Cómo sentirte segura con tu cuerpo

Muchas mujeres no estamos a gusto con nuestro cuerpo, siempre estamos mirándonos al espejo buscando los defectos más mínimos para auto criticarnos e indagamos todo tipo de recetas, operaciones, trucos o consejos que nos ayuden a cambiar eso que tanto nos molesta.

Y es que este es un problema que tenemos la mayoría de las mujeres, siempre estamos tratando mal nuestro cuerpo, intentamos esconder eso que no nos gusta y nos cuesta aceptar lo que somos, eso que nos hace femeninas y hermosas, dejando de lado nuestro amor propio, solo por buscar aceptación o imitar lo que nos muestran en los medios de comunicación, que en realidad está muy lejos de mostrar lo que es una mujer de verdad, pero que cada vez nos inunda de modelos de mujer irreales, que juegan con su salud por conseguir un objetivo y terminan mostrando el cuerpo como una máquina.

Está claro que esa inconformidad que tenemos con nuestro cuerpo, está siendo causada por las imágenes que nos venden todos los días, de modelos súper delgadas, operadas hasta las uñas y perfectas (obviamente ayudadas con los retoques digitales), también está acompañada de la baja autoestima y todo esto reunido da como resultado desórdenes alimenticios, depresión, anulación como persona y en el peor de los casos suicidios. Pero MUJER tu cuerpo no es tu enemigo, es mucho más que la apariencia física, mucho más que unas curvas prominentes, unos senos grandes o una cantidad específica de kilos… tu cuerpo es el hogar de tu alma, te permite recibir y dar vida, amor, por lo que debemos aceptarlo y amarlo como es.

Vivimos tan pendientes de buscar la “perfección”, que estamos olvidando que tenemos miles de cosas buenas por las cuales sentirnos orgullosas y para que nos reencontremos y aprendamos a sentirnos seguras de nuestro cuerpo, te traigo estos consejos.

Consejos para sentirte segura con tu cuerpo

1. Lo primero que debes hacer es comenzar por aceptarte tal y como eres, con todos los defectos que encuentres y con las virtudes que te hacen tan única y hermosa. Debes reconocer que todos tenemos singularidades que nos hacen especiales y así como las encuentras en los demás, búscalas en ti, no trates de igualar a nadie porque cada ser humano es único en formas, colores, rasgos, estaturas y pesos, y, eso es lo que nos hace tan especiales.

2. Es importante que seas realista, la perfección es irreal, sobretodo la que nos muestran los medios en los que vemos modelos ultra delgadas, con rostros perfectos, las cuales son maquilladas y retocadas con programas para que se conviertan en estereotipos, pero la verdad no son personas que debamos seguir, lo mejor es buscar un cuerpo sano, pero no perfecto. Intenta cambiar sanamente las cosas que no te gustan, pero se realista, tendiendo claros tus objetivos y cuidando tu salud, no pases por encima de tu dignidad y saca lo mejor de ti.

3. Reconcíliate con el espejo, no sigas viéndolo como una tortura en la que solo encuentras lo malo de ti, al contrario encuéntrate, conócete y valora lo que eres como mujer. Tu cuerpo es un templo y la belleza no está en el cuerpo sino en nuestro interior… hay es donde encontraremos la belleza auténtica. No sigas peleando con la naturaleza, porque estás dejando de lado cosas hermosas, mírate y piensa que tienes una belleza que dejaste escondida detrás de los defectos que tanto ves, pero vale la pena sacarla a la superficie y desarrollarla para llegar a ser tú misma. La felicidad también está en estar a gusto con nuestro cuerpo, en saber afrontar tu propia realidad y las de otras personas, por lo que debes reconciliarte contigo misma.

4. Deja de preocuparte y criticarte quedándote como si nada pasara, de nada sirve adoptar una posición pasiva cuando en ocasiones tienes la capacidad de salir de esa situación. Si algo te molesta de ti misma, intenta cambiarlo pero de forma saludable, por ejemplo si no te gustan tus gorditos o tienes sobrepeso, entonces busca ayuda de un profesional para iniciar una dieta equilibrada y encontrar el peso adecuado. Muchas veces con pequeños cambios harán la diferencia, pero jamás atentes con tu salud para conseguir un objetivo. Si definitivamente eso que tanto odias no puedes cambiarlo, intenta sacarle partido, por ejemplo si no te gusta tu cuerpo porque eres muy bajita, mírale el lado positivo, ya que la ropa te quedará mejor, encontrarás vestuario más fácilmente, etc., siempre esas cosas que para ti son malas traen beneficios que no has querido ver por estar criticándote, así que ponte en la tarea de buscar lo bueno de lo que tu ves malo.

