Cuando querer estar delgada se convierte en obsesión ¡Cuidado!

Muchas mujeres sufren ya sea discriminación, falta de autoestima, depresión, etc., debido a que no se sienten contentas con su cuerpo. Desafortunadamente la belleza en los últimos años está ligada a la delgadez, la desnutrición, una imagen de mujer esbelta y delgada que muchas personas desean seguir, pero que en definitiva es solo una muestra, la realidad va más allá que el simple consumismo.

Aunque es innegable que una figura delgada o por lo menos sin sobrepeso, es cuestión de salud y bienestar, en muchas ocasiones, esta constitución pasa de saludable a un problema en el que las mujeres buscan de cualquier forma y por cualquier medio ser delgadas a costa de lo que sea, sobretodo pasando por encima de su salud hasta convertirse en una obsesión.

La obsesión por la delgadez se manifiesta en las personas buscando la delgadez extrema, comienza el rechazo a alimentarse, además la pasión por las dietas y el terror a engordar. Esta obsesión hace que la belleza física y el cuidado del cuerpo se convierta en una prioridad, una meta central de la vida, por lo que invierte gran cantidad de tiempo, energía, dinero, etc., en conseguirla o mantenerla.

Cuando querer estar delgada se convierte en obsesión ¡Cuidado!
© MilsiArt – Fotolia.com

En muchas ocasiones por no decir que en todas, esta obsesión por estar delgadas, impide a las personas llevar una vida normal, ya que restringen por completo su entorno social (dejan de ir a fiestas, reuniones, etc.), dejan de comer porque creen que todo las hace subir de peso, se sienten culpables cuando comen algo con demasiadas calorías, con el fin de llegar a ser súper delgadas algún día sin pensar en su salud, ya que esta perturbación no les permite bajar de peso de manera saludable.

Como lo mencioné antes los medios siempre nos muestran mujeres delgadas, cuerpos casi perfectos y este se convierte en uno de los objetivos de nuestra sociedad en la época actual, pero es una belleza impuesta que no aplica nada de belleza interna sino solo mostrar algo superficial por lo que hay que luchar. La belleza actual refuerza aquello que se llaman cánones de belleza, pero es una visión vana ya que no es símbolo ni de perfección ni de hermosura y lastimosamente está desembocando un rechazo total a las personas más rellenitas o con algo de sobrepeso y una presión social por ser delgado a costa de lo que sea para ser aceptado.

Loading...

La obsesión por la delgadez, en una persona, es producto de múltiples factores que pueden incluir aspectos emocionales y de la personalidad, presiones familiares, una posible sensibilidad genética o biológica. Entre los factores que pueden llegar a desencadenar la obsesión por la delgadez están la propia obesidad, la obesidad materna, la muerte de un ser querido, la separación de los padres, el alejamiento del hogar, fracasos escolares, accidentes y sucesos traumáticos, ya que en estas épocas de crisis se canaliza la angustia de diferentes maneras y le permite a la persona que desea ser delgada, controlar o dominar su propio cuerpo y peso, sintiendo de esta manera mantener un control de sí misma logrando disminuir o por lo menos disimular la angustia.

Estas personas suelen tener una gran necesidad de disciplina y autocontrol y se castigan fuertemente cuando no cumplen con los estándares autoimpuestos. Adicionalmente, para las personas que tienen dificultades para identificar y expresar sus emociones, la obsesión por el peso y la restricción en la alimentación, puede significar una manera de evadir asuntos afectivos y la intimidad en las relaciones personales, ya que bajar o no aumentar de peso, se convierte en la meta que le resta importancia al resto de las cosas que ocurren en su entorno socio afectivo.

Además también puede tratarse de personas que son muy dependientes o vulnerables y temen el rechazo porque tienen una gran necesidad de aprobación de los demás, por esta razón creen que la delgadez es una manera de llegar a ser diferentes o por lo menos llamar la atención por ser especiales y que van a ser queridas y apreciadas por lo demás siendo así, es la única salida que encuentran para conseguir afecto.

Por esta razón es importante estar alerta ante este tipo de obsesión, ya que toda esta problemática puede causar enfermedades como la bulimia y la anorexia, además de toda una serie de problemas de salud. Todos sabemos que es mejor prevenir que curar y por esta razón tanto familiares como amigos deben estar alerta a cualquier cambio en la persona como: cambio en la conducta alimentaria, retraimiento social, negarse a comer, cambios en el estado de ánimo, deseos enfermizos por hacer ejercicios todo el tiempo, pérdida significativa de peso, ir al baño luego de comer, etc. La familia tiene un papel muy importante. No se debe presionar, atacar ni juzgar a la persona; al contrario, estas personas necesitan de un alto grado de aceptación y apoyo emocional.

Cuando la obsesión llega a causar perturbaciones en la vida emocional, social o laboral, es importante recurrir a un especialista en tratamiento psicológico y, si es necesario, debe tratarse con un equipo, que incluya psicólogos, psiquiatras, nutriólogos y médicos especialistas.

Ten cuidado la delgadez extrema no es igual a salud, eres bella tal como eres y debes quererte para que los demás te vean hermosa y valiosa… la belleza es superficial.

Loading...

Sobre este post