¿Cómo tratar los dolores de espalda de forma natural?

Así practiques ejercicio a diario no estás exento de padecer un molesto dolor de espalda, nunca pierdas la manera te tratar estos dolores de forma natural

Padecer un dolor de espalda es algo que se presenta de manera repentina, en muchos casos estos dolores pueden resultar siendo intermitentes, lo que significa que no importa qué tipo de personas seamos o la edad que tengamos, no estamos libres de padecer un molesto y perturbador dolor de espalda.

Claro que pueden prevenirse, pese a eso, las probabilidades de padecer alguno son bastante altas; las razones para padecer un dolor de espalda pueden variar, las principales son las malas postura, la edad o en el peor de los casos, patologías asociadas con la columna vertebral o los músculos encontrados en los segmentos de la espalda.

¿Cómo tratar los dolores de espalda de forma natural?Por suerte y en caso de no querer optar por medicina convencional o farmacológica, existen diversas formas naturales para tratar estos padecimientos.

Aplicar frío y calor

Una de las principales formas para tratar los dolores de espalda es la de aplicar frío y calor en el área donde se está produciendo el dolor.

Para realizar esta forma, basta con envolver algunos cubos de hielo, mínimo tres, en un pañuelo o una toalla, al tenerlos los aplicaremos directamente en la zona que padece el dolor, a la vez que realizamos una frotación leve en círculos, se recomienda aplicar el hielo durante 20 minutos.

Una vez haya aplicado el hielo empape una toalla con agua caliente, antes de aplicarla en la misma zona exprímala para eliminar los excesos de agua, dóblela y aplíquela; si tiene una cobija eléctrica prográmela a un nivel medio y cubra la toalla, ésta también la dejaremos por 20 minutos aproximadamente.

Se recomienda realizar este proceso cada 48 horas.

Utilizar hojas de repollo

Otra forma completamente natural de aliviar los dolores de espalda es el uso de las hojas de repollo, suena casi inusual, pero las hojas externas del repollo están compuestas por cataplasma de berza, especiales para este tipo de dolencias.

Para ello conseguiremos un repollo y le quitaremos las hojas de la parte exterior, luego pondremos a calentar las hojas en el horno, estando aún calientes las pondremos en la zona afectada y encima un pañuelo para que el calor dure más.

Se recomienda dejar cada hoja durante una hora aproximadamente en la zona que presenta el dolor; para repetir el procedimiento se debe utilizar una hoja nueva.

Usar vinagre y romero

Para usar estos dos ingredientes, famosos por sus propiedades estéticas y medicinales, debemos apoyarnos en un litro de agua; al momento de tener el litro de agua lo pondremos a hervir junto ¼ de vinagre y unas cuantas hojas de romero; deje hervir al  menos durante cinco minutos

Una vez haya hervido toda la mezcla nos tomaremos otros cinco minutos para dejarla reposar; estando reposada utilizaremos un trozo de algodón para aplicar la mezcla.

Empaparemos el algodón y lo frotaremos contra la zona que presenta el dolor, se recomienda hacerlo en círculos y muy suave.

Realizar un masaje

Recurra a alguna persona que puede realizar un masaje en la zona que padece el dolor de la espalda; para realizarlo se recomienda utilizar algún aceite esencial o cremas especiales para masajes.

Procure que el masaje sea paulatino y asegúrese de que el dolor va en disminución.

Sobre este post