5. Jamás te guíes por lo que ves o dicen los demás, puede que para ti sea algo hermoso pero cuando escuchas a alguien que lo critica, comienzas a verlo feo y terminarás detestando eso que tanto te gustaba. Recuerda que lo que pienses de ti es lo que reflejas a los demás, define tus propios criterios de lo que es bello y que no, arréglate para ti y no para los demás. Si ves una revista con súper modelos intenta no compararte con ellas, realmente para mi no son modelos a seguir en cuanto a belleza se trata, o es que acaso tener la ropa colgada como en un gancho es muy lindo?, pues para mi no lo es, prefiero mis curvas, mis gorditos y mi cara llena de pecas, a ser una muñeca de porcelana que si me tocan me rompo.

6. Gastamos mucha energía y recursos buscando lo que para nosotras es perfecto, y de tanto hacerlo, estresamos nuestra belleza auténtica. La fuente de tu belleza se encuentra dentro de ti, en ese espacio sagrado donde el cuerpo vive en armonía con el alma. Nutre ese espacio con amor, cariño, arte, naturaleza, relajación y alegría. La belleza está muy lejos de las prendas que le coloques, de las joyas, de la piel o de las formas, y, se ha ido convirtiendo en un templo quirúrgico, donde la única forma de encontrar la felicidad o aumentar el autoestima es colocándole implantes, sacándole grasa, o aumentando su tamaño. Desafortunadamente la autoestima se está vendiendo y ofertando en siliconas, liposucciones, siendo uno de los mejores negocios para muchos y para otros la búsqueda de la felicidad que es completamente falso porque al hacerlo una ves, encontrarán más cosas y jamás se sentirán cómodas tal y cómo son.

7. Programa tu cerebro ya que la mente tiene un gran poder en lo que somos y hacemos, por ejemplo si te levantas en la mañana y lo único que haces es mirarte al espejo y decirte “ohh que fea amanecí hoy”, “que pecas tan feas tengo”, “me salió un grano terrible”, “que gorda estoy”, todo el día estarás desanimada, pero si por el contrario te levantas y piensas “que hermosa estoy”, “esas pecas son únicas y me hacen ver linda”, “soy una buena persona y me valoro tal y como soy, irradiarás seguridad y te sentirás mucho mejor contigo misma.

8. Comienza a valorar y sacarle partido a lo que más te gusta de tu cuerpo, puede que no te gusten muchas cosas de tu cuerpo, pero también estoy segura que hay cosas que te encantan de ti, así que párate frente al espejo y valora lo que más te gusta de ti, felicítate y regálate un abrazo todos los días y cuando llegue la inseguridad recuerda eso que te encanta. Recuerda que el objetivo es amar tu cuerpo con sus defectos y virtudes, pensando que eres un ser único con cosas hermosas y eso lo lograrás cuando de verdad te ames y te aceptes como eres.

9. No te sientas sola en esto, recuerda que todas pero todas las mujeres tenemos complejos por alguna parte de nuestro cuerpo, así que hasta las modelos que sueles seguir en las revistas o los medios también sufren de este tipo de inseguridades, pero lo importante es aceptar que con todo y eso somos hermosas, mujeres, líderes y eso es lo que en realidad nos debe hacernos sentir más orgullosas, que un simple cuerpo. Cuando estamos obsesionadas con algo se nos distorsiona la percepción de la realidad a tal punto que exageramos, o le damos al problema una dimensión enorme, que de verdad no tiene.

10. Aceptar tu cuerpo tal como es y sentirte bien con tus formas, requiere celebrar tu individualidad y finalmente hacer las paces con el reflejo que ves en el espejo. Descríbete de forma positiva y evita usar palabras negativas que destruyan tu amor propio. Reconoce que la belleza se acaba. Cultiva y alimenta las cosas duraderas, como tu mente, el amor, la amistad y los buenos momentos en tu vida.

También te invito a visitar los artículos Consejos para aumentar la confianza en si misma y Consejos para elevar la autoestima.

Mujer… tu cuerpo habla, tu cuerpo ama, tu cuerpo respira, obsérvalo, valóralo, no lo trates mal, no olvides jamás que tu cuerpo es una creación hermosa. Con mucho cariño como siempre Carito :)