Cómo reducir las manchas de la cara

¿Sabías que existen formas naturales de tratar este problema y recuperar la belleza de la piel, para volver a lucir radiantes, con una piel suave y saludable?

Las manchas en la cara son un problema estético que puede aparecer tras la exposición al sol, las enfermedades de la piel, los cambios bruscos de clima, la falta de higiene correcta,  los malos hábitos alimenticios, la deshidratación, entre otros más. Este problema de belleza cada vez es más común y todos los días estamos expuestos a padecerlo, ya que los factores que lo producen hacen parte de nuestra vida diaria. Por suerte, existen formas naturales de tratar este problema y recuperar la belleza de la piel, para volver a lucir radiantes, con una piel suave y saludable.

Consejos para tratar y prevenir las manchas en la piel
Como mencionamos anteriormente, las manchas en la piel pueden aparecer por muchos factores a los que estamos expuestos todos los días, por esta razón antes de aplicar cualquier tratamiento es muy importante empezar un estilo de vida saludable con hábitos que mantengan limpio nuestro cuerpo y prevengan este tipo de afecciones.

  • Tener una dieta sana. Como en muchos padecimientos, las manchas en la piel van relacionadas al tipo de alimentación que tengamos. Es muy importante evitar el consumo de comida chatarra  y optar por una dieta ovo-lacto-vegetariana, en donde la mitad constituya alimentos crudos como uvas, peras y zumo de naranjas.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas. De esta forma se combaten las impurezas en la sangre y con esto se reducen las manchas en la piel.
  • Mejora tu digestión. Incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra para mejorar tu digestión y evitar el estreñimiento. Se ha comprobado que hay una relación directa entre el funcionamiento intestinal y el estado de la piel.
  • Usar protector solar. Proteger la piel de los efectos del sol es muy importante, por ello se recomienda usar un protector solar especialmente para tu tipo de piel.
  • Beber agua. El agua nos ayuda a mantenernos bien hidratadas y esto favorece la salud de la piel.

Visita también: Mascarilla aclaradora casera ¡Súper efectiva!

Cómo reducir las manchas de la cara
© Igor Mojzes – Fotolia.com

Tratamientos internos y tópicos para reducir las manchas

Además de tener una buena dieta y hábitos saludables como beber agua, existen tratamientos internos que nos pueden ayudar en la eliminación de las manchas en la piel.

1. Limón
Los contenidos de vitamina C del limón son un gran aliado para estimular la producción de melanina, además al ser un cítrico, sus propiedades favorecen la renovación celular.

Beber por lo menos un litro de agua al día mezclada con el zumo de dos limones. También puedes exprimir el zumo y aplicarlo directamente sobre la mancha antes de ir a dormir.

Te invitamos a leer también: Peeling natural para lucir una piel radiante y hermosa

2. Zumo de zanahoria
Por los betacarotenos que posee la zanahoria, este alimento es un protector de la piel y la favorece en el tratamiento contra las manchas. Sus propiedades antioxidantes le ayudan a eliminar las impurezas y mantienen la piel saludable.

Licuar un kilo de zanahorias para sacar el zumo. Una vez esté listo se puede mezclar con agua y endulzar con un poco de miel.

Tratamientos tópicos caseros para tratar las manchas en la cara

Una forma muy efectiva de reducir y eliminar las manchas en la piel, es a través de tratamientos tópicos.  Es importante aclarar que sus resultados dependerán de lo constante que seas y de los hábitos saludables que aplicas para complementar su efectividad.

1. Agua oxigenada
Sumergir un trozo de algodón en agua oxigenada y aplicar suavemente sobre la mancha en la cara que quieras desaparecer.

Visita nuestro artículo: Microdermoabrasión casera ¡Elimina manchas, arrugas, cicatrices y acné!

2. Cebolla
El jugo de cebolla contiene vitamina C y azufre.  Licua una cebolla morada y aplícala sobre la piel del rostro usando un algodón. Esto ayudará a reducir las manchas y además disminuirá las arrugas y el acné.

3. Leche
El ácido láctico de la leche ayuda a eliminar las células muertas de la piel, dejándola renovada y suave. Sus propiedades blanqueadoras la convierten en un buen tratamiento para reducir las manchas, logrando un tono más uniforme.  Para aplicarla solo basta con sumergir un algodón en leche y aplicarla sobre  el rostro. Se deben hacer suaves masajes con la leche sobre el rostro, para exfoliar la piel y conseguir mejores resultados.

También podría interesarte nuestro artículo: Cómo hacerse un peeling casero completamente natural.

Sobre este post