Cómo reducir la papada naturalmente

¿Te molesta tener papada y deseas eliminarla? conoce los mejores trucos y tratamientos naturales para reducir la apariencia de la papada

La papada es un problema antiestético que afecta tanto a hombres como a mujeres en diferentes edades. Ocurre cuando hay una acumulación de grasas debajo del mentón, que puede estar formada por tejido adiposo o por piel que ha perdido su elasticidad, haciendo que luzca frágil y poco firme.

Una de las principales causas de la aparición de la papada desde una temprana edad, es el hecho de tener obesidad y sobrepeso. Si este es el caso, antes de iniciar con cualquier tratamiento para reducir la papada es muy importante iniciar una dieta saludable y otros buenos hábitos para perder peso.  Aunque la papada no afecta directamente la salud, si puede generar problemas de autoestima ya que su apariencia resulta muy desagradable. Por suerte, podemos poner en práctica ciertos hábitos y consejos que nos pueden ayudar a reducir la papada naturalmente y con resultados notables.

Consejos para prevenir y reducir la papada

Tener una buena postura: lo primero a tener en cuenta es mantener una buena postura al caminar. Es importante mantener la cabeza en posición neutral, ni muy adelante, ni muy atrás, ni muy arriba y tampoco muy abajo. Si debes trabajar frente a la computadora, recuerda mantener una postura derecha, procurando que los ojos estén siempre a la altura de la pantalla.

Cómo reducir la papada naturalmente1. Mantén bien hidratada: sabemos que nuestra piel necesita de una correcta hidratación, pero muchas veces nos olvidamos del cuello. Es muy importante aplicar en toda la zona del cuello y mentón una crema o loción hidratante.

2. Procura utilizar una almohada delgada: las almohadas altas contribuyen al estiramiento de la piel, de tal manera que pueden influir en la aparición de la papada. Se recomienda optar por utilizar una almohada lo más delgada posible.

3. Ejercita frecuentemente los músculos: un buen ejercicio para reafirmar la piel del rostro incluyendo la zona de la papada, es pronunciar abiertamente las vocales. Lo ideal es hacerlo frente al espejo y procurar exagerar mucho los gestos para tensar los músculos.

4. Masticar chicle: aunque a muchas les sorprenda, masticar chicle es un buen ejercicio para   reafirmar los músculos del rostro, cuello y reducir la papada. El truco está en masticar una buena cantidad y hacerlo de forma exagerada.

Ejercicios especiales para reducir la papada

Además de los sencillos ejercicios que te dimos en los consejos anteriores, también hay otros ejercicios de gimnasia facial que trabajan especialmente par a reducir la papada.

  • En primer lugar te debes sentar con la espalda bien derecha, tomar el cuello con ambas manos y elevar la barbilla llevando la cabeza hacia atrás. La punta de tu lengua debe quedar contra el cielo del paladar y debes repetir el ejercicio de 10 a 12 veces.
  • Después debes girar la cabeza hacia la derecha con la lengua en la misma posición anterior y repitiendo en ambos lados de 10 a 12 veces.
  • Finalmente, cierra la boca, junta tus mandíbulas sin apretar y haz círculos en el sentido de las agujas del reloj, haciendo 12 repeticiones.

Si deseas reducir la papada de manera eficaz, te invitamos a visitar nuestro artículo Ejercicios para eliminar la papada.

Tratamientos caseros para reducir la papada

Para complementar toda tu rutina para reducir la papada, puedes tener en cuenta estos dos remedios caseros que se han mostrado bastante efectivos para cumplir este objetivo.

  • Melón: este fruto tiene propiedades que evitan la acumulación de grasa, al mismo tiempo que mejora el tono de la piel.  Es ideal para reducir la papada, pero también funciona para combatir la flacidez de brazos y piernas. Prepara zumo de melón sin agua y posteriormente aplícalo en la zona afectada dejando actuar 20 minutos.
  • Manzana: al igual que en el caso anterior, este tratamiento es ideal para estimular la eliminación de grasa localizada y tonificar la piel. Prepara una pasta de manzana y aplícala sobre la zona de la papada dejando actuar 20 minutos.

Imagen: athena.