Cómo tratar una uña encarnada naturalmente

Las uñas encarnadas pueden ser muy dolorosas y molestas. Los siguientes consejos y remedios naturales pueden ayudarte a tratar adecuadamente este problema

Una uña encarnada es aquella que se incrusta en la piel y que genera molestias y dolores. Esto puede ocurrir tanto en las manos como en los pies, pero es más común en los pies ya que los zapatos influyen en su aparición. Es muy importante darle un tratamiento oportuno ya que puede derivar una infección y convertirse en un problema mayor. La buena noticia es que existen varios consejos y remedios naturales que pueden ayudar a combatir este problema.

Cortar correctamente las uñas

Una de las causas principales de las uñas encarnadas es el mal corte y mantenimiento de las uñas. Es muy importante cortarlas adecuadamente, dejando al menos unos 3 milímetros de distancia del dedo. Además, el corte debe ser cuadrado para que la uña crezca más pareja y no se entierre tan fácilmente.

Visita además: Cómo cortar correctamente las uñas de los pies.

Cómo tratar una uña encarnada naturalmenteRemojar los pies en agua caliente

Antes de remojar los pies en agua caliente, asegúrate de tener a mano herramientas de pedicura como cortaúñas, pinzas, tijeras, algodón y cualquier elemento útil.

Sumerge los pies en un agua lo suficientemente caliente para dejarlos en remojo durante 15 o 20 minutos. Lo ideal es hacerlo dos veces por día y agregarle un producto antibacteriano para prevenir las infecciones. Una vez remojes los pies, debes intentar levantar la uña encarnada utilizando una aguja o una pinza estéril. Le puedes poner un algodón debajo para evitar que se siga enterrando en el dedo.

Jugo de cebolla

El jugo de cebolla es un buen tratamiento para tratar las uñas encarnadas y prevenir la infección. Para ello simplemente debes extraer el jugo de cebolla y en él, debes introducir las uñas afectadas. Deja secar el jugo en las uñas y repite este tratamiento frecuentemente para obtener buenos resultados.

Ajo

El ajo es un antibiótico natural que también puede acelerar el proceso de curación de las uñas encarnadas y puede prevenir la aparición de infecciones. Simplemente debes triturar un ajo y aplicarlo directamente en la zona afectada. Cúbrelo con un vendaje, déjalo actuar toda la noche y a la mañana siguiente enjuágalo. Repite este tratamiento todas las noches hasta obtener resultados.

Lee además: 9 remedios caseros para blanquear las uñas de las manos y los pies.

Limón

Otro ingrediente natural para mejorar las uñas encarnadas y acelerar su recuperación es el limón. Este ingrediente contiene ácido cítrico, que ayuda a prevenir y combatir las infecciones para mejorar notablemente la salud de las uñas. Simplemente debes cortar un limón por la mitad y refregarlo varias veces al día en la uña afectada. Otra opción consiste en envolver una rodaja de limón con una venda en la uña afectada y dejarlo actuar toda la noche.

Agua con sal

Una solución muy utilizada para tratar las uñas encarnadas consiste en una mezcla de sal con agua. Se debe mezclar una buena cantidad de sal con un poco de agua, formar una pasta y aplicarla directamente sobre la uña afectada. Se envuelve con una venda y se deja actuar toda la noche.

Lee también: Exfoliante natural de café para suavizar y mejorar la piel de los pies.

Usar un calzado cómodo

Por último, es muy importante revisar el tipo de calzado que se está utilizado y verificar que sea cómodo para las uñas. En lo posible se debe utilizar un tipo de calzado amplio y ventilado que no presione la uña. Evitar el uso constante de tacones y zapatos demasiado ajustados.

Recomendaciones adicionales…

Es importante que acudas con tu médico para que él evalúe el problema, ya que en muchas ocasiones las uñas encarnanadas sólo pueden ser curadas con operación. Así que para evitar problemas mayores es mejor que vayas con un especialista.

Intenta no introducir elementos metálicos y mucho menos sucios en las uñas, intentando sacar la uña encarnada, ya que esto puede acarrear más problemas.

Sobre este post