Cómo superar la pérdida de empleo

Quedarse sin trabajo en esta época es casi normal en todo el mundo, sin embargo no deja de ser terrible para nosotras. Es normal que luego de perder un empleo nos sintamos preocupadas, enojadas, heridas, vulnerables, pero a pesar de todo debemos tomar el control de la situación y recuperar la esperanza.

Cuando pasamos por este difícil momento y aunque nos invada la tristeza y el estrés, debemos fijarnos nuevas metas, hacer un balance de nuestras vidas, reflexionar sobre lo que queremos tanto a nivel profesional como personal y redescubrir que es lo que realmente nos hace felices, ya que muchas veces hacemos del trabajo algo aburridor, monótono y debemos pensar que es mucho más que ganarse la vida, debe ser una pasión.

Aunque te sea complicado, porque es obvio que no podemos estar tan tranquilas luego de perder un empleo, debemos tomar las cosas con calma y analizar la situación, hazte las siguientes preguntas: ¿Era el trabajo de mi vida?, ¿Estoy capacitada para hacer otras cosas?, ¿Existen otros oficios en los cuales me siento más preparada y me gustan más?, ¿Ese trabajo que tenía me hacía sentir bien tanto como a nivel profesional como personal?, ¿Ese trabajo estaba hecho para mi y mi profesión?…. pueden surgirte muchas más preguntas en el camino.

Es un duelo que a muchos nos cuesta superar, es un camino lleno de amarguras, decepciones y enojos que se retroalimentan y perjudican las posibilidades de conseguir un nuevo trabajo, estarás enojada con los que te despidieron y ello no te permitirá evolucionar y si no evolucionas no puedes tener una mente preparada para salir a buscar empleo.

Pero si ves las cosas con otra perspectiva, con el paso de los días la pérdida de ese trabajo te hará ver oportunidades para comenzar de nuevo con más fuerza. Mientras tanto no sigas pensando que esa pérdida es el fin del mundo sino el comienzo para hacer cosas que te apasionan más y de la mejor manera.

Estos sencillos consejos te ayudarán a saber cómo superar la pérdida de empleo y sentirte segura para encaminarte y buscar un nuevo trabajo.

Consejos para superar la pérdida de trabajo

1. Cuando te levantes en la mañana, mírate al espeto y repite tres veces “Soy una persona valiosa y hoy tendré un día especial. Tengo una mente positiva y nada me detiene”, debes hacerlo con convicción porque como sabemos el poder de los pensamientos existe, las palabras tienen poder.

2. Aunque jamás debes compararte con nadie, puede servirte el hecho de pensar que no perdiste el empleo por ser menos que nadie o porque no vales como persona, piensa que incluso personas exitosas con carreras brillantes han perdido también su trabajo, pero todas estas caídas los han enseñado a aprender y han salido adelante con mucha más fuerza, lo han intentado y lo lograron. Entonces tú por qué no puedes si eres capas y la mejor trabajadora del mundo… las cosas malas son cosas que pueden hacerte más fuerte y resistente.

3. Reconoce tus sentimientos, puede que sientas miedo, ira, rencor, etc., pero al reconocerlos encontrarás la manera más fácil y práctica de deshacerte de ellos sanamente y hacer un duelo más simple. Reconocer tus sentimientos y tus pensamientos negativos te ayudará a lidiar con la pérdida y seguir adelante. Puedes escribir lo que piensas, muchas veces tenemos cosas guardadas, por ejemplo cosas que no fuimos capaces de decirle a nuestro ex jefe, por eso exterioriza esas cosas en un papel.

4. Acepta tu realidad, es importante que además de reconocer que perdiste el empleo también debes levantar la cabeza no llevarte por la autocompasión, no te debes lastima ni a ti misma jamás.

5. No te castigues, no ha sido tu culpa estar en esta situación, no te critiques, es mucho mejor pensar positivo siempre y saber que lo que es de uno es de uno y que si ese trabajo se acabó es porque vendrán mejores cosas. Como dicen las abuelas cuando una puerta se cierra muchas más se abren.

6. Trata de estar siempre al tanto de las oportunidades de empleo que están abriendo en tu localidad o profesión, obviamente si eso es lo que deseas a corto plazo. De esta forma estarás pensando positivo, estarás buscando empleo y no pensarás todo el tiempo en ese empleo antiguo. Pero recuerda que no encontrarás empleo de la noche a la mañana a no ser que tengas mucha suerte, pero no te desanimes, siempre piensa que el día siguiente será mucho mejor y que tú eres la mejor. Busca en el periódico, lleva hojas de vida a todas partes, en Internet también encontrarás opciones, trata de no quedarte quieta pensando en lo que quisiste que fuera pero se acabo, ahora comienza algo nuevo y mejor.

7. Decide si quieres comenzar a trabajar ya o prefieres seguir estudiando para formarte más, por esta razón es importante que estés al tanto de las becas, opciones, cursos, etc., que te llamen la atención y continua con tu formación. Verás que no te quedarás quieta y serás mucho más profesional cada día.

8. Plantéate la posibilidad de un cambio: ¿quieres seguir trabajando en lo mismo? ¿O te atreves a hacer algo distinto? Eso sí, sea lo que sea, piensa bien antes de actuar.

Pero sobre todas las cosas piensa siempre: que hayas perdido ese empleo no significa que seas peor o que no seas capaz de hacer las cosas, nada de eso, simplemente eso es lo que te ha tocado y en la vida hay pruebas que nos hacen más fuertes… siempre hay algo positivo en las cosas que para nosotros pueden ser malas ¡animo eres una súper mujer!.

Loading...

Sobre este post