Descubre 6 formas útiles de usar hielo en tu belleza

El hielo es un gran aliado de tu belleza, ya que además de ayudarte a fijar tu maquillaje también mejora la calidad de tu piel. Conoce todos sus beneficios.

Muchas rutinas de belleza profesional pueden costar grandes sumas de dinero que se hacen imposibles para una gran cantidad de mujeres.

Es cierto que ese tipo de técnicas son muy efectivas y pueden contribuir a mejorar el estado de la piel en muchos sentidos; sin embargo, no siempre hay que invertir grandes sumas de dinero para gozar de los beneficios de una buena rutina.

En la actualidad hay muchas facilidades para lucir hermosas y algunas de las alternativas no cuestan ni un solo peso.

Este es el caso de los truco de belleza con hielo que por estos días se están haciendo muy populares por su efectividad. ¿Quieres conocerlos?

Cómo utilizar el hielo en tus rutinas de belleza 

1. Para fijar el maquillaje

Por el frío sobre la piel, puede que te cueste un poco aplicarte este producto todos los días antes de utilizar cualquier cosmético.

Pero no te alcanzarás a imaginar cuán beneficioso es frotarte un poco de hielo o agua helada como si fuese tu primer maquillaje. ¿El resultado? Una piel más fresca y un maquillaje más duradero.

Visita además: Hielo terapia para rejuvenecer el rostro.

Descubre 6 formas útiles de usar hielo en tu belleza
© Valua Vitaly – Fotolia

2. Como tónico casero

La aplicación de frío en el rostro ayuda a cerrar los poros, suaviza el cutis y, por si fuera poco, también reduce la apariencia de las arrugas.

Puedes utilizarlo como un tónico natural ya que previene el acné, facilita la circulación y previene la inflamación.

Simplemente envuelve hielo en un paño limpio, espera a que se humedezca y empieza a frotarlo por todas las líneas de tu rostro.

3. Combatir bolsas y ojeras

Las bolsas y ojeras hacen que el rostro luzca cansado, de más edad y sobretodo opaco. Para que esto no afecte tu belleza y recuperes la frescura de tu cutis, no dudes en aprovechar los beneficios del hielo.

Prepara un té verde y viértelo en la bandeja para hacer cubitos de hielo. Cuando estén listos, aplícalos por todo el contorno para reducir la inflamación y facilitar la circulación.

Te invitamos también a leer: Cómo hacer un bálsamo de caléndula para suavizar la piel.

4. Atenuar el enrojecimiento

Los granos y algunas alergias de la piel pueden provocar un enrojecimiento muy antiestético que puede afectar la belleza del rostro.

Para reducir de forma notable tal enrojecimiento, aplícate hielo durante unos segundos en las partes afectadas.

Visita además: Remedios caseros para acabar con las bolsas en los ojos.

5. Calmar y prevenir la irritación

Tras depilarse es normal que la piel tienda a inflamarse e irritarse como producto del tirón con la cera o la agresividad de los químicos de la crema

Para calmar o evitar este problema, toma un poco de hielo y frótalo en las piernas o áreas depiladas una vez finalices tu técnica.

Esto también servirá para cerrar los poros, lo que ayudará a prevenir las llamadas “piernas de fresa”.

6. Prevenir la aparición de arrugas

Por tensar la piel y reducir la inflamación, el hielo también puede ayudar a prevenir la aparición temprana de arrugas.

Basta con envolver cubos de hielo en un paño o toalla, y frotarlos de forma directa por todas las partes del rostro durante 15 minutos.  Sentirás que la piel se tensa casi de forma instantánea por su acción reafirmante.   

Visita además: Como reducir las arrugas con un tónico casero y simple.

También puedes utilizar el hielo sin envolver, pero en este caso se debe dejar por menos tiempo sobre el rostro porque podría ser contraproducente.

Sobre este post