Consejos para trabajar desde casa (II)

Esta es la segunda parte de este gran artículo en el que quiero contarles mis secretos y consejos para trabajar desde casa. Has realidad ese sueño que tienes de trabajar desde casa y conviértete en una mujer emprendedora y exitosa con ese empleo que tanto te gusta.

Continúo con estos sencillos consejos, que te ayudarán a lograr este gran sueño de trabajar desde casa y ser una súper mujer y puedas emprender tu propio negocio desde el hogar, se transforme en un triunfo.

Tips para trabajar desde casa

1. Debes tener muy claro que tipo de negocio deseas emprender y planificar tus metas, tendiendo muy claro que es lo que quieres y que te gusta. Cualquiera que sea tu objetivo debes escribirlo y establecer plazos tanto a corto como largo plazo y luego ver como van surgiendo las cosas para seguir adelante.

2. Organízate y todos los días elabora una lista de metas, lo que te dará una aproximación organizada de cada día. Asimismo, ten tu propia lista de contactos para manejar citas, clientes potenciales, etc.

3. Como lo mencioné antes debes tener muy claro que quieres hacer y como lo deseas iniciar, pero también el entusiasmo debe ser tu combustible de cada día para poder mover tú negocio y cumplir con todas las metas que tienes. Sé entusiasta y siéntete feliz de lo que haces todos los días.

4. Como dice el dicho, si la montaña no va a mahoma, mahoma va a la montaña, no tienes que esperar a que las cosas lleguen a ti, debes buscarlas y hacer lo que esté a tu alcance para conseguirlas. Por ejemplo busca clientes potenciales, busca la forma de dar a conocer tu negocio, intenta que las personas que ya conocen tu trabajo formen una cadena en la que te des a conocer, se una profesional en todo el sentido de la palabra y verás como las personas luego te buscarán porque les gusta lo que haces.

5. Cuando un cliente se niegue a comprar tus productos o a utilizar tus servicios, no te desanimes y no pienses que es porque no vale la pena seguir o que tu trabajo no vale la pena. De las cosas se aprende y debes tomar estas negativas como una oportunidad para mejorar tus técnicas.

6. Maneja el dinero inteligentemente. Recuerda que debes tener a fin de mes un cheque para ti y para los que te ayudan, si es que tienes empleados. Se trata de un trabajo formal y que tiene que ser serio, por lo que no gastes todo de una sola vez. Realiza una exhaustiva contabilidad de lo que ganas, gastas, compras, etc., para de esta forma saber cuales han sido tus ganancias y que puedes mejorar o disminuir para optimizar el dinero.

7. No importa cuál sea el enfoque de tu empresa, debes esforzarte porque sea el mejor del mercado. Para lograrlo realiza algún diplomado para perfeccionar tus conocimientos o estudia por tu cuenta cómo desarrollar una nueva estrategia de marketing con la que puedas vencer a la competencia haciendo tu trabajo desde casa. Cualquier esfuerzo que hagas para convertirte en una profesional y ser la mejor del mercado en lo que haces es esforzarte por aprender más cada día. No pienses que porque tu vecino vende algo y no estudió jamás, a ti te va a pasar lo mismo, piensa siempre en grande para que tu negocio por más pequeño que sea, se convierta en el más grande que existe.

8. Brinda una atención personalizada a cada cliente, en la que también incluyas ofertas que le puedan interesar a cada uno, de esta manera ellos te recomendarán con sus amigos, todo se trata de una cadena en la que la reputación te ayudará mucho. Además como lo mencioné antes, debes buscar la forma de darte a conocer en el mercado, para esto puedes utilizar medios como el Internet que sin mucho dinero te ayudará a vender más y darte a conocer en el mundo entero, también puedes hacer volantes, tarjetas, regalar cosas que tengan el nombre de tu empresa, usa las redes sociales como el Facebook o el twitter, etc., todo lo que hagas te otorgará buenos resultados ya lo verás.

9. Crea lazos con tus clientes no al punto de ser los mejores amigos, pero si para que sientan importantes para ti. Esto significa que los tendrás como clientes de por vida y accederás a muchos más, porque ellos te recomendarán. Por ejemplo puedes llamarlos y preguntarles si les gustó tu bien o servicio y si tienen alguna recomendación o sugerencia para optimizar tu trabajo.

10. Valoriza tu trabajo y ponle un precio que sea proporcional al esfuerzo que invertiste en él y los costos económicos que debiste cubrir. Si ofreces facilidades de pago a tus clientes, será mejor que aprendas a cobrar tu dinero. Es común que las personas pospongan sus pagos, en ocasiones hasta meses, por lo que si no cobras, tu negocio quebrará en poco tiempo. Si haces trabajos a pedido, no los financies con tu dinero, pídeles a tus clientes que paguen la mitad por adelantado y el resto cuando se lo entregues.

11. Para no mezclar los ingresos de tu negocio con los de tus gastos domésticos, abre una cuenta corriente sólo para las rentabilidades de tu empresa, así también le das la posibilidad a tus clientes de que puedan depositar ahí sus pagos.

Consejos para trabajar desde casa (I)

Sobre este post