Cuidados de la hembra preñada

El embarazo requiere de muchos cuidados que no solo se deben tener en cuenta desde el momento en que es montada, sino mucho antes, los cuidados antes del embarazo van desde la selección del perro para la monta, hasta la adaptación de un lugar especial para el momento del parto, así como los elementos esenciales para los casos de emergencias que pueden presentarse en cualquier parto.

perra-golden-cachorrosLo ideal sería que el embarazo y parto se dejará solamente a los profesionales ya que muchas veces los dueños no poseen el conocimiento ni las herramientas adecuadas para afrontarlo, sin embargo, si deben haber algunos cuidados básicos que cualquier dueño de una hembra gestante no dedicados a la crianza debe tener en cuenta.

No hay que olvidar que el embarazo es una época estresante para la perra, al igual que el parto y la lactancia, no cualquier animal debería afrontar un embarazo y un parto sin estar debidamente preparado para esta situación,  por eso hay que tener cuenta que la hembra deba tener un año o más, que haya presentado al menos dos celos y no tenga sobrepeso.

Una vez preñada se debe ajustar su alimentación (no debemos olvidar que dentro de ella se están desarrollando otros perros) y para eso necesita un aumento de nutrientes en su dieta, se debe alimentar con un concentrado que contenga 1600 calorías digeribles y por lo menos un 21% de proteína, lo ideal es dejar que la perra coma a voluntad, pero se debe tener mucho cuidado con no dejarla engordar durante esta etapa porque podría complicar el parto, para mejor información puedes consultar con tu médico veterinario para que pueda recomendarte un plan de alimentación adecuado para tu perra.

Loading...

DURACIÓN DE LA PREÑEZ

La preñez de la perra dura alrededor de 8 semanas, en las primeras 6 o 7 semanas el aumento de la comida no debería ser mucho, pero a partir de la 7 semana se debe aumentar la ración diaria un 25 % más de lo habitual, el agua siempre debe ser limpia, fresca y no puede faltar durante el embarazo.

PARTO

Para el parto es aconsejable destinar un lugar quieto y tranquilo del lugar donde se encuentre, donde se pueda colocar toallas para que sea más suave la superficie, estas deben mantenerse siempre limpias para evitar infecciones.

Lo ideal es que el parto sea asistido por un médico veterinario, pero en caso de que no se pueda es muy importante estar pendiente de la hembra.

Luego del parto es normal que la perra aumente la cantidad de alimento que consume diariamente puesto que en la lactancia requerirá mucho de ella, se puede esperar que un mes después de haber dado a luz este comiendo alrededor de 4 veces lo que comía normalmente antes de la preñez.

Alrededor de la sexta semana de haber nacido los cachorros, se produce el destete, esto es muy estresante tanto para los pequeños como para la madre, por eso el proceso se puede empezar a hacer paulatinamente para que al final no sea tan traumático.

Para volver al régimen de la alimentación que llevaba antes del embarazo, el día del destete no le des de comer (solo agua), al siguiente día dale solo ¼ de lo que consumía normalmente antes del parto, al otro día ½, al siguiente ¾ hasta que al quinto día post destete la perra este consumiendo la cantidad que consumía normalmente, inclusive, puedes aumentar un poco la cantidad si esta perdió mucho peso durante la lactancia hasta que recupere su peso ideal.

Loading...

Sobre este post