Cómo tonificar el cuello para mantenerlo siempre joven

El cuello flácido con el tiempo puede provocar la aparición de la papada; si deseas evitarlo y mantener tu cuello tonificado averígualo con nosotros

Un cuello tonificado es sinónimo de seducción; por lo general, el ejemplo de un cuello seductor es el de un cisne, delgado, libre de excesos y completamente torneado; ese es el objetivo que queremos conseguir y si es que nuestro cuello ya se encuentra de tal forma, la idea es continuar conservándolo de la misma manera.

Pero las razones para mantener nuestro cuello tonificado no se quedan únicamente en la imagen que vamos a exponer a las demás personas, el asunto trasciende, yéndose a términos médicos; por ejemplo, el no tener el cuello tonificado puede desencadenar el desarrollo de la papada por la retención de líquidos.

Suponemos que con las razones dichas anteriormente, basta para tonificar nuestro cuello flácido.

Cómo tonificar el cuello para mantenerlo siempre joven Realizar ejercicios

Los ejercicios son una de las mejores formas para poder tonificar los músculos, sin importar en qué región del cuerpo se encuentren estos, realizados de la manera correcta pueden traer grandes beneficios.

El cuello está cubierto de diversos músculos, uno de los más importantes es el esternocleidomastoideo, considerado como uno bastante grande con relación a la ubicación en la cual se encuentra.

Por consiguiente, mantener éste y los demás músculos del o aledaños al cuello contribuirá ampliamente en tonificar nuestro cuello; por suerte existen diversas y breves rutinas de ejercicios. A continuación les expondremos algunos de ellos:

  • Debemos comenzar con la boca cerrada, ahora, con nuestra lengua realizaremos círculos en la dirección de las manecillas del reloj a la vez que tocamos el paladar con ella, luego lo haremos en la dirección contraria.
  • Nos sentaremos de manera adecuada con la espalda recta, luego tomaremos nuestra nuca con ambas manos y llevaremos la cabeza hacia atrás, haciendo una extensión profunda del cuello, aguantaremos por lo menos cuatro segundos. Luego realizaremos una flexión del mismo.

* Cabe recordar que hay muchísimos ejercicios, de la misma manera que variantes para ellos, sin embargo nosotros les estamos ofreciendo una breve recomendación.

Realizar mascarillas

Por lo general y como es de costumbre, realizamos mascarillas, tónicos o cremas para aumentar la salud de nuestra piel, especialmente la de nuestro rostro y nuestras piernas, pero éstas también pueden ser practicadas en otras regiones del cuerpo, por ejemplo, el cuello es una de las zonas donde la piel se torna bastante delicada y es propicia, por la pérdida de nutrientes, a ser flácida.

En ese orden de ideas, les recomendamos, y de paso, les exponemos dos mascarillas supremamente útiles para tonificar el cuello.

Mascarilla de aloe vera

Una de las mejores herramientas en cuando a la salud de la piel, ya que sus propiedades la nutren y le dan brillo.

Ingredientes

  • Sábila: dos ramas.
  • Miel: una cucharada.
  • Huevo: una clara.
  • Orégano: tres hojas.

Preparación

Añadiremos todos los ingredientes a la licuadora, habiendo antes sacado el aloe vera de las ramas de sábila; licuamos cerciorándonos de que la mezcla quede consistente. La aplicamos durante 15 minutos y enjuagamos con agua fría.

Mascarilla de yogur

Las bacterias del yogur pueden ayudarnos en el combate contra las arrugas del cuello.

Ingredientes

  • Yogur natural: dos cucharadas grandes.
  • Miel: una cucharada.
  • Cápsula de vitamina E: una.
  • Aceite de oliva: una cucharada.

Preparación

Lo único que debemos hacer es añadir todos los ingredientes en un recipiente, haciéndolo en este orden, primero el yogur y de último el aceite de oliva, mezclamos y listo. Aplicamos por 20 minutos en el cuello y listo.

Sobre este post