Dieta sana para tu perro

Imagen: fondolove.com
Imagen: fondolove.com

La salud de tu perro está relacionada en gran medida con lo que come diariamente y de ti depende ofrecerle la mejor alimentación.  Si tu perro está mal alimentado o tiene una dieta deficiente se observará en el pelo reseco o que le cause rasquiña, flatulencia, poca energía, olor corporal desagradable, diarrea, vómitos y conducta extraña.  El cambio a una dieta saludable y sana dará resultados en pocas semanas.

No olvides visitar al veterinario para conocer la salud, las deficiencias y todo lo que necesites saber acerca de tu mascota.

Te daremos algunos consejos para que tu mascota esté bien alimentada y con alimentos que puedes preparar en tu casa.

Dieta sana para tu perro:

  • Muchos de los alimentos que venden en el mercado son de mala calidad y harán que la salud de tu perro no sea la mejor. Los más adecuados son lo que hacen con carne de la mejor calidad, no le ofrezcas alimentos a base de soja ya que son difíciles de procesar por su sistema digestivo.
  • Evita comprar marcas que contengan conservadores, aditivos químicos y sabores y colores artificiales.  Elige los alimentos enlatados ya que contienen alta cantidad de grasas necesarias para tu mascota y además a el le encantarán.
  • El alimento seco o más conocido como concentrados, ofrecen proteínas concentradas y mantendrá los dientes de tu perro fuertes, sanos y limpios. Puedes mezclar alimentos enlatados con concentrados en partes iguales y también opta por agregara alimentos saludables como verduras, huevos y requesón.
  • Las golosinas también le gustan a tu perro puedes darle carne magra, huesos que no puedan romper, verduras, frutas frescas, requesón bizcochos para perro con cereales integrales y yogurt.
  • Aunque la comida de perro tiene las proteínas y minerales necesarios para una dieta sana, también es necesario que le ofrezcas alimentos frescos y crudos que le den enzimas que no tiene la comida procesada.  Algunos de estos alimentos y que les encantan son las zanahorias, manzanas, lechuga verde y brócoli.  Ralla o pica agregando dos cucharadas de esta comida cruda por cada 10 libras de peso. Comienza con cantidades pequeñas para que su aparato digestivo se adapte, ya que un exceso de alimentos crudos puede causar diarrea.
  • La carne cruda le gusta a la mayoría de los perros, compra carne orgánica para evitar las hormonas y otros productos químicos que hay en alimentos comerciales.  Comienza con pequeñas cantidades para evitar trastornos digestivos y darle tiempo al organismo tiempo para adaptarse. Puedes darle dos veces a la semana.
  • Tu perro estará sano si le das los alimentos a horas regulares.  Puede ser por la mañana y al atardecer.  Sirve los alimentos a temperatura ambiente, nunca de la nevera.  Los recipientes de acero inoxidable o de cerámica son los mejores para servir el alimento y el agua.
  • Los huevos crudos son ricos en proteínas y minerales para un pelo bonito, brillante y abundante.  Añade una yema de huevo crudo a la comida de tu perro y las claras solo una vez a la semana.
  • A los perros les conviene comer ajo a diario ya que les ayuda a combatir bacterias, virus y parásitos. También fortalece el sistema cardiovascular en inmunológico, además ayuda a eliminar las pulgas.  Añade un diente de ajo a la ración diaria de tu perro por cada 10 kilos de peso.
  • Una pequeña cantidad de yogurt natural en la dieta diaria de tu perro para mantener su aparato digestivo funcionando correctamente.  Una cucharada diaria por cada 10 kilos de peso.
  • Un hueso crudo es un alimento que les encanta a los perros como un banquete.  Compra huesos grandes y redondos que no puedan deshacer y se coman alguna fibra puntuda que les haga daño o que puedan tragarlos si son muy pequeños.  No le des huesos cocinados ni de pollo porque pueden astillarse y perforar su garganta o intestinos.
  • A los perros les encantan las golosinas, escoge muy bien para que sean a parte de deliciosas saludables.  Muchos de los productos comerciales están llenos en grasas, azúcares y químicos nocivos para ellos.  Dale en pocas cantidades para que no afecte su tracto digestivo y no sustituyan los alimentos regulares. Puedes también comprar huesos duros de juguete que les encantan y además los divierte.
  • Tu perro necesita beber mucha agua durante el día.  Mantén siempre un recipiente lleno de agua limpia dentro y fuera de tu casa para que se hidrate cada vez que lo necesite.

Aquí te enseñamos como preparar unos bizcochos deliciosos y de esta manera también le estarás dando el ajo que necesita cada día y a la vez premiarlo o consentirlo:

Bizcochos de ajo
260 gramos de harina de trigo integral
115 gramos de harina de maíz molida
100 gramos de semillas de ajonjolí
3 huevos
60 ml de leche
125 ml de caldo de pollo sin grasa
2 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo molido

Mezcla las harinas y el ajonjolí en un tazón grande.  Bate dos huevos con la leche y añade el caldo de pollo, el aceite de oliva y el ajo.  Agrega a esta mezcla los demás ingredientes y revuelve bien hasta que la pasta quede dura.  Deja reposar durante 15 minutos.  Coloca la pasta en una superficie con harina y con un rodillo aplasta  hasta que quede de un grosor de 6 cm, córtalos de la forma y el tamaño que quieras. Bate el huevo restante y sumerge en el los pedacitos antes de cocerlos.

Coloca los bizcochos en una bandeja engrasada ligeramente y hornéalos a una temperatura de 180 grados (350°F) de 25 a 35 minutos o hasta que tomen un color dorado. Retira del horno y retira los bizcochos dejando que se enfríen.

Sobre este post