Consejos para aumentar la confianza en si misma

Si ya realizaste el test ¿Confías en ti misma?, y en tu resultado encontraste que no confías mucho en ti, este artículo te servirá mucho, ya que te daré algunos consejos para aumentar la confianza en uno mismo.

Son muchas las personas que tenemos problemas de confianza en nosotras mismas y aunque para la inmensa mayoría de personas no demos esa impresión, dentro de nosotras se esconde el miedo, la timidez y las dudas. Esta falta de confianza en nosotras mismas hace que en ocasiones dejemos pasar cosas importantes para nuestras vidas, nos lleve a tener relaciones tóxicas y por temor no hablemos o no nos alejemos, debamos tomar en cuenta muchas opiniones para poder tomar una decisión o simplemente no seamos capaces de ver lo valiosas que somos y por eso nos escondemos en esa coraza de timidez y miedo.

Para aumentar la confianza en nosotras mismas debemos alejar los temores y comenzar a ver lo que hay dentro de nosotras que nos hace tan únicas y especiales. Sigue estos sencillos consejos y verás cómo tu confianza aumentará.

Cómo aumentar la confianza en ti misma

1. Conoce tus capacidades… todos somos seres completamente diferentes con nuestras cualidades y defectos, pero también con diferentes capacidades y debes ser tú quien las conozca a fondo, ya que aunque haya gente que te las mencione y tu las creas, eres tú misma quien debe conocerlas y valorarlas. Aunque no sean súper talentos para ti debes valorar todas aquellas cosas para las que eres buena y todo aquello que haces bien. No tienes porqué justificárselas a nadie más que a ti misma, ya que da lo mismo que el mundo conozca para que eres buena si tu misma no te las crees, o no haces nada para mostrarlas y hacerlas bien.

2. Sé tú misma no intentes imitar a nadie… la mejor manera de aumentar la confianza en sí misma es ser genuina, no fingir, ni intentar imitar a alguien siendo lo que no eres. Debes dejar de lado estar pendiente de lo que hacen o hablan los demás, deja de ver tu apariencia igualándola con otras personas o su desempeño en una u otra cosa y verás que de esta forma comenzarás a ver que tienes lo tuyo y con eso puedes llegar a hacer grandes cosas. Además dejando de lado al resto del mundo podrás ser tú misma y conseguirás la libertad para hacer lo que quieres sin temores. Valora lo que eres y lo que tienes, se agradecida con lo que Dios te ha dado y no te fijes en nadie para ser y sentirte bien con lo que tienes y puedes mostrar y entregar.

3. No pienses en el fracaso… cuantas veces has dejado de hacer algo por miedo a fracasar o a que alguien te diga “te lo dije”, “yo sabía que no lo ibas a conseguir”, pues deja de pensar en el fracaso, todos tenemos derecho a caer pero es obligatorio para todos levantarnos y nadie es perfecto como para no cometer errores. Puede que al tomar una decisión la embarres pero no debes anticipar las cosas, simplemente realízalas y si cometes algún error pues aprende de él y céntrate en pensamientos constructivos. Que el miedo no te paralice, piensa que de lo malo también se aprenden cosas buenas y en el futuro ya sabrás que camino elegir sin miedos.

4. Acéptate tal y como eres… la aceptación es la base de la seguridad y la autoestima, por lo que debes comenzar conociéndote a ti misma con tus cualidades, defectos y virtudes. Valora todo lo que eres como mujer, como persona y profesionalmente, no te fijes en lo que los demás digan de ti, ya que mientras tú te encuentres segura de ti misma nadie más puede tocarte. Es imposible gustarle a todo el mundo, pero mientras seas tú misma, hagas lo que te gusta y seas auténtica el resto no interesa. Quiérete tal y como eres porque eso es lo que te hace única y muchas personas valorarán eso que te hace tan diferente.

Loading...

