Cómo reducir el estrés

El estrés es un problema que aqueja casi a todas las personas en el día a día, vivimos tan llenos de compromisos, tareas, responsabilidades, que nos llenamos de preocupaciones, inquietudes, etc. En muchas de estas ocasiones sufrimos de insomnio, no comemos bien, andamos sensibles, cualquier cosa nos hace explotar, pero si deseas reducir el estrés con estos sencillos consejos lo conseguirás, aunque no lo eliminarás de la noche a la mañana si estarás dando un gran paso.

Consejos para reducir el estrés 

1. Lo primero que debes hacer es identificar que es lo que causa el estrés, durante el día intenta tomar nota de todo aquello que causó ese estrés y cuales son las cosas que te hacen sentir más tranquila, sensible, irritada, etc. Luego de hacer esta lista intenta descubrir cuales de estas cosas puedes dejar de hacer durante el día para así disminuir el estrés un poco.

2. No todos los compromisos que tienes en el día son necesarios, trata de evitar ese tipo de tareas y deshazte de ellas para que no te compliques tanto la vida. Por ejemplo puede que mañana no sea imprescindible levantarte temprano a hacer el desayuno y el almuerzo de tu familia o arreglar la casa, entonces deja esas tareas e intenta descansar más tiempo.

cómo reducir el estrés
© Sergey Nivens – Fotolia.com

3. No dejes todo para hacerlo en un solo día, muchas personas hacemos esto y por esta razón el estrés nos consume. Intenta encontrar la manera de hacer las cosas paulatinamente y sin afanes, de esta manera evitarás un estrés innecesario.

4. Organiza mejor tu tiempo, aunque seas muy estricta o cuadriculada esto también causará estrés porque sentirás que el tiempo no te alcanzará para hacerlo todo en un solo día, también sentirás que las personas que te rodean no te dan el 100% que necesitas y terminarás ofuscándote por tonterías. Pero si eres desorganizada pues más estrés se puede generar, por ejemplo si ves tu casa desorganizada pues sentirás unas ganas enormes de salir corriendo y gritar, por esta razón es importante comenzar a organizar tu vida, comenzando por lo más sencillo y luego las tareas más importantes.

5. Medita o reflexiona durante un rato cada día. Tan solo unos 20 minutos de reflexión en calma puede aliviar el estrés crónico, así como aumentar tu tolerancia a él. Usa este tiempo para escuchar música, relájate y trata de pensar en cosas agradables.

6. Haz las cosas de una en una, si te sientes sobrecargada debido que tienes que hacer demasiadas tareas, el mejor modo de afrontarlo consiste en establecer prioridades, hacer una lista con todas las tareas y comenzar por la más importante, centrándote exclusivamente en la tarea que estés realizando en cada momento. Una vez que termines una tarea, empieza con la siguiente.

7. No pretendas controlarlo todo ya que aunque desees cumplir con todo durante un solo día, a veces esto no es posible. Aunque lo quieras no es posible que una sola persona se haga cargo de todo al mismo tiempo y abarcar todo lo que se necesita. Permite que alguien te ayude así no lo haga de la manera y rapidez que tu lo harías, simplemente deja de las cosas fluyan sin presiones.

8. No intentes convertirte en un pulpo con ocho brazos y en los cuales puede hacer de todo. Es mejor hacer las cosas despacio, con calma, pensando bien todo, etc., de esta manera cumplirás con todo lo que te propones y estarás llevando las cosas a la medida de tus posibilidades sin sobrecargarte.

9. Evita rodearte de personas conflictivas, las personas complicadas pueden estresarte, considera alejarlos de tu vida o en esos momentos de tensión en los que sientes que vas a explotar con cualquier cosa.

10. Trata de no tener la agenda llena de ocupaciones, date un tiempo solo para ti, aprende a tener un tiempo libre, respirar un poco de tantas tareas. Por ejemplo intenta que en tu agenda haya horas en las que no recibes llamadas, visitas, etc., y dedica esos minutos para tranquilizarte un poco.

11.  Trata de ir más despacio, las prisas no te ayudan a disminuir la tensión y el estrés, intenta hacer las cosas con tranquilidad, disfruta de tu comida, del camino hacia la casa, de la naturaleza, de todo eso que hace mucho que no veías y te lo estás perdiendo.

12. Aprende a escuchar a los demás, muchas personas que sufren de estrés es porque tiene problemas en sus relaciones con los demás. Intenta escuchar opiniones, deseos, puntos de vista de los que te rodean y adopta una actitud de negociante, que cede en ocasiones, se llega a acuerdos que satisfagan las dos partes.

13. Se flexible, no todas las personas hacen las cosas como tú o las entienden de la misma forma, por esta razón es importante que hagas un llamado a la paciencia, se mucho más adaptable a las situaciones tal cual lleguen y así te liberarás.

14. Haz ejercicio, este es un método muy recomendado para disminuir el estrés y realmente funciona. Luego de hacer ejercicio sentirás que te liberaste de un gran peso, te otorga un tiempo para ti sola, pero sobretodo te relajarás.

15. Consume alimentos sanos, es importante que te alimentes bien y de manera sana para prevenir el estrés.

16. Crea un ambiente relajante, especialmente en los sitios donde más tiempo te encuentras, limpia, simplifica y decora todo para sentirte más relajada. Lo que te rodea y lo que ves con tus ojos te afecta, por ello es bueno cambiar nuestro lugar de trabajo escritorio, cocina, etc. para que sea más agradable a la vista y te sientas más relajada. Coloca música relajante y las esencias también te ayudarán.

Sobre este post