Consecuencias al bajar de peso rápidamente

La pérdida de peso no es negativa para la salud del ser humano, al contrario en este momento es una necesidad del mundo moderno, ya que uno de los problemas que más aqueja a la sociedad de hoy es la obesidad y el sobrepeso, cobrando la vida de muchas personas al rededor del mundo, sin embargo cuando ese deseo por perder algunos kilos se convierte en obsesión, llegando al punto de hacer lo que sea para adelgazar sin pensar en las consecuencias de perder peso de forma rápida, también puede ser un problema tanto para la salud física como mental de quien realiza este tipo de prácticas.

Las consecuencias al bajar de peso rápidamente son variadas,  más aún porque se altera el equilibrio de nuestro cuerpo. Algunas mujeres prefieren dejar de comer, otras realizar dietas extrañas, o por qué no decirlo, extremas, pero no cabe duda, que estas tienen sus propias repercusiones en nuestra salud, ya que además de causarnos graves problemas, también hacen que al momento de dejarlas aumentemos de peso en corto tiempo y con kilos de más que antes no teníamos.

Nuestro objetivo es advertirte sobre los problemas que podría ocasionarte bajar de peso rápidamente. Entendemos que tu cuidado físico es importante, pero evita caer en esta trampa llena de ansiedad por lograr reducir libras. A continuación, un listado de los principales problemas que podrías enfrentar.

Problemas que podría ocasionar bajar de peso rápidamente

1. Trastornos de la alimentación
La primera y más riesgosa consecuencia de bajar de peso rápidamente no podría venir de tu cuerpo, sino de la mente. Miles de mujeres llegan a la Anorexia (trastorno que provoca falta de apetito) o bulimia (perdida de alimento después de estos ser ingeridos), por querer reducir  unas cuantas tallas bruscamente.

Consecuencias al bajar de peso rapidamenteLa TCA (trastorno de la conducta alimentaria) se da con mayor frecuencia en chicas jóvenes, que adoptan dietas totalmente irracionales acompañado del miedo constante de engordar, aun cuando su peso sea el ideal o por debajo del normal.

2. La pérdida de peso produce deshidratación
Las dietas “milagro” como se hacen llamar, hacer creer que la pérdida de peso breve se consigue desechando abundantes “grasas”, y aunque perder grasa es la forma de reducir tallas, de forma súbita no se logra. Lo que sucede con este tipo de dietas es que procuran la pérdida constante de líquidos, y por tanto, llega la inminente deshidratación.

El problema de no mantenerse hidratada puede llegar a niveles cardiovasculares y renales. No hay que olvidar que el agua le da ligereza a la sangre, si esta falta, la sangre se espesa y deja capas en las paredes de las arterias y venas que pueden culminar en coágulos dañinos para las válvulas cardiacas.

3. Fatiga constante
Cuando la pérdida de peso se da repentinamente aparece la fatiga crónica, un estado que es causado por el esfuerzo físico que se ve descompensado por un metabolismo falto de proteínas, vitaminas, fibra y otros componentes.

Existen otros factores de riesgo como las lesiones constantes, flacidez en la piel, riesgo de anemia, reducción de la inteligencia, etc. Estimada lectora, por ningún motivo, propio o de terceros, piense que bajar de peso rápidamente será la mejor manera de llegar a tu meta.

4. Efecto rebote
Las personas que realizan dietas extremas, toman pastillas o dejan de comer, para bajar de peso en tiempo récord, puede que eliminen los kilos que desean en poco tiempo, pero al momento en el que regresan a sus malos hábitos en su alimentación, aumentan inevitablemente de peso y muchas personas suelen subir más kilos de los que tenían antes de comenzar con el régimen de pérdida de peso. Es por esta razón que la pérdida de peso debe ser lenta y asesorada por un profesional, sin olvidar que debemos alimentarnos sanamente y realizar alguna actividad física con regularidad.

5. Recomendaciones finales
Entendemos que quizá descuidaste tu físico o se acerca un evento importante y quieres lucir un cuerpo hermoso y estético. Pero no recurras a dietas que requieren medidas extremas, si tienes las posibilidades acude a un nutricionista que de seguro te brindará una dieta acorde a un IMC (índice de masa corporal) o bien,  baja de peso con dietas que incluyan verdura, mariscos, frutas, pastas y poca grasa, esto adjuntado a cesiones de ejercicio moderadas con aumento progresivo.

Imagen: o5com

Loading...

Sobre este post