5. Piensa positivo… algo igual de importante como la aceptación es evitar ser pesimista, muchas veces las afirmaciones que se hacen son negativas, es hora de convertir esos mensajes negativos en afirmaciones llenas de seguridad. Debes programar (por decirlo así) tu mente a pensar en positivo, también debes de evitar los mensajes como “No puedo hacerlo” ó “No entiendo nada”, al hacer tales afirmaciones la mente automáticamente deja de pensar y todo lo procesa de forma negativa, en lugar de pensar todo negativo, piensa o afirma así: “Si puedo hacerlo”, “No es tan difícil” ó “Tengo que entenderlo”, con estas afirmaciones tu mente trabaja por encontrar la solución.

6. Conviértete en tú mejor amiga… todos tenemos cualidades que nos hacen personas hermosas y mientras nosotras mismas seamos quienes más nos criticamos y señalamos, olvidamos enfocarnos en cosas buenas, porque siempre estamos al asecho de nosotras mismas. Enfócate en las cosas buenas y valiosas que tienes, sonríe constantemente y si puedes aprende a burlarte de ti misma, camina con la frente en alto y acepta lo que no puedes cambiar pero que te hace única. Cada vez que hagas algo y que te salga bien felicítate y si no te sale como lo esperabas no te critiques, simplemente intenta aprender de los errores.

7. Rodéate de gente positiva… si hay gente, cosas o lugares que te hacen sentir mal o te deprimen, trata de evitarlos. Busca estar con gente optimista, que constantemente le ven el lado bueno a la vida y que valoren las cosas bonitas de este mundo, que tenga la actitud yo puedo, gente que te respete y te valore por lo que eres. Aléjate de esas personas que te critican y te anulan como persona, esa gente lo único que logrará es que sigas desconfiando de ti misma y que día a día sientas temor de hacer todo para lo que eres capaz. Está muy bien escuchar buenos consejos que nos inviten a la prudencia. A veces, los necesitamos. Necesitamos razones, motivos, apoyos. Lo que no necesitamos es que nos infundan miedos irracionales ni inseguridad y mucho menos que nos critiquen si no van a aportar nada de provecho.

Las personas que prefieren aferrarse a esa forma de pensar están en todo su derecho, pero no tienen el derecho de contagiárnosla y menos aún de imponérnosla. No olvides relacionarte con personas que prefieren enfocarse en las soluciones antes que en los problemas.

8. Arriésgate… intenta salid de tu zona de confort de vez en cuando, mantente con la mente abierta a nuevas experiencias y toma riesgos. Si queremos que algo ocurra, debemos atrevernos a cambiar algo que permita que ocurra a pesar de la posibilidad del fracaso, el rechazo o el hacer el hazmerreír, hay cosas que valen la pena. Además, cada cosa que logremos hacer que suceda, por más pequeña que sea, nos ayuda con nuestra confianza. Recuerda que en varios años nos arrepentimos de lo que dejamos de hacer o intentar y nos duele más la pregunta del tipo ¿qué hubiera pasado si yo hubiera…? aunque, en el corto plazo, nos parezca peor el atrevernos. Como dice la sabiduría popular, “el que no arriesga un huevo, no gana un pollo”.

9. Olvida la perfección… debes ser realista y no buscar ser perfecta porque nadie lo es. Cuando las cosas que tenías planeadas no salen de la forma en la que querías y buscas siempre la perfección, lo único que estás logrando es que tu confianza muera. Obviamente si no lo intentas no lo conseguirás, pero siempre plantéate metas realistas que puedas cumplir y deja de lado estar criticando todo lo que puede que no salga bien, es mucho mejor cometer errores porque de ellos aprenderás y saldrás adelante.

10. Has las cosas sin pensar en el que dirán… que alegría es hacer las cosas porque lo deseamos sin estar pensando en que dirán los demás. No te preocupes por las críticas, vístete todos los días con aceite o de plástico para que las cosas malas que digan de ti te resbalen, no te dejes llevar por las personas mal intencionadas que lo único que hacen es señalarte sin razones.

Espero que estos consejos te ayuden y que tu confianza aumente en un 100%. Lograrás grandes cosas y serás completamente feliz con lo que eres. Se agradecida siempre con lo que tienes y de lo que eres.

Loading...