Cómo proteger al bebé de los peligros caseros

Nuestro bebé, es una de las personas más importantes del hogar por eso todo cuidado que le demos, será poco para que esté bien y protegido. El hogar es uno de los lugares más seguros y en el que podemos estar siendo nosotros mismos, sin embargo, cuando se trata de un niño pequeño que apenas sabe manejarse resulta mucho más complicado y en ocasiones, ninguna parte en la que se encuentre puede ser segura.

Consejos para proteger a tu bebé en el hogar

Los muebles, las paredes, la ropa; en realidad cualquier cosa puede ser sumamente peligrosa para nuestro pequeño así que es importante que conozcamos todos los puntos con los que el bebé puede tropezarse, caerse, etc.

Debemos tener muy en cuenta que en la casa no podemos dejar objetos punzantes o que puedan provocar un corte al bebé ya que esto puede resultar letal para él. Todo lo que sean cuchillos, navajas, punzones, etc, objetos que son de gran utilidad en nuestra casa pero que al alcance del bebé puede ser todo un peligro.

Cómo proteger al bebé de los peligros caserosNo todos los peligros para el bebé van a ser con objetos punzantes ya que algunos como las sillas o sitios en los que nuestro pequeño pueda sentarse también pueden provocar algún tipo de accidente.

Es importante no tener sillas altas en casa cuando tenemos un bebé o al menos que no esté cerca del mismo y si lo está, siempre que sea ante la visión de un adulto o una persona responsable.

Otros de los puntos de interés es precisamente la ropa con la que vestimos a nuestro bebé, es muy importante que la ropa sea amplia para que el bebé pueda sentirse libre y estar muy suelto dentro de ella. Eliminemos los trapos ajustados y que estén apretando a nuestro pequeño ya que esto no le beneficia en absoluto.

Existen otros muchos puntos con los que nuestro bebé puede estar en peligro en el hogar no obstante, estos son los que tienen mayor prioridad y para los que tenemos que estar más atentos.

Imagen: bisbiglio

Sobre este post