Cómo usar cebolla para reducir las cicatrices

La cebolla es un ingrediente natural que puede ayudar a disminuir las cicatrices. Aprende a utilizarla con este fin. ¡Toma nota!

La cebolla es un alimento muy popular en todas las cocinas del mundo, ya que es muy versátil y tiene un sabor particular que va muy bien con una gran cantidad de comidas. Pero más allá de su uso en la gastronomía, la cebolla se ha popularizado por sus múltiples aplicaciones medicinales y por sus propiedades para la belleza y la salud. En este caso vamos a compartir los beneficios de la cebolla para tratar las cicatrices, ya que es un ingrediente que puede atenuarlas y mejorar la salud de la piel.

Cebolla para tratar las cicatrices

La cebolla ayuda a regenerar la piel dañada y gracias a ello ayuda a recuperar la piel cuando ésta sufre de cicatrices. Para obtener este beneficio es importante preparar un extracto de cebolla, el cual se aplica en las zonas afectadas para mejorar la salud de la piel. El extracto de cebolla contribuye a la producción de colágeno en la zona afectada, reduciendo notablemente las cicatrices.

Cómo usar cebolla para reducir las cicatrices
© Artem Furman – Fotolia.com

El extracto de cebolla es altamente efectivo en casos de cicatrices hipertróficas y queloides, que suelen ser las que más se notan por su textura en la piel. El resultado de este tratamiento se empieza a notar después de 6 u 8 semanas de aplicación.

Lee además: Jugo de cebolla para tratar la pérdida de cabello.

¿Cómo preparar el extracto de cebolla para tratar las cicatrices?

Para preparar este extracto de cebolla debes conseguir lo siguiente.

  • Una tabla de picar
  • Un cuchillo
  • Jabón para platos
  • Agua
  • Hielo
  • Termómetro
  • Filtros para el café
  • Agua destilada
  • Sal
  • Dos recipientes medianos.

Instrucciones

  • El primer paso será mezclar tres gramos de sal con diez gramos de jabón. A continuación, se corta la cebolla en pequeños trozos del mismo tamaño y se colocan en uno de los recipientes. Luego, agregarle la mezcla de sal y jabón revolviéndola muy bien.
  • Poner todo al baño maría durante quince minutos, y luego, se pasa a un baño María inverso, es decir, se pone en agua fría durante cinco minutos, sin dejar de mezclar.
  • Posteriormente se debe pasar la mezcla por la licuadora unos segundos y luego filtrarla utilizando un filtro para café. El líquido resultante después de pasar la mezcla por el filtro, es el extracto de cebolla que utilizarás para tratar las cicatrices.

Lee además: Microdermoabrasión casera ¡Elimina manchas, arrugas, cicatrices y acné!

Cuando ya tengas listo el extracto de cebolla lo puedes aplicar en las zonas afectadas ya sea aplicándolo directamente o mezclándolo con algún tipo de crema hidratante. Es muy importante aplicarlo por lo menos una o dos veces al día para obtener buenos resultados en poco tiempo.

Antes de utilizar este producto con frecuencia es recomendado utilizar sólo pequeñas cantidades en el área de la piel afectada, para verificar que no presenta ningún tipo de alergia o reacción desfavorable. Este extracto de cebolla puede resultar un poco agresivo para la piel sensible y puede llegar a causar dermatitis por contacto. Por esta razón, se deben tener muy en cuenta las reacciones en la piel y suspender el tratamiento en caso de enrojecimiento y/o irritación.

Recuerda que para obtener mejores resultados es muy importante mantener hidratada la zona afectada por las cicatrices. En este caso puedes optar por aplicarte una buena crema hidratante comercial, o bien, utilizar un aceite hidratante como el aceite de coco o de oliva.

Lee además: Tratamientos naturales con manzanilla y miel para atenuar las cicatrices.

Sobre este post