Cómo preparar una crema exfoliante de sal y aceite de coco

El exfoliante natural de aceite de coco y sal marina es un excelente producto alternativo para cuidar y renovar tu piel. Te compartimos la receta

El peeling o la exfoliación del cuerpo es un tratamiento estético que nos permite remover las células muertas y potenciar la renovación de la piel.

Existen muchos métodos profesionales para llevarlo a cabo, pero también hay soluciones caseras y naturales para aquellas que prefieren ahorrar dinero.

En el presente artículo queremos compartir una forma muy fácil de realizarlo, aprovechando las cualidades nutricionales de la sal marina y el aceite de coco.

Cómo preparar una crema exfoliante de sal y aceite de coco
© clownbusiness – Fotolia.com

Estos dos ingredientes tienen increíbles bondades para la piel y, a diferencia de los productos convencionales, no causan efectos secundarios.

¿Cuáles son las ventajas de este exfoliante natural?

El exfoliante natural de sal marina y aceite de coco es una receta saludable y fácil de elaborar, que no implica el uso de derivados del petróleo o sulfatos.

Ambos cuentan con propiedades antisépticas y limpiadoras que reducen la presencia de bacterias en la piel mientras le eliminan todo tipo de impurezas acumuladas.

Sus agentes humectantes combaten la sequedad y dan como resultado una dermis más suave, nutrida y sin alteraciones.  

Es primordial utilizar sal marina en lugar de sal de mesa, ya que esta no es refinada y conserva todos los minerales que benefician la piel.

A su vez, esta tiene propiedades relajantes que sirven para disminuir la tensión y mejorar la circulación.

Visita además: Cómo exfoliar el rostro con aceite de almendras y azúcar.

Por supuesto, sus agentes astringentes favorecen la reducción de toxinas y otras partículas que van deteriorando la piel.

Por otro lado nos encontramos con el aceite de coco, el cual debe ser de la calidad extra virgen. Este es uno de los mejores humectantes naturales y también actúa como antiarrugas gracias a su elevado aporte de antioxidantes.

Su ventaja frente a otros aceites es que no altera las grasas naturales de la piel, por lo que evita esa sensación oleosa y pegajosa.

Al aplicarlo se regula el pH natural de la piel, se evita la sequedad y se promueve la reducción de los granos de acné para un rostro más saludable.

¿Cómo preparar este exfoliante natural de sal y aceite de coco?

La crema exfoliante de sal y aceite de coco se utiliza entre dos y tres veces a la semana para mantener sus beneficios en la piel.

Prepárala en casa siguiendo estos sencillos pasos:

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de coco virgen extra
  • 1 taza de sal marina
  • 1 frasco de vidrio hermético

Lee también: Cómo exfoliar tus labios y hacerlos más bellos.

¿Cómo hacerlo?

  • Vierte el aceite de coco en una olla y ponlo al baño maría para que se derrita.
  • A continuación, agrega la sal marina y revuelve bien para que todo quede bien integrado.
  • Introduce la crema en un frasco de vidrio y déjala solidificar.
  • Puedes almacenar el producto en el refrigerador o a temperatura ambiente.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una buena cantidad del exfoliante y frótalo sobre todas las áreas del cuerpo que deseas tratar.
  • Realiza suaves masajes circulares, en especial sobre las piernas y las zonas donde hay celulitis.
  • Déjalo actuar un par de minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Al principio sentirás un poco el aceite, pero tras secarte bien se quitará esa sensación.

Incorpora esta crema exfoliante natural en tu rutina de belleza y empieza a reducir el uso de esos productos químicos costosos.

Visita también: Usos cosméticos del bicarbonato de sodio.

Notarás que por muy poco podrás mantener tu piel joven, libre de células muertas e imperfecciones.

Sobre este post