Consejos para madres que trabajan fuera de casa

Las madres que trabajan no cuentan con el tiempo suficiente para compartir con sus hijos, hacer los quehaceres de la casa y mucho menos para regalarse un tiempo para ellas mismas y sus parejas. A pesar de ser mujeres emprendedoras que llevan el sustento diario a sus hogares, muchas veces se preguntan ¿cómo sacaré tiempo para estar con mis hijos sin descuidar lo demás?, pues la respuesta es SÍ SE PUEDE.

Las madres suelen ser omnipresentes para poder estar en todos lados al mismo tiempo, sin descuidar nada de su vida personal y laboral, sin embargo muchas veces las cosas no salen como se desea y a pesar de eso las madres siempre tienen una sonrisa en el rostro para sus hijos. Ser madre hoy en día viene acompañado de una gran responsabilidad y no solo por tener que cuidar y criar a los niños, sino porque tienen que hacerlo trabajando al mismo tiempo, luchando por el sustento, el mundo laboral que demanda tanto y desarrollar su vida profesional.

No existe una fórmula mágica para que el tiempo alcance para estar al tanto del trabajo y el hogar, sin embargo aquí te daré algunos consejos para madres que trabajan fuera de casa.

Tips para madres que trabajan fuera de casa

1. Lo primero que debes hacer es hablar con tu pareja para organizar y delegar las tareas que realizará cada uno, para ellos deben organizar los horarios de trabajo de los dos y amar una rutina semanal que incluya todo lo que tiene que ver con el hogar y los niños. Si los niños son muy pequeños y ninguno de los dos puede hacerse cargo durante el día, es importante que se contrate una niñera o se acuda a los abuelos para que los cuiden, sin embargo esto no quiere decir que todo el trabajo quede delegado a terceros, los dos deben estar al tanto de todo en todo momento.

2. Debes organizar y clasificar tus tareas y responsabilidades diarias, definiendo prioridades, para evitar perder el tiempo en tareas que son poco importantes o pensando en cómo vas a hacer todo lo que tienes que hacer, dejando en ocasiones de lado el tiempo con tus hijos dedicándolo todo al trabajo. Debes terminar todo el trabajo que tienes para ese día y si puedes adelantar algo sería excelente, ya que de esta forma evitarás llevar trabajo a la casa y podrás pasar más tiempo con tus hijos sin pensar en tus preocupaciones laborales.

3. No te preocupes ni te agobies si no puedes pasar mucho tiempo con tus hijos, recuerda que lo importante no es la cantidad sino la calidad de tiempo. Puedes ser una súper mamá y también una mujer trabajadora, formando al mismo tiempo una familia fuerte llena de comunicación y amor. Solo depende de ti encontrar el equilibrio entre el trabajo y el tiempo con tus hijos.

4. Intenta establecer rutinas y horarios si te es imposible sacar tiempo durante el día. Por ejemplo todos los días desayunen y cenen juntos como familia, acompaña a tus hijos en la realización de sus tareas, pregunta como estuvo su día, en fin todo lo que sea necesario para establecer una hermosa comunicación con ellos es importante. Tener un horario establecido también puede ayudarte a sentirte menos frustrada, ya que tus niños sabrán lo que esperas que hagan. Por las mañanas, sabrán qué deben hacer sin que tu debas regañarlos constantemente, desde hacer la cama hasta lavarse los dientes, etc. Por las noches, habrá menos discusiones sobre hacer la tarea, mirar la televisión e ir a la cama. Además dedica tiempo también para estar con tu pareja, salgan los sábados solos a tomar unas copas o bailar, no pierdan de vista la conquista y compartan tiempo juntos lo que más puedan.

5. Si llevas a tus hijos al colegio tómate ese tiempo para hablar con ellos, en cambio de estar pensando en lo que tienes que llegar a hacer en el trabajo. Planeen cosas juntos para la noche como ver televisión, jugar un rato, preparar la cena, que comer, entre otras cosas.

6. Jamás olvides que tus hijos te necesitan y si buscan hablar contigo saca tiempo así te encuentres en el trabajo. Asiste a las reuniones del colegio siempre, no delegues esta función a otras personas ya que tus hijos necesitan de tu presencia en esos momentos.

7. Mantente en contacto con tus hijos durante el día. Llámalos para saber cómo llegaron del colegio, como les fue y si tienen muchas tareas. Menciónales que cuando llegues a casa se verán, harán cosas divertidas, comerán juntos y lo consentirás. De esta forma ellos entenderán que a pesar que tu trabajo les quita tiempo juntos a ti no deja de importarte su vida.

8. Si has tenido un mal día en el trabajo intenta dejar todo fuera de la casa. Por ejemplo cuando vayas a abrir la puerta de tu casa, amarra tus problemas en un árbol, ya que debes ser conciente que una cosa es el trabajo y otra la familia. Además tus hijos verán que estás de mal humor y puede que crean que estás enfadada con ellos.

9. No te critiques por ser una madre trabajadora. No te exijas cosas imposibles, si estás conciente que estás compartiendo con tus hijos tiempo de calidad siéntete contenta con lo que haces, no hay nada mas hermoso que una madre que trabaja, pasa tiempo con su familia, organiza su vida, crece profesionalmente y forma una familia fuerte.

10. Es muy importante marcar metas que sean realistas. Intenta tener un horario para las tareas del hogar, procura que sea como cualquier otro trabajo y, a una hora determinada parar para hacer otras cosas. No olvides programar el tiempo libre. Sería aconsejable que tuvieras un día para descansar de las tareas de casa, el trabajo y dedicar más tiempo la familia y a ti. Los niños necesitan una madre atenta y preocupada de sus intereses para sentirse felices y valorados. El corto tiempo que se dispone para los hijos debe ser compensado por la calidad.

11. Trata en todo momento demostrarle a tus hijos y pareja que los amas profundamente, muéstrales tu ternura e incondicionalidad. Una mamá que quiere a sus hijos encontrará tiempo y forma para entregarles ternura y afecto.

12. Tómate tiempo de vez en cuando para salir con tus amigas, ir al gimnasio, o realizar cualquier actividad que te haga sentir plena nuevamente. Has turnos con tu pareja para cuidar de los niños durante los fines de semana para poder tener tiempo para tus necesidades individuales.

Y finalmente sé feliz… Ser madre es uno de los trabajos más hermosos del mundo y debes sentirte orgullosa. 

Loading...

Sobre este post