la piel.

Visualiza y enfócate en tu objetivo sin perder el ánimo, pues obviamente los ejercicios no darán resultado con una o dos sesiones diarias que realizas. Dale tiempo a tu cuerpo para asimilar los cambios y verás que en cuestión de semanas lucirás la cola que tanto deseas.

Sobre